21 casos de variantes COVID-19 californianas y uno de la británica en BCS

Destacadas BCS sábado, 15 mayo, 2021 3:43 PM

La Secretaría de Salud envía hasta el 10% de las pruebas que se realizan, para estudios especializados en detectar variantes de preocupación en la entidad. Resultado de esos análisis, destacan 21 casos de la variante californiana y uno de la inglesa, con 20% mayor propagación acelerada en contagios del nuevo coronavirus

 

 

 

De acuerdo con información de la organización Global Initiative on Sharing All Influenza Data (GISAID), en Baja California Sur se han detectado 21 casos de la variante de COVID-19 identificada en California y uno de la cepa de Reino Unido.

Según el mapeo georreferencial del GISAID, se trata de dos variantes de propagación del virus SARS-CoV-2: la cepa inglesa B.1.1.7 y las dos mutaciones B.1. 429 + B. 1. 427, ambas denominadas “californiana”.

Los informes y estudios de países como Estados Unidos sobre la cepa B.1.1.7, indican que se trata de una variante más contagiosa y afecta principalmente a jóvenes. En cuanto a la B. 1. 429 y la B. 1. 427, GISAID documentó 246 casos en México; 21 de estos en BCS.

Medios de comunicación del país vecino han bautizado estas variantes como “El Diablo”, ambas identificadas en diciembre de 2020.  Según estudios preliminares, pueden ser hasta un 24% más transmisibles.

En conferencia de prensa, Miguel Romero Calderón, epidemiólogo de la Secretaría de Salud en el Estado, confirmó que se han detectado dos cepas nuevas en la entidad, no obstante, no son de preocupación.

“Tenemos dos cepas de preocupación, que son las cepas que a la OMS (Organización Mundial de la Salud) y a todos los países del mundo nos preocupan, ya que son más resistentes al manejo de soporte médico en los pacientes graves de segundo nivel y tienden a ser más letales que las cepas de interés. Se ha identificado tanto en Jalisco, como en Ciudad de México y Monterrey, principalmente”, informó.

“Aquí en el Estado no tenemos ninguna de preocupación, tenemos de interés, pero no han causado algún problema de salud pública que genere un brote, algún problema de alta letalidad”, complementó el funcionario.

Las variantes de interés se pueden identificar como distintas, aunque presentan características similares a la cepa original. En cambio, las calificadas como de “preocupación”, presentan una probabilidad más alta de contagio.

En este contexto, mencionó que envían un 10% de las pruebas PCR a secuenciación genética, con el objetivo de identificar nuevas cepas que pudieran ser un riesgo para la población sudcaliforniana.

Romero aclaró que casi todos los casos detectados están asociados a personas que han estado en contacto con extranjeros en Guerrero Negro y Los Cabos, pero no han generado un problema de salud pública importante.

Cabe mencionar GISAID es una organización sin fines de lucro. A través de una iniciativa de ciencia global, en 2008 proporcionó acceso abierto a datos sobre la influenza, mientras que desde 2020 ha trazado un mapa georreferencial sobre el esparcimiento del nuevo coronavirus. El objetivo es democratizar la información, proporcionando datos útiles que podrían ayudar en el combate a la pandemia.

RELAJACIÓN SOCIAL POR VACUNAS, FACTOR DE RIESGO EN BCS

Como ha sucedido en otros países, la vacunación contra la COVID-19 ha provocado una mayor sensación de seguridad en el intento de regreso a la antigua normalidad. No obstante, esta situación se identifica como un factor de incremento de contagios por la relajación en las medidas sanitarias necesarias para evitar la propagación del virus.

Miguel Romero recordó que la importancia y afectaciones que el nuevo coronavirus tiene sobre la salud pública, es que se trata de una enfermedad que se contagia muy rápido y, a pesar de no ser tan letal como otras, pone en riesgo de saturación los servicios en hospitales.

Agregó que dificulta la atención en pacientes graves en situaciones complicadas, como aquellos que desarrollan un cuadro de neumonía, además de generar defunciones de forma muy rápida. Bajo esta premisa, recalcó que, ante el hecho de que la vacuna no evita al 100% el contagio de SARS-CoV-2, el objetivo es evitar las complicaciones, como neumonía y la necesidad de atención de pacientes que requieran de hospitalización, y a su vez, disminuir el número de defunciones.

Asimismo, indicó que mientras más personas estén inmunizadas, más rápido se podrá regresar a la antigua o una nueva normalidad, sin embargo, este avance no se dará en breve.

