No hay plazo que no se cumpla, ni fecha que no se llegue

Cartaz lunes, 10 mayo, 2021 12:10 PM

Con la publicación de la Ley General de Educación, el 28 de diciembre del 2020 en Baja California, se dio el segundo paso o fase para la federalización de la nómina magisterial.

La primera fase fue la publicación de la Ley General del Sistema para la carrera de las maestras y maestros, signada el 27 de septiembre del 2019, publicada en el Diario Oficial de la Federación.

Para aquellos defensores a ultranza de la 4T, deseo manifestarles que no estoy en contra de AMLO, pero al mismo tiempo quiero enfatizar que mi apoyo, mi pluma y mi poca o mucha capacidad intelectual están a favor de la lucha del magisterio estatal y nacional.

Michoacán es un claro ejemplo de lo que acontecerá en Baja California: bono de ajuste de calendario, bono del Día del Maestro y 40 días de aguinaldo.

Amarga experiencia tenemos con la aplicación de Ley de Issstecali del 2015. Nos provenían que se aplicaría y se nos afectaría económicamente… y no creímos. Hasta que sucedió.

Esto está a punto de repetirse otra vez, únicamente que ahora con la federalización de la nómina. Dicho en términos claros y sencillos: el Gobierno Federal pagará a los maestros para que ya no haya desvío de recursos en el estado.

Desafortunadamente, ni en la Ley de Educación Federal ni en la estatal queda explícito o dicho de manera clara y entendible que se respetarán categorías de Carrera Magisterial, sueldo, bonos y otras prestaciones de carácter estatal. Lo cual ha motivado que muchos maestros hayamos recurrido a distintos despachos de abogados, para intentar proteger nuestras prestaciones por medio de un amparo.

Lento, pero va avanzando la estrategia impulsada por López Obrador. Sus simpatizantes aseguran que no se trastocarán derechos adquiridos, pero si fuera así, por qué demonios los diputados del Congreso del Estado no terminaron con esta zozobra e incertidumbre en que vive el magisterio estatal (maestros activos, jubilados y pensionados).

La tercera etapa o fase será cuando se armonice la ley federal y estatal, teniendo por fuerza que especificar qué prestaciones reconocerá el Gobierno Federal y cuáles no.

De no haber afectaciones, cual ninguna, brincaremos de gusto…Y no lamentaremos el habernos amparado y pagado su costo.

Pero de haberlas, será esa la última oportunidad de que quienes no hayan hecho o realizado ninguna acción en ese sentido, la hagan. Tanto activos como jubilados, pues después será demasiado tarde. “Palo dado ni Dios lo quita”.

Así que estén pendientes de esa tercera fase o etapa… ya no habrá más avisos.

 

Atentamente,

Profr. Francisco Heredia Guzmán.

Tijuana, B.C. 

Correo: francisco_heredia_guzman@hotmail.com 

Comentarios

Tipo de Cambio