Salud elimina camas COVID en HGT; aumentan casos

Hospital General de Tijuana/ Foto: Alejandro Gutiérrez Mora/ZETA
Destacados viernes, 16 abril, 2021 3:14 PM

 

Pese al anunciado arribo de la tercera ola de COVID-19 para finales de abril en Baja California, el secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, ha decidido eliminar camas para atención COVID en el Hospital General de Tijuana, ante un escenario donde los casos activos, confirmados, defunciones y tasa de Reproducción Efectiva van en alza

 

 

 

La tercera ola de COVID-19 ya llegó a Baja California.

Aunque el aumento de los indicadores ha sido discreto y hasta cierto punto controlado, el escenario que se prevé es devastador para Mexicali y Tijuana, ciudades con una reducción en sus camas para atender a pacientes COVID.

Desde el 7 de abril se comenzaron a registrar más casos nuevos confirmados. De reportar cuatro el 5 de abril, pasaron a 70 dos días después y a 101 el 8 de abril, de acuerdo con la información proporcionada por la Secretaría de Salud. A partir de ahí, no ha habido un solo registro por debajo de los 100 casos, e incluso el miércoles 14, la cifra llegó a 144.

En cuanto a defunciones, el 4 de abril no hubo ninguna a causa de la enfermedad provocada por el virus SARS-CoV-2, pero en la semana del 8 al 14 de abril, se registraron 19 muertes diarias; el 8 de abril, nueve; y el día 14, 25.

A decir de Alonso Pérez Rico, secretario de Salud en Baja California, se llegó a una meseta con tendencia al alza, lo que daría inicio a la tercera ola.

En cuanto a casos activos, el 6 de abril fue el día que menos hubo, con 237 y tendencia a la baja, pues un día antes había registrado 246 casos; Mexicali presentó 108 casos y Tijuana 85, después de tener 114 y 93, de manera respectiva.

Una semana después, la tendencia está en aumento, pues la semana del 8 al 14 de abril -la cual registra ZETA-, los casos activos ascienden a 365, donde Mexicali está a punto de llegar a los 200, con 163 y Tijuana sobrepasó la barrera de los 100, con 123; Ensenada pasó de 45 a 47 casos y Tecate de siete a ocho. Aunque el aumento es mínimo, sigue abonando a que el Estado incremente sus indicadores.

Cabe destacar que el incremento en casos activos, confirmados y defunciones comenzó a subir una semana después que dieran luz verde a la apertura de bares y ampliaran el aforo de restaurantes al 100%.

Por otro lado, se espera que a partir de la última semana de abril comience a haber más casos y hospitalizaciones a raíz de las celebraciones de Semana Santa, donde a pesar de que Pérez Rico pidió a la población no salir de sus casas, autorizaron