Cambio en Coepris por denuncias de extorsión, tras suspensión del Hussongs

Foto: Cortesía.- El bar Hussongs tras suspensión, una hora después fue quemado el carro de un inspector.
Ezenario lunes, 3 mayo, 2021 12:00 PM

Óscar Martínez fue cesado como delegado de la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) y su lugar fue ocupado por Raymundo Beltrán, ex jefe de auditoría de la subdelegación del Imss.

El cambio fue anunciado el martes 27 de abril por el secretario de Salud en la entidad, Alonso Pérez Rico, luego de la suspensión del bar Hussongs la noche del viernes 23 de abril, además de señalamientos de extorsión y corrupción hechos por la Asociación de Bares, Restaurantes y Terrazas de Ensenada.

En charla vía Zoom, el secretario de Salud dijo a los integrantes de la Asociación que en ninguna circunstancia se permitirán actos de corrupción por parte de funcionarios de la Secretaría de Salud y los invitó a que “si alguno ha sido objeto de irregularidades, por favor se los digan al nuevo titular para que de inmediato se corrija”.

Después de la suspensión del bar Hussongs, integrantes de bares comenzaron a denunciar intentos de extorsión por parte de verificadores de Coepris, quienes pedían cantidades desde los 100 dólares hasta 10 mil pesos para no clausurar lugares.

Derivado de las denuncias y la remoción del titular en el puerto, el secretario anunció que a partir de la fecha señalada todos los verificadores tienen la indicación de videograbar sus intervenciones, desde que llegan hasta que se retiran.

La noche del viernes 23 de abril, alrededor de las 11:30 p.m. fue impuesta la medida de “suspensión con acceso” en el bar Hussongs de Ensenada y una hora después fue quemado el carro de un inspector de la Coepris, a tres cuadras del sitio.

Como parte de la revisión, se detectó:

*Personal no certificado ni capacitado en cuanto a prácticas de higiene en preparación de alimentos.

*Contaminación cruzada entre materia prima, producto de elaboración y producto terminado por alimentos sin tapadera.

*El bar no contaba con protocolos de reapertura de actividades económicas.

*Se encontró fauna nociva en distintas áreas del establecimiento.

*Incumplió con protocolo COVID (aforo superior al 50 por ciento de su capacidad), exponiendo a los ciudadanos a nuevos contagios.

*Los encargados del bar no presentaron aviso de funcionamiento; certificado de fumigación (no prevención de plagas), documentos administrativos ni sanitarios; procedimientos de limpieza o desinfección; capacitación de personal.

Una hora después de la clausura, la Policía Municipal recibió un reporte sobre un vehículo incendiado en la calle Cuarta, entre Ruiz y Gastélum, donde se ubican oficinas de Protección Contra Riesgos Sanitarios.

Cuando agentes arribaron al sitio, tuvieron a la vista un sedán Chevrolet Aveo de color blanco, asignado a la Coepris, mismo que estaba en llamas.

Comentarios

Tipo de Cambio