De la gira por BC: frontera con EU “se puede abrir”, AMLO; persistirán restricciones: Ebrard

Foto: Jorge Dueñes.- Afirmó que la frontera con California “se puede abrir” para los cruces no esenciales.
Ezenario lunes, 5 julio, 2021 12:00 PM

En su última gira por la entidad, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que la frontera con California “se puede abrir” para los cruces no esenciales, en razón de que en Baja California ya concluyó la campaña de vacunación contra el coronavirus COVID-19.

Sostuvo que todas las personas mayores de 18 años asentadas en el estado cuentan al menos con una dosis del antígeno. Aprovechó la gira de fin de semana por Baja California, para agradecer a los Estados Unidos la donación de un millón 350 mil vacunas y celebró que en tan solo ocho días se hayan aplicado un millón 200 mil, como parte de la última fase de la estrategia para inocular a la población bajacaliforniana.

Desde el primer día de la gira, el 25 de junio, el primer mandatario celebró en Mexicali que BC haya sido el primer estado de la República Mexicana “que tiene la vacunación completa”; esto a pesar que se reporta oficialmente que el 65.2 por ciento de la población adulta está vacunada, restando de ese sector, unos 400 mil por inocular, más la población menor de edad, que se calcula en arriba de los 900 mil.

En la misma gira, pero en Tecate, López Obrador informó haber dado indicaciones al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, de hablar con el gobernador de California, Gavin Newsom, sobre la posibilidad de reabrir en su totalidad las garitas, cuyo cierre para los viajes turísticos procedió a partir del 21 de marzo de 2020.

Para el domingo 27, último día de su recorrido por BC, el primer mandatario aseguró que México ya estaba en negociaciones con el vecino país, en un afán de levantar las restricciones por la propagación del coronavirus.

“Ya estamos haciendo gestiones con el gobierno estadounidense, con el gobernador de California, con autoridades de San Diego”, manifestó en Rosarito.

En contraparte, Ebrard Casaubón sugirió el martes 29 que la restricción a viajes no esenciales probablemente se mantenga por tiempo indefinido. Aseveró que “lo que México está planteando es que conforme avanza la vacunación en ambos lados de la frontera, el criterio para determinar qué restricciones y actividades vas a considerar esenciales y cuáles no vaya cambiando”.

El canciller mexicano recordó que “todos los 21 de mes son los plazos establecidos por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza y el Departamento de Seguridad Nacional en Estados Unidos (para determinar si se abre en su totalidad la frontera)”. Admitió que, sin embargo, él “no esperaría que el 21 de julio nos digan ‘ya no hay restricciones’”.

Indicó no ver factible que de un día para otro esas limitaciones quedaran sin efecto. De acuerdo con Ebrard Casaubón, México mantiene comunicación con Estados Unidos en el tema de la pandemia cada semana.

Se tendrá que analizar “ciudad por ciudad, caso por caso” en el ánimo de que “las actividades consideradas no esenciales, pues se vayan reduciendo en número, y por lo tanto tengamos una situación más próxima a la normalidad”, en aras de ir reanudando los viajes no esenciales a la Unión Americana, dijo luego de haber participado en la Reunión (presencial) de Cancilleres del G20, celebrada en Matera, Italia.

En el resto de la gira del Presidente por Baja California, en estudiantes de la escuela de Medicina que viajan desde el Valle de San Quintín hasta Ensenada, reclamaron a López Obrador y al gobernador Jaime Bonilla Valdez, que para ellos no hay un solo apoyo económico.

Esto sucedió durante la inauguración de una de las etapas de la clínica 69 del Imss, los alumnos colocaron en las vallas mensajes de reclamo: “En México los futuros médicos necesitamos su apoyo”.

“El país está en calma, hay gobernabilidad, tranquilidad”, dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador al inaugurar el cuartel de la Guardia Nacional en Ensenada; esa misma noche un hombre fue asesinado en Playa Hermosa, zona turística del puerto, cuando viajaba a bordo de un vehículo.

López Obrador no hizo ningún anuncio o promesa importante para el municipio de Ensenada, aunque sí recibió diversas peticiones del alcalde Armando Ayala, entre ellas remodelar el llamado “tramo de la muerte”, construir un nuevo hospital del Imss y un estadio de béisbol.

En Tijuana, el Presidente no recibió muchas peticiones, como tampoco arengas a favor o manifestaciones. Lo que sí, realizó cuatro promesas: regulación de autos chocolate, agua para Rosarito, pago a maestros y atención a los damnificados por el deslizamiento en la Sánchez Taboada. Y a pesar de estar en una de las demarcaciones con mayor índice de violencia, ni el presidente, ni el gobernador, ni el fiscal general del Estado, abordaron el tema de la inseguridad… Ni una promesa sobre la seguridad.

Comentarios

Tipo de Cambio