Derrotados y vencedores incumplen con retiro de propaganda

Foto: César René Blanco Villalón-Fuera del periodo legal / Foto: Eduardo Andrade.- Favorecida en las urnas, aún con proyección
Zoom Político lunes, 21 junio, 2021 12:00 PM

A siete días de haberse celebrado la elección del 6 de junio, partidos opositores y oficialistas incumplieron con el retiro total de la propaganda empleada para promover sus candidaturas en Tijuana.

Los rostros de distintos abanderados (para la gubernatura, presidencia municipal y diputaciones), acompañados de los emblemas de sus respectivas plataformas partidistas, se pudieron ver afianzados a cercos u otras superficies en la vía pública, fuera del periodo legal correspondiente.

En esa falta incurrieron los partidos Acción Nacional, Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática (en su vertiente de fuerzas opositoras aliadas), Redes Sociales Progresistas; e igualmente Morena, Partido del Trabajo y el Verde Ecologista de México (en el plano de la coalición que suscribieron).

En su Artículo 210, fracción segunda, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales establece: “En el caso de la propaganda colocada en vía pública deberá retirarse en los siete días posteriores a la conclusión de la jornada electoral”.

La misma normatividad marca que la omisión en el retiro o fin de distribución de material propagandístico es motivo de sanción.

Aun así, para el lunes 14 de junio (ocho días después de los comicios) aún había propaganda de las abanderadas de las coaliciones PAN-PRI-PRD y de Morena-PT-PVEM a la gubernatura, María Guadalupe Jones Garay y Marina del Pilar Ávila Olmeda: un cartel de la Miss Universo 1991 (“Lupita Gobernadora…”), sujeto a un cerco de alambre al fondo de la Privada Monza, y otro de la alcaldesa de Mexicali con licencia (“Vota el 6 de junio…”) adherido a un poste sobre la calle Sorrentinos, ambos en Santa Fe Quinta Sección.

En conjunto con la de Jones Garay, figuraba propaganda de los abanderados de la alianza opositora para los cargos de alcalde, diputado local y federal (por los distritos 11 y 6), respectivamente: Jorge Ramos, Abril Chagoya y Jackie Nava. En el mismo cerco, había no pocos carteles del partido en el poder, todos en el mismo formato y provistos de la leyenda “Vota todo morena…”.

Contiguo al póster de Marina del Pilar, en el mismo poste, resaltaban tres de Carlos Marroquín, quien contendió para diputado local por el 11 Distrito al amparo de Redes Sociales Progresistas (RSP), y en otro tramo de la calle Sorrentinos tampoco se cumplió con retirar un cartel de Montserrat Caballero Ramírez, quien de acuerdo con el Programa de Resultados Electorales Preliminares, obtuvo la presidencia municipal; en este caso se trató de material auspiciado por el PT en su calidad de fuerza política aliada de Morena y el PVEM.

La permanencia de los materiales alusivos a la coalición “Juntos Haremos Historia en Baja California” (Morena-PT-PVEM) dio constancia de que, contraviniendo al discurso del gobernador, Jaime Bonilla Valdez (en contra de la propaganda que no se retira a tiempo), los partidos oficialistas incumplieron con la Ley.

El 8 de junio, el político tijuanense implementó una encuesta en su cuenta de Facebook en aras de sondear si sus seguidores estaban de acuerdo con que impulsara una iniciativa para que ya no se permita pintar bardas ni utilizar lonas para efectos propagandísticos, en razón de que, a decir del mandatario estatal, una vez celebradas las elecciones, los institutos políticos “nunca quitan la publicidad”.

El 91% de los encuestados se pronunció por eliminar la propaganda de esa índole, que para el gobernante constituye “un dolido problema”. Sin embargo, ni Morena ni PT, como tampoco PVEM, parecen estar en sintonía con la postura anti-propaganda de Bonilla Valdez, dada la negligencia que mostraron ante la obligación de remover su material propagandístico.

Comentarios

Tipo de Cambio