“Se podrán amparar, pero no van a ganar”: Ruiz Uribe a médicos privados que exigen vacuna

Destacados viernes, 23 abril, 2021 3:14 PM

La llegada de la tercera ola de COVID-19 está a punto de iniciar en Baja California. Médicos del sector privado que no son de primera línea no han sido vacunados, pero ya se fijó una fecha para que los docentes se inmunicen, a pesar de que las escuelas siguen cerradas. Como el Presidente de la República, el delegado único federal advierte a personal de salud privado: “Nadie está por encima de otros”

 

 

 

Médicos del sector privado se han manifestado en cuatro ocasiones por la falta de vacunas, ahora reclaman ser hostigados por la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) y la Secretaría de Salud, ante la movilización de las protestas que son cada vez más constantes.

El 11 de abril fue la última marcha que realizaron médicos privados de cuatro que se reportaron en total, todas con la misma exigencia: vacunas anti COVID para el personal de salud que no es de primera línea y de instituciones privadas.

Médicos argumentan estar conscientes que la falta de disposición viene por parte del Gobierno Federal y no del estatal, sin embargo, se sienten abandonados a pesar de que tratan pacientes asintomáticos, por lo que también se consideran expuestos.

Jessica Espinoza, médica cirujana de consultorio privado, detectó a la primera mujer embarazada con COVID-19 y la canalizó a una institución, por lo que su trabajo también es de riesgo.

“Estamos pidiendo, casi rogando, que nos tomen en cuenta, tenemos miedo, son muchos médicos los que se han perdido en el área privada. También nosotros quitamos cierta parte de carga al trabajo. Yo sin querer ver COVID, he visto más de 100 pacientes COVID”, dijo, además de que le tocó trabajar con un compañero médico que murió a causa de la enfermedad y ella estuvo junto con él en una cirugía de cinco horas, expuesta.

Personal de salud comentó que, a raíz de las protestas, varios médicos han recibido visitas por parte de la Coepris, en busca de motivos para multarlos o suspenderlos.

Yesenia Espinoza, presidenta del Colegio de Médicos Generales de Tijuana, dijo a ZETA que no ha recibido quejas de hostigamiento de manera directa, aunque sí se ha enterado de este tipo de auditorías a oftalmólogos, quienes no se presentaron a la última marcha.

Por otro lado, precisó que en distintas ocasiones han preguntado al titular de Salud en el Estado, Alonso Pérez Rico, acerca de la cantidad de médicos vacunados, pero nunca han obtenido respuesta, por lo que no saben de manera exacta cuántos faltan por vacunarse.

“Lo último que supimos es que vacunaron a 17 -mil-, pero en la última reunión que tuvimos con el doctor Pérez Rico le preguntamos a cuántos habían vacunado y no nos dio una cifra. Sé que de vez en cuándo vacuna a algunos cuántos, pero no nos ha querido decir cuántos faltan por vacunar”, expresó.

Otro de los problemas a los que se han enfrentado, es la plataforma digital habilitada desde diciembre de 2020 para realizar el censo a médicos de instituciones privadas, ya que no les otorga número de folio o retroalimentación que les garantice que hicieron bien el registro, dejándolos en incertidumbre.

Mientras tanto, solo han vacunado a médicos que están por encima de los 60 años de edad, como a cualquier adulto mayor, como lo anunciara el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

 

 

 

“SE PODRÁN AMPARAR, PERO VAN A PERDER”: RUIZ URIBE

El 19 de abril, durante su conferencia matutina desde Palacio Nacional, López Obrador declaró que las protestas de médicos privados eran para afectar al Gobierno Federal, ya que de ser justa su petición, saldrían “cientos, miles” de médicos y ciudadanía a apoyarlos.

“Si hay un amparo y nos ordena un juez que se vacuna a una persona, lo tenemos que vacunar, pero le digo a esa persona: ¿Es justo? ¿No crees que es un asunto moral?”, cuestionó.

Al respecto, Alejandro Ruiz Uribe, delegado único federal en Baja California, reafirmó la postura de López Obrador y agregó que, incluso amparándose, harían lo posible por no vacunar a los médicos hasta que les toque por edad.

En conferencia de prensa, el funcionario destacó que para el Gobierno de México fue prioridad el sector médico de primera línea, y Jesús Cabral, coordinador del programa de vacunación en el Estado, parte medular para que se siguiera vacunando a trabajadores de la salud.

