Supera Tijuana mil ejecutados

Edición Impresa lunes, 28 junio, 2021 1:49 PM

Con más de mil muertes violentas en seis meses, Tijuana se mantiene en los primeros lugares de inseguridad homicida del país y duplicó el número de mujeres asesinadas: más 70 en el transcurso del año. Mientras los narcomenudistas matan y se autoproclaman dueños de las calles de Tijuana, Ejército da a conocer once objetivos de búsqueda criminal y autoridades locales identifican a los más buscados en la Zona Este de Tijuana

Cumplidos los primeros seis meses de 2021, Tijuana registra más mujeres asesinadas, más cuerpos incinerados, una estadística que supera las mil ejecuciones y homicidas nuevos en busca de notoriedad.

Responsables detenidos Sábado 19: matan a taqueros en la Zona Norte

Están catalogados como “criminales menores” impunes, quienes creen que las calles tijuanenses que llenan de sangre son de su propiedad. Como ejemplo, los siguientes mensajes fueron localizados a un lado de cadáveres o restos humanos:

– “El Emper ya tiene dueño alinience o así van a quedar Atte el 57 C.D.S”. 

– “Esto le va a pasar a todos los que sigan apoyando al 20 ya saben quién manda atte: el 50 y el 30 la Sánchez ya tiene dueño”.

– “Así van a quedar todos los fleteros que no se alinien y todos los marcias del 20 y el CAF Atte Cabo ‘27’ y el Cabo ‘13’ C.D.S. 

Jesús Cortez, padre de 65 años y su hijo César Cristóbal, de 25, vendían tacos en la Zona Norte de Tijuana la tarde del 19 de junio, cuando los veinteañeros Edwin Ramsés Delgado López y Jaime Ricardo Silva Moreno -positivo a prueba de Rodizonato de Sodio- los mataron a balazos porque se negaron o no pudieron “pagar piso”.

La siguiente noche, en la misma zona, operadores criminales del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) dejaron una cartulina en vía pública a un costado de una cabeza de cerdo, responsabilizando a los principales operadores criminales del Cártel de Sinaloa, quienes mantienen el control delictivo en la Zona Centro: Francisco Javier Rabadán Gudiño “El Aguacate” e Iván Peralta Peña “El Turbo”, ambos buscados como homicidas desde 2017.

La tarde del 16 de junio, Joan Carlos Téllez Espino, de 34 años, fue detenido y procesado luego que varios conductores que circulaban por Zona Río lo denunciaron porque apedreaba a una mujer tirada en el piso; cuando los uniformados llegaron, ya la había matado.

Poco antes de la media noche del 10 de junio, sobre la calle San Juan Bosco del fraccionamiento Lomas de San Martín, dos hombres dejaron un pedazo de tela color blanco con mensaje de amenaza -narcomanta- y encima una bolsa de mandado color rosa que contenía una cabeza humana.  Al ser sorprendidos por elementos de la Policía Municipal gritaron: “¡Ya valió verg…! ¡Llegó la placa, dale, dale!” y, tras un abreve persecución, fue detenido Paul Alberto Castelán Hernández, procesado por inhumación y exhumación de cadáveres, al no poder imputarle la muerte del desconocido; su cómplice escapó.

 

LAS MIL CARAS DE LA MUERTE

Estos son apenas tres casos, de los pocos en los cuales los delincuentes son capturados en flagrancia, una tercia entre decenas de cadáveres. Como ejemplo, los 48 asesinatos registrados solo en la semana del 17 al 23 de junio, que suben a 60 si se contabilizan las cabezas, torsos, manos y pies localizados en diferentes escenas del crimen.

Por cuarto año consecutivo, Tijuana suma más de mil asesinatos apenas a mitad del año, con los homicidios “contenidos”, se mantiene como el municipio más violento del país. Y el segundo en inseguridad homicida en el mundo, de acuerdo con el informe del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal del Estado.

Respecto a la mejoría presumida en la mañanera del 21 de junio por Rosa Icela Rodríguez Velázquez, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) del Gobierno de México, los 21 meses de la presente administración reflejan una disminución del 9% de la incidencia homicida, al comparar las mil 111 muertes del primer semestre de 2019, contra los mil 011 decesos de 2020.

Pero la historia ha sido distinta en el año en curso, porque apenas lograron lo que las autoridades llaman “contención”, porque los mil 011 asesinatos de 2020 están muy cerca, apenas medio punto porcentual de los mil 004 que se contaron hasta la mañana del 24 de junio de 2021, mes que aún no termina.

