La mediación familiar intergeneracional

Foto: Internet/Trata todos los problemas que surgen en la familia
Opinionez lunes, 3 mayo, 2021 12:00 PM

Conzultoría Matrimonial y Familiar

 

 

 

Muchos prefirieran intentar resolverlo por la vía de un acuerdo antes que por la vía judicial, aunque la mayoría -por lo menos en nuestro país- se van ante un juez (y que les diga cómo resolverlo). Lo anterior se puede comprender porque, sobre todo los hombres se encuentran reacios a que un tercero desconocido (sobre todo profesional) les ayude a resolver su problema y llegar a un acuerdo. El clásico machismo de los mexicanos.

Pero no es lo único que trata la Mediación Familiar, aunque a la fecha es el tema que más se considera, mientras en otros países en que está más generalizada su intervención es en la mediación familiar intergeneracional, entendiéndose ésta como la que trata todos los problemas que surgen en la familia.

Principalmente media los conflictos que surgen entre padres con sus hijos menores y que han llegado a tal punto de ser permanentes, donde ven la necesidad de un tercero que pueda ayudar a reestablecer o facilitar el diálogo entre ellos, o al menos dar las herramientas necesarias a las partes relacionadas para tratar de reestablecerlo y conseguir vivir en armonía.

Ahora que en la actualidad hay padres y madres con hijos/as menores que están atravesando una situación de crisis en la convivencia cotidiana (ahora por la pandemia del coronavirus y el encierro obligatorio), tanto provocadas por la falta de comunicación en el hogar, o por el exceso de la misma a través de las redes sociales, principalmente donde se comunican más con los amigos que con los propios padres y no identifican los roles a los que están sujetos en el entorno familiar.

La Mediación Familiar Intergeneracional pone a disposición de las partes enfrentadas un ámbito neutral e imparcial donde la mera presencia ante un tercero (profesional) ajeno al conflicto, suele facilitar la exposición de las razones o circunstancias que han llevado a esa situación, principalmente a los hijos que se rebelan casi por todo, ya sea influenciados por las redes sociales o los amigos. Por eso es importante dejarles claro, especialmente a los menores, que sus argumentos van a ser oídos y tenidos en cuenta y que no se va a permitir comentarios despectivos o agresivos; que el diálogo y las argumentaciones se hagan con respeto hacia el otro, van a ser tratadas por igual. Sobre todo, cuando se encuentran en la fase de la adolescencia, que acudirían a las sesiones con el mayor de los recelos, imaginando que se dirige a una encerrona de adultos.

Demostrar que se puede restablecer el diálogo entre ellos es el objetivo principal de la mediación y llegar a acuerdos que, aunque pudiera parecer accesorio, es lo que indicará el auténtico éxito de la mediación. Por este motivo, un acuerdo parcial (si basta para reestablecer la comunicación en la familia) puede ser el éxito del mediador.

Otro de los detonantes que, en general, puede ayudar a los padres o tutores a recurrir a la mediación suelen ser los problemas escolares, ausentismo, fracaso escolar y otros problemas de conducta en el ámbito educativo; aunque durante las sesiones salgan a relucir otros que suceden en el ámbito doméstico que también atendería el recurso de la mediación, como pueden ser casos de rebeldía o desobediencia que van evolucionando hacia agresividad con la familia, y que en muchos casos están conectados con aquéllos.

Es por ello que los padres, al tener cualquier tipo de conflicto familiar, consideren recurrir a la Mediación, tanto si tiene problemas como pareja como con sus hijos. Tengan la seguridad de que sus problemas se resolverán y lo maravilloso es de que Uds. saldrían beneficiados.

Como siempre gracias a mis dos que tres lectores por sus comentarios y consultas al e-mail: bautista46@hotmail.com o al celular (664) 204-61-80.

 

El Licenciado Roberto Bautista es terapeuta de parejas con maestría en Educación.

Comentarios

Tipo de Cambio