Tecnología preocupante

Foto: Internet/La geolocalización servirá exclusivamente para las transacciones
Opinionez lunes, 19 abril, 2021 12:00 PM

En el pasado, una computadora era una gigantesca máquina de uso científico.

El contenido podía verse en monitores que dañaban la vista, apareciendo un guion intermitente, y solo con códigos se podía interactuar.

Pero aparecieron visionarios haciendo “amigables” las computadoras, a través de “Windows” y “Mac” (Apple) y, de repente, el mundo se llenó de tecnología.

Aun así, el usuario duró muchos años prácticamente atado a un mueble donde se ubicaba la computadora que ahora conocemos como “de escritorio”, hasta que aparecieron las “laptop” o portátiles, lo que permitió romper el cordón umbilical con la oficina.

Todavía hubo que enfrentar problemas como el peso de la laptop, el calentamiento, la limitación de almacenaje y la escasa duración de la batería.

En paralelo, la tecnología dio uno de sus más grandes saltos cuando se tuvo la ingeniosa idea de modificar el teléfono portátil: de haber empezado del tamaño y peso de un ladrillo, vio reducido su tamaño a su mínima expresión, hasta que se concibió que más allá de su uso como aparato de comunicación de voz, tuviera otras funciones, lo que lo convirtió en el accesorio más popular en la era que estamos viviendo, puesto que en él hay un teléfono, una cámara fotográfica y de video, una computadora y un sinfín de aplicaciones y usos.

Sin embargo, una cosa es que los aparatos (el hardware) y los programas (software) se hayan hecho más accesibles y útiles, pero otro aspecto esencial es la información sensible que se puede almacenar o transmitir a través de ambos.

Por ello, a la par que se dio la evolución en computadoras y celulares, así también -a la vez- el uso de la tecnología está transformando al mundo, para bien y para mal.

Para bien, está la facilidad de tener disponible información valiosa, pero para mal, está el uso indebido de datos y de la tecnología, que se ha venido convirtiendo en el perjuicio legal y económico del siglo.

Lo anterior está obligando a empresas, instituciones y personas a hacer inversiones sumamente costosas, modificar su manejo y a actualizar el marco jurídico para tratar de contener los ilícitos.

Desafortunadamente, los criminales y la voracidad de algunas empresas de tecnología, en múltiples ocasiones se han adelantado a las medidas oficiales y personales, por lo que los delitos y los abusos siguen; además de que en ocasiones las políticas implementadas por el gobierno pueden no solo no ser acordes a las necesidades, sino que también pueden generar controversia.

Una de las medidas implementadas más recientemente, es la obligación para los clientes de bancos que utilizan aplicaciones en celulares, de proporcionar su ubicación por medio del geolocalizador con que cuenta el teléfono, para que, al momento de hacer cualquier transacción, la institución sepa dónde se encuentra el cuentahabiente.

La medida entró en vigor hace dos semanas. Fue aprobada hace dos años, en una adecuación al artículo 115 de la Ley de instituciones de Crédito.

Si bien el requisito ineludible puede entenderse como parte de los mecanismos contra el lavado de dinero, lo cierto es que la acción genera preocupación, puesto que con esa y otras medidas, quedará en los responsables del manejo de los datos de los clientes la seguridad del cuentahabiente, existiendo lamentables casos en los cuales los ilícitos se produjeron con participación de desleales empleados bancarios.

Lo anterior se suma a la angustia que sufren los usuarios de la banca por la posibilidad de ser víctimas de ladrones al hacer operaciones y al constante acoso de extorsionadores, timadores profesionales y cobradores, ante lo cual la protección gubernamental ha sido insuficiente.

Por lo anterior, el cliente deberá asesorarse, a fin de reducir en todo lo posible los riesgos.

Todo es cuestión del uso de tecnología preocupante.

 

Alberto Sandoval ha sido servidor público y activista ciudadano.

Correo: AlbertoSandoval@AlianzaCivil.Org Internet: http://albsandoval.blogspot.com/ Facebook: Alberto Sandoval. Twitter: @AlSandoval

Comentarios

Tipo de Cambio