A pesar de que existen más de mil carpetas por el hallazgo de restos humanos mortales en la ciudad, la estadística oficial de la Fiscalía General del Estado informa solo de 989 víctimas por dos razones: porque siempre cuadran las cifras oficiales hasta la primera semana del mes siguiente al reclasificar homicidios culposos; y porque en fechas recientes están contabilizando los hallazgos de restos humanos, cabezas, torsos y extremidades de manera independiente.

“Los homicidas a veces distribuyen los restos de una persona hasta en cuatro o más escenas del crimen, y mientras se determinaba si los restos pertenecían a una o más personas, se contaban por separado”, y numéricamente no les pereció justo.

ZETA ha podido corroborar que en algunas ocasiones ni siquiera los incluyen en los reportes públicos.

MÁS VÍCTIMAS FEMENINAS

El 21 de junio, una mujer semidesnuda fue acribillada en el interior de una camioneta Astro color blanco con puerta verde. Era pareja del guardia del yonke El Grande 2, ubicado en la colonia Tejamen, quien también fue asesinado por dos encapuchados vestidos de negro, en el mismo operativo criminal. El día 19, otra fémina fue asesinada junto a un hombre en la calle Volcanes del fraccionamiento Urbi Villa del Prado.

Previamente, al mediodía del viernes 18, mataron a balazos a una víctima femenina que caminaba sobre la calle Paseo Reforma y Artículo 27 de la colonia Esperanza. Más tarde, otra treintañera fue encontrada asesinada a puñaladas en la habitación número 308 del Hotel Villas de Santiago en la calle Antigua Internacional, esquina Lomas de la Misión.

La madrugada del sábado 19 de junio encontraron el cuerpo desnudo y semi-calcinado de una mujer sobre el Libramiento Sur y Calle Segunda, Fraccionamiento Soler.

Sumadas a la joven asesinada a pedradas, acumularon seis muertas en un lapso de siete días.

Conforme a las estadísticas, pese a que los homicidios se han contenido, la cifra de mujeres asesinadas se ha duplicado en la práctica.

Conforme a las cifras revisadas al interior de la Mesa de Coordinación para la Paz y Seguridad de Tijuana, entre enero y mayo de 2020, 46 mujeres fueron asesinadas en las calles; en el mismo periodo, 73 víctimas femeninas de muerte violenta han sido registradas en diversas escenas.  De ese total, catalogaron como feminicidios solo cinco en cada año.

Mientras en las estadísticas oficiales de los últimos 21 meses, la cantidad de mujeres asesinadas se duplicó. El número de señoras detenidas en flagrancia delictiva aumentó en menor proporción un 7%, la mayoría por narcomenudeo. El segundo delito que más cometen es posesión de vehículo robado.

 

GENERADORES DE VIOLENCIA

El pleito a balazos por controlar territorios para la venta de droga al menudeo está en todas las colonias de Tijuana, como lo demuestran las más de mil víctimas, pero en fechas recientes se ha concentrado en las zonas Norte y Este, donde los locales también se enfrentan a células criminales de Tecate; y la delegación Sánchez Taboada, primer y principal bastión criminal del CJNG en Tijuana.

Desde 2015, con la llegada de Nueva Generación a Tijuana y el reclutamiento de los operadores criminales que antes delinquían para el Cártel de Sinaloa, la delegación Sánchez Taboada se convirtió en una de las zonas más violentas de la ciudad, siempre ubicada en los primeros tres lugares de homicidios entre las once zonas en que está dividida la ciudad para su vigilancia policiaca.

Aunque el área registró una reducción de ocho a tres muertos diarios durante la Semana Nacional de la Paz y Seguridad encabezada por el Ejército Mexicano, con participación de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación, Policía Municipal y Guardia Nacional, los números siguen altos.

En ese contexto, el General Saúl Luna Jaimes, Comandante de la II Zona Militar, reactivó el programa de denuncia Nosotros Sí Vamos, aplicado por el ejército en 2008 para atender los llamados de auxilio de los ciudadanos. Habilitaron los teléfonos 664-685-0297 y 664-636-6897, además del correo electrónico denuncia.2zm@sedena.gob.mx, adicionales al 911 y 089 para recibir denuncias.

Para dejar claro que van por los criminales, como parte de la jornada realizada el sábado 12 de junio en la misma zona, el General Luna ordenó colocar las fotos en una pizarra, exhibiendo a los criminales más buscados de esa demarcación.

Informaron a la comunidad que tienen órdenes de aprehensión y pidieron apoyo para encontrarlos. Se trata de:

Objetivos estatales

Rodolfo López Arellano “Cabo 30”

Cristian Jonatan López Sancen “Cabo 64”

Saúl armando Gaona Guarneros

René Mauricio Salazar Merlos

Alfredo Heynez Alonso

Objetivos federales

Luis Alberto Moreno Fierro

Guillermo Bañuelos Morales

Leonardo Valentín Hernández Ortega

Juan Josué López Martínez

Norberto Antonio Rodríguez Velázquez

Fabián Castro Félix.

