Distantes entre sí

Foto: Internet
Opinionez lunes, 26 julio, 2021 12:15 PM

El asunto del Centro de Gobierno no lo hemos olvidado. Amables lectores, relacionados con los OSC, se inconforman por no haber dado seguimiento al descabellado regalo que el gobernador de Baja California entregó a la UABC.

Con franqueza y el respeto que pudieran merecer los legisladores federales, pues en su cancha está el balón, el sepulcral silencio que guardaron ante las protestas de ciudadanos tijuanenses y trabajadores (afiliados al Sindicato de Burócratas) del despojo del señor gobernador, es más que decepcionante.

Tenían la obligación de atender esta acción, que complicaba la vida de cientos de ciudadanos que realizaban trámites para cumplir obligaciones fiscales. Según la información oficial, ese edificio fue construido (1972) en terreno federal, por la ya desaparecida empresa Dorian´s, para ponerse al corriente en algunos impuestos. En esa transacción, el Gobierno Federal determinó que el edificio fuera entregado -exclusivamente para que lo utilizara como oficinas- al Gobierno Estatal.

Por desgracia, el rector y los integrantes del Consejo de la UABC han dejado correr la injusta idea de que se trata de perjudicar a esa respetable y muy querida Universidad. Nada de eso. Si con alguna institución educativa, la ciudadanía tijuanense se ha mostrado generosa, es justamente con ella. Le ha entregado terrenos suficientes para el campus y fuera de él. Podrían construir un edificio, para no perjudicar los derechos ganados por casi 40 años.

Trasladar las oficinas concentradas en un edificio de fácil acceso, para distribuir en 3 o 4 lugares distantes entre sí, es uno más de los despropósitos de este gobernador. El funcionario no lo sabe, porque seguramente no ha tenido la necesidad de realizar trámites antes de que incursionara en la política. Y ahora, menos… Cómo va a comprender al simple contribuyente, quien debe subir al transporte público para trasladarse a un edificio que está en medio de la nada, sin señalamientos, sin nomenclatura.

En campaña, varios candidatos aseguraron comprender el problema, y que de obtener el triunfo, revertirían esa descabellada donación. Pueden, como luchadores sociales reconocidos (y algunos como magníficos abogados), ayudar con sus conocimientos a esa lucha por reintegrar a Tijuana el edificio que tanta falta hace. Parece de locos, pero en algunos casos un simple trámite exige traslado a 2 o 3 oficinas, separadas varios kilómetros entre sí.

Y con otra: meter a docenas de estudiantes a un sitio cultural que incluso dispone de un foro, que en los buenos tiempos reúne a cientos de espectadores, será complicadísimo. El gobernador tiene pretensiones fuera de la realidad. Dice que el proyecto es crear un Centro de Gobierno Metropolitano que “podría” ser aprovechado por todos los municipios del estado.

Sr. Gobernador, créalo: no cualquiera puede viajar en el helicóptero de la Fiscalía que usted ya ha adoptado como su vehículo personal. Diga: ¿cuántas veces ha llegado en automóvil al nuevo edificio?

Nota 1. El Ing. Héctor Javier Willys inició en el XXIII Ayuntamiento como director de DESOM; a pesar de sus buenos resultados, tuvo que irse. Ahora regresa en la recta final, seguro recuperará el tiempo que perdieron sus sucesores.

Nota 2. Insistimos, la delincuencia aumenta ante la impunidad.

Nota 3. México está urgido de autoridades valientes. La delincuencia ya les tomó la medida. Gobernar, tratar de convencer con la lengua, es un error que estamos pagando los mexicanos.

 

Luz Elena Picos es directora de Red Social de Tijuana. 

Correo electrónico: redsocialtijuana@hotmail.com www.lagacetaredsocial.org

Comentarios

Tipo de Cambio