“El Rey Zambada” es eliminado de ‘lista negra’ del Departamento del Tesoro de EU

BCS miércoles, 12 mayo, 2021 8:53 AM

Jesús Zambada García, alias “El Rey” -hermano de Ismael Zambada García, alias “El Mayo”-, fue eliminado, este miércoles 12 de mayo, de la “lista negra” de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

En la última actualización en la “lista del archivo de personas especialmente designadas -de acuerdo con la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros (Ley Kingpin)-, “El Rey Zambada”, de 57 años de edad, aparece en el apartado “los siguientes registros fueron removidos”.

“Se han realizado las siguientes eliminaciones en la lista SDN de la OFAC: ZAMBADA GARCIA, Jesús Reynaldo (también conocido como “EL REY ZAMBADA”); Fecha de nacimiento 13 de agosto de 1961; POB Culiacán, Sinaloa, México; nacionalidad México; ciudadano de México; CURP ZAGJ610813HSLMRS05 (México) (individual) [SDNTK]”, indicó el Gobierno estadounidense.

Con esta medida de la OFAC, las propiedades, intereses y transacciones de “El Rey Zambada”, que se encuentran en los Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses o en tránsito, ya no estarán designadas o bloqueadas por el Gobierno de EE.UU.

El 15 de febrero del 2020, la Oficina Federal de Prisiones (BOP, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, informó que el hermano de “El Mayo” -líder del Cártel de Sinaloa- ya no se encuentra en ninguna prisión federal estadounidense.

Según las autoridades de EE.UU., “El Rey” fue sub líder del Cártel de Sinaloa desde 1987 hasta su arresto en 2008. Además de testificar fue clave para que se iniciara la investigación por la cual se detuvo a Genaro García Luna, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de México, actualmente preso en Brooklyn, por supuestamente recibir al menos 8 millones de dólares del Cártel de Sinaloa.

“El Rey Zambada” testificó a mediados de noviembre del 2020, en el juicio que se llevó en la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, contra Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo”, a quien señaló como el verdadero cabecilla del Cártel de Sinaloa y socio de su hermano “El Mayo”.

Durante su testimonio, “El Rey Zambada” afirmó que él era el principal responsable de la organización delictiva en la Ciudad de México, donde almacenaba la cocaína proveniente de Colombia en un almacén.

Además, “El Rey” testificó y explicó cómo en una ocasión le ayudó a “El Chapo” a escapar de las autoridades mexicanas, y, también, cómo realizaban el tráfico de drogas desde el norte de Colombia, acotando que 100 por ciento de la cocaína que importaba el grupo criminal era destinada a EE.UU.

En su testimonio, Zambada García hizo alusión a cómo hacía descargas de cocaína en Estados Unidos y sobre su entrada al Cártel como encargado de la contabilidad hasta llegar a ser el líder de dicha organización criminal en la Ciudad de México.

Además, “El Rey Zambada” dijo que aún siendo el líder del Cártel de Sinaloa, “El Chapo” ordenó sobornar a altos mandos de la Policía y militares mexicanos, así como a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) -con 192 países miembros-, pagando sobornos en la Ciudad de México hasta por 300 mil dólares mensuales.

Días después, durante su testimonio, Zambada García afirmó que Guzmán Loera, asesinó en un cine de Culiacán, Sinaloa, en el 2004, a Rodolfo Carrillo Fuentes, porque el hermano de “El Señor de los Cielos” y de “El Viceroy” no le dio la mano.

Por otra parte, “El Rey Zambada” reveló un plan del Cártel de Sinaloa para asesinar en 2005 a José Luis Santiago Vasconcelos, ex subprocurador de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) y después subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la ahora extinta PGR, quien “lo único que hacía era que no cooperaba con nadie” del narcotráfico.

El hermano de “El Mayo” describió a Santiago Vasconcelos como “un alto mando de la PGR, policía al que todo el mundo tenía respeto y miedo porque no agarraba dinero […] de parte del narcotráfico […] Se me pidió formar parte de plan que ayudara a localizarlo y proporcionando seguridad a los pistoleros”.

“El Rey Zambada” contó que cumplió con su cometido y buscó “la manera de localizar” al alto funcionario federal, hasta que finalmente dio con su paradero, y una vez que supieron dónde estaba, preguntó a “El Mechudo”, el jefe de “sicarios” de su hermano, “El Mayo”, cómo iban a asesinarlo.

“No me pareció correcto lo que iban a hacer”, dijo Zambada García, por lo que afirmó al jurado en la Corte neoyirquina, que “se salió de la operación”. Además, de que Juan José Esparragoza Morena, alias “El Azul”, le dijo a “El Mayo” que el asesinato “Iba a ser un problema grave”, por lo que su hermano, tras escuchar las opiniones, le pidió que se olvidara del tema.

Tiempo después, “El Rey” recibió una llamada de Ignacio “Nacho” Coronel Villareal, otro de los líderes del Cártel sinaloense, para que le ayudara con unos pistoleros que le habían detenido en Ciudad de México, plaza que controlaba Zambada García.

“Hablé con el jefe operativo de la policía”, explicó “El Rey Zambada”, pero no pudo hacer nada a pesar de que lo tenía en la nómina del Cártel de Sinaloa. “Este es un asunto delicado […] esta gente iba a matar a Vasconcelos […] y uno de ellos ya está hablando”, le dijo el oficial.

“El Rey” también señaló a El Chapo” de ordenar el asesinato de Julio Beltrán Leyva, por haber desobedecido una orden de no hacer un envío de cocaína a Acapulco, Guerrero. Aunque el capo era protegido por la policía de Durango, un pistolero que participó en la operación contó a Zambada García “que lo habían acribillado a balazos, que le habían cortado la cabeza y que le había quedado colgando por un pedacito”.

Asimismo, “El Rey Zamabada” contó respecto al supuesto pago de 250 mil dólares en sobornos a un teniente coronel del Ejército mexicano, quien avisó que, en 2003, había un operativo inminente para detener a “El Chapo”.

Guzmán Loera, protegido por 30 a 40 pistoleros, usaba pistolas, rifles tipo AK-47 o “cuerno de chivo” y hasta bazucas, además de que no dudaba en matar cuando lo consideraba necesario para proteger los negocios del cartel o ampliar su poder, según lo aseguró “El Rey Zambada” en su testimonio.

Aunado a ello, el hermano de “El Mayo” declaró que entregó dos maletas con un total de entre seis y ocho millones de dólares en 2005 y 2006, a Genaro García Luna -exsecretario de Seguridad Pública de México durante el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa-, como parte de una serie de sobornos que le dio el Cártel de Sinaloa bajo el liderazgo de “El Chapo”.

Zambada García dijo al jurado que pagó a García Luna en un restaurante a cambio de protección para el Cártel. La primera vez, el ex funcionario federal era director de la Agencia Federal de Investigación (AFI) de la ahora extinta PGR. En el segundo pago, en 2006, ya era secretario de Seguridad Pública del Gobierno de Calderón Hinojosa.

El hermano de “El Mayo” fue detenido en octubre del 2008 y el entonces titular de la extinta Procuraduría General de la República (PGR), Eduardo Medina Mora Icaza, señaló que “El Rey Zambada” se ocupaba de la actividad criminal del Cártel de Sinaloa en el Valle de México.

Además, el entonces funcionario federal -y después ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)- aseguró que de la importación de cocaína y precursores para producir metanfetaminas llegaba desde Sudamérica a través del Aeropuerto Internacional del Distrito Federal.

Comentarios

Tipo de Cambio