Sentencian a más de 27 años de prisión a sacerdote que asesinó a seminarista en CDMX

Destacados viernes, 9 abril, 2021 7:28 PM

Un Tribunal de Enjuiciamiento sentenció a 27 años y seis meses de cárcel al sacerdote católico Francisco Javier Bautista Ávalos, por el asesinato de Hugo Leonardo Avendaño Chávez -seminarista graduado de maestría en la Universidad Intercontinental (UIC)-, cuyo cuerpo fue hallado sin vida dentro de un auto, en un paraje de la entonces delegación Tlalpan, de la Ciudad de México, el 12 de junio del 2019.

Además, los magistrados le impusieron al cura una reparación del daño por 422 mil 450 pesos y gastos funerarios por 5 mil 69 pesos, además de que establecieron que Bautista Ávalos no tendrá beneficios ni sustitutivos de la pena de prisión, al encontrarse culpable del delito de homicidio calificado.

​El 6 de abril, el ex rector de la parroquia de Cristo Salvador, fue encontrado culpable por homicidio calificado en agravio del joven -que en ese entonces tenía 29 años de edad-, luego de que se desahogaran 54 órganos de prueba, de manera que se determinó la culpabilidad del sacerdote.

El seminarista supuestamente fue visto por última vez en la colonia Aculco, en la alcaldía de Iztapalapa, en la Ciudad de México, alrededor de las 23:00 horas del 11 de junio del 2019. Su familia reportó su desaparición al día siguiente, ante la Fiscalía de Investigación para Personas Desaparecidas (FIPEDE), bajo el expediente AYO/2299/2019.

Según la carpeta de investigación CI-E-FIPEDE/C/UI-1 C/D/1478/06-2019, alrededor de las 23:00 horas del 11 de junio del 2019, la víctima avisó a familiares que se dirigía a la parroquia Cristo Salvador, que se ubica en Alfredo V. Bonfil, colonia Miguel Hidalgo, Tercera Sección, en la alcaldía de Tlalpan.

Sin embargo, Avendaño Chávez fue encontrado muerto -con signos de tortura y asfixia- envuelto en una cobija, en la parte trasera de su vehículo: una camioneta marca Chevrolet, modelo Trax, color gris, con placas de circulación E35ATG, en un lote baldío ubicado en las inmediaciones del camino a La Marina, de la colonia Héroes de 1910, también en Tlalpan.

“Leo era un hombre de bien, recién graduado de la maestría en la UIC, hombre devoto que quería dedicar su vida a Dios, era un chico alegre y lleno de vida, con un futuro brillante, futuro truncado de la manera más horrible posible”, señaló a través de la red social Facebook, Daniela Durán, prima del joven asesinado.

El 18 de junio del 2019, agentes de la entonces Procuraduría General de Justicia de la capital de la República, detuvieron al sacerdote Bautista Ávalos por el delito de homicidio doloso agravado, luego de que fuera captado por cámaras de videovigilancia con Avendaño Chávez, horas antes del asesinato, hechos por los que fue vinculado a proceso el 24 del mismo mes e ingresado al Reclusorio Preventivo Varonil Oriente.

Comentarios

Tipo de Cambio