“No podemos relajarnos, ya que las proyecciones de la vacunación son todavía a largo plazo. El que estemos todos vacunados no va a ser una garantía de que el problema del COVID-19 se termine, la contraparte que tiene el virus es generar cepas diferentes, cepas nuevas”, apuntó el epidemiólogo, exhortando a la población a no relajarse, ya que es “difícil” asegurar que el regreso a la normalidad sea a corto plazo.

 

BCS, EN FASE DE “MESETA”

Respecto a los avances y datos más recientes sobre el desarrollo de la pandemia en Baja California Sur, el titular de la Secretaría de Salud, Víctor George Flores, informó que los contagios se han mantenido bajo control en las últimas semanas, con una tendencia a la disminución.

El número de casos activos y de hospitalizados se encuentra estable, a tal grado que la entidad podría avanzar a Nivel 2, sin embargo, determinaron no cambiar el Semáforo de Alerta Sanitaria para un mejor manejo de la movilización social y no dar reversa a los avances de los últimos tres meses.

“A pesar de que vemos números alentadores, vemos una estabilidad en el número de casos. Estamos registrando menos casos activos y se mantiene estable de unas semanas para acá una especie de probable meseta y con tendencias hacia la baja”, manifestó el funcionario estatal.

Además, dio a conocer que las movilizaciones sociales por el 30 de abril no dejaron mayores repercusiones en la tasa de contagios, por lo que agradeció la civilidad de la población.

En lo concerniente a las fiestas y reuniones por el 10 de mayo, el secretario comentó que esperan a la próxima semana para analizar el comportamiento de los casos.

“Quiero aclarar que la mayoría de los restauranteros, lo gastronómico, están conscientes y saben que de ellos depende que continuemos o no. La verdad, de manera responsable han seguido las medidas para cuidar a sus comensales”, expresó.

Por su parte, Blanca Pulido Medrano, titular de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), declaró que el Día de las Madres, elementos de la instancia realizaron un recorrido por panteones, restaurantes, restaurantes-bar y florerías, aplicando 64 evaluaciones y 48 verificaciones sin cierres de empresas por no respetar las medidas sanitarias.

En tanto, el epidemiólogo Miguel Romero detalló que la entidad registra 30 mil 373 casos acumulados: 383 activos, mil 463 defunciones y 28 mil 527 recuperados.

Los pacientes activos se ubican en los municipios de la siguiente forma: 183 en Los Cabos, 157 en La Paz, 31 en Mulegé, 8 en Comondú y 4 en Loreto.

“Tuvimos una ligera disminución de 16.7 ventiladores ocupados, a 15.63 para el cierre de la semana 18 a la 19. En cuanto a las camas ocupadas, tuvimos un ligero aumento: de 12 por cada 100, pasamos a 17.56”, dijo.

Sobre la tasa de incidencia acumulada, precisó que BCS se encuentra en segundo lugar en el país, con 3 mil 699 contagios por cada 100 mil habitantes. La media nacional es de mil 851 casos por cada 100 mil habitantes.

El especialista atribuyó esta situación a la cantidad de pruebas que se aplican en la entidad, al ser la segunda más activa a ese respecto en México.

Llegada de vacunas contra COVID-19

REGRESO A CLASES HASTA EL SEMÁFORO VERDE: SSA

El martes 11 de mayo dio inicio la vacunación de docentes en la Media Península. Más de 22 mil 700 maestros y maestras del sector público y privado recibieron la dosis de Cansino, hecho que ha levantado expectativas de un próximo regreso a clases en los cinco municipios.

No obstante, fue el propio secretario de Salud, Víctor George Flores, quien confirmó que las escuelas no se abrirán a los estudiantes hasta que BCS llegue a Verde en el Semáforo de Alerta Sanitaria.

“De ninguna manera se hará un regreso a clases como lo conocemos, habrá modalidades cuando el momento lo permita y no va a ser obligatorio. Al final, el padre de familia es el que va a decidir cuándo se abran las aulas, si decide enviar (a sus hijos) o no”, aclaró.

El programa nacional contempla que no todos los alumnos acudirán a los inmuebles, sino que se pretende fraccionar los grupos para asesorías y un mejor manejo de las medidas sanitarias dentro del aula.

No obstante, hay estados donde las situaciones son particulares y no pueden seguir al pie de la letra las instrucciones del Gobierno Federal, y en el caso de Baja California Sur, “queremos mayor seguridad para regresar a clases a nuestros niños, qué bueno que estén vacunados, celebro que vacunen al magisterio porque es una población que va a cortar cadenas de transmisión, pero sí queremos ser más cautelosos y con mayores medidas de seguridad”, puntualizó el titular de la Secretaría de Salud del Estado.

Comentarios

Tipo de Cambio