“La prioridad siempre ha sido vacunar a los adultos mayores, porque viene la segunda ola. En la primera ola hubo un cierto número de contagios y muchos muertos. En la segunda ola hubo más contagios, pero menos muertos y más estadía de las personas en los hospitales, porque se encontró un método para salvar vidas” afirmó Ruiz Uribe, pese a que estadísticas estatales indican que en la segunda ola, diciembre y enero fueron los meses más letales en toda la pandemia, con casi 2 mil 500 defunciones en ese bimestre.

Recalcó que si se “desvían” vacunas para los trabajadores de la salud que no son de primera línea, no se va a lograr el objetivo de vacunar a los adultos mayores de 60 años, a pesar de que ya se han vacunado a más de 252 mil de 280 mil personas establecidas como meta mínima.

Comparó el trabajo de ese sector con el de conductores de transporte público, quienes también conviven con altos niveles de contagio, pero no mueren a causa de la enfermedad.

“Es un derecho humano tener acceso a la vacuna, nadie está por encima de otros, pero sí hay prioridades para evitar la muerte y la prioridad número uno son los adultos mayores. Entonces, la presión que hagan, con todo respeto, no son la prioridad por encima de los adultos mayores; se podrán amparar, pero todos los amparos los van a perder”, advirtió.

VACUNACIÓN A CUENTAGOTAS

Alonso Pérez Rico se dice consciente y a favor de las protestas, sin embargo, no tiene autorización para vacunar a trabajadores de la salud que no sean de primera línea.

Aun así, ha destinado entre 150 y 200 dosis para ese sector, de acuerdo con excedentes que puedan llegar a tener en las jornadas de vacunación de adultos mayores y siempre bajo el visto bueno de Jesús Cabral, coordinador de Programa de Vacunación en Baja California.

El secretario estatal de Salud no dio a conocer cuántos de los 40 mil médicos contabilizados, ya recibieron la vacuna anti COVID.

REFUERZO EN ROSARITO Y TJ, FIN DE LA PRIMERA ETAPA

El lunes 19 de abril inició la aplicación del refuerzo de la vacuna en Playas de Rosarito en los mismos puntos que hace 28 días: Baja California Center, Colegio de Bachilleres del Estado (Cobach), Escuela Primaria “Plan Libertador” y el Centro de Salud Primo Tapia. Todos con éxito, sin filas y sin espera superior a una hora.

A diferencia de Tijuana, cuya jornada comenzó el miércoles 21 para aquellos que recibieron la dosis de Pfizer/BioNTech. Personas hicieron fila desde la noche previa afuera del Estadio Chevron y la Universidad Tecnológica de Tijuana (UTT), y desde la madrugada, en la Preparatoria Federal “Lázaro Cárdenas”.

Aunque las jornadas transcurrieron en orden en ambos municipios, los Servidores de la Nación no facilitaron el trabajo, al contrario, ralentizaron el flujo de adultos mayores que iban por su refuerzo.

En un recorrido realizado por ZETA en el Cobach Rosarito, muchos se quejaron de la actitud “déspota y prepotente” de quien estaba en la entrada, ya que a quienes no llevaban la copia del recibo de la primera dosis, los mandaban a dos calles a sacarla, sin importar que algunas personas tuvieran dificultad para trasladarse, a pesar de que tenían hasta una hora haciendo fila.

Vacunas en la prepa federal Lázaro Cárdenas/Ramón Blanco Villalón

Asimismo, en la “Lázaro”, uno de los puntos de vacunación masivo en Tijuana, donde más de 2 mil personas esperaban su turno para inmunizarse, solo había cuatro Servidores de la Nación registrando o devolviendo a la gente a sacar copias de los recibos.

Alonso Pérez Rico llegó al lugar para supervisar la jornada y se percató de lo sucedido, por lo que gestionó que facilitaran una máquina copiadora para evitar que los adultos mayores salieran del recinto y cambió al personal encargado de permitir la entrada a la gente, pues a pesar de haber espacios vacíos, no los dejaban entrar.

Se estima que para finales de la próxima semana comience la siguiente etapa de vacunación: la de 50 a 59 años, además de los docentes de Baja California para el 27 de abril -alrededor de 40 mil-, quienes recibirán la vacuna Cansino Bio.

Sin embargo, no se ha establecido el protocolo con el que implementarán las jornadas de vacunación para dichos sectores. El secretario Pérez Rico apuntó que, al ser personas con mayor movilidad, podrían recurrir a más planteles educativos y así culminar más pronto la vacunación, aunque depende de lo que la Federación indique.

Foto: Ramón Blanco Villalón 

Comentarios

Tipo de Cambio