En la misma zona buscan a Edgar y José Antonio Pérez Villa, William Betancourt Heredia y Víctor González Ochoa.

En la lista de objetivos para captura de las autoridades integradas a la Mesa Estatal de Coordinación para la Paz y Seguridad, en la Zona Este-Floridos, Cañadas y Cerro de las Abejas, actualmente el mayor saldo homicida lo generan:

Luis Alberto García Meza “El Wicho” (Cártel Arellano Félix – “Los Chapitos”).

José Cristian Gómez Rosales “El Pitey” y/o “El Dramer” (CAF-“Chapitos”).

Jorge Luis de Arcos Rangel “La Sombra” (Cártel de Sinaloa).

En esa zona también se registró el homicidio de tres empelados agrícolas en el Rancho de Las Uvas el 27 de mayo, por el cual las autoridades investigan a Edwin Antonio Rubio López “El Max”, jefe criminal de “La Sombra”, ambos operadores de José Luis Mendoza Uriarte “El Güero Chompas”.

El homicidio de alto impacto más reciente atribuido a Luis de Arcos Rangel, es el del estudiante de la UABC, Juan Manuel Delgado Cárdenas, asesinado el 30 de abril, al ser confundido con su hermano, quien está ligado a la venta de drogas y al CJNG.

“¡Todos los que trabajen para ‘El Wicho’ morirán!” gritaron antes de empezar a disparar mientras decían que iban de parte de “La Sombra”.

En cuanto a Playas de Tijuana, en este momento la principal generadora de violencia de acuerdo a las autoridades es una mujer: Berta Alicia López Gómez “La Licha”, quien tiene registradas siete capturas por delitos contra la salud: dos en 2005, una en 2007, otra en 2016 y dos en 2017.

Según reportes oficiales, delinque bajo las órdenes de Isaac Alhuiu Cabera “El Puma”, identificado como parte del grupo de sicarios conocidos como “Los Erres”.

Alicia López es madre de Ángel Felipe, el adolescente de 15 años detenido el 29 de mayo, en compañía de dos hombres, tras presuntamente allanar un domicilio en la calle Costa Gran Ciaman del fraccionamiento Costa Coronado, y abandonar una mochila con nueve armas de fuego, nueve cargadores y tres teléfonos celulares.

Adicionalmente, como operadores de Alfredo Heynez Alonso, servidor de René Arzate, de Cártel de Sinaloa, las corporaciones locales rastrean a Martín Villafaña, Luis Ángel Ibarra Rivera, Roberto Rivera, Evaristo García y José Vázquez Parada.

Cabe recordar que Heynez Alonso ha sido detenido en 2007 por potación de armas; en 2011 por homicidio calificado en grado de tentativa; en febrero de 2017 fue sospechoso de homicidio y en marzo de 2018 lo procesaron por posesión de un rifle de asalto. En cada ocasión recuperó su libertad sin consecuencias.

Otros que están siendo investigados por las autoridades con la finalidad de detenerlos antes de que escalen en el organigrama criminal, son los vendedores de droga que se han anunciado a través de narcomantas, identificados hasta ahora solo como “Cabo 96”, “Cabo 100”, “Cabo 23”, “Cabo 13” y “Cabo 27”, del CJNG; del Cártel de Sinaloa, “El 57” y “El 45”; y aún sin buscar, “Los Lara”, Julián Oceguera, Arturo Núñez y Alejandra Padilla.

 

MÁS NÚMEROS

De entre 234 ciudades con más de 100 mil habitantes en México, el más reciente estudio del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal destaca que la violencia invadió el 80% del territorio bajacaliforniano.

Tecate está en cuarto lugar nacional en homicidios, con 62.89 por cada 100 mil habitantes; Playas de Rosarito en séptimo lugar, con 55.05 por cada 100 mil habitantes; Tijuana en noveno, con 52.61 homicidios por cada 100 mil habitantes; y Ensenada en decimotercer sitio, con una tasa de homicidios de 42.14 por cada 100 mil habitantes.

Con los asesinatos “contenidos” en cifras por encima de las mil víctimas, en números totales, en Baja California el problema se ha agravado más en Tecate y Ensenada, al comparar los homicidios del año pasado con el actual: Ensenada pasó de 107 a 195 ejecuciones durante los primeros seis meses, lo que resulta en un incremento del 82%; mientras Tecate subió de 44 a 163, esto es, un alza del 270%.

Comentarios

Tipo de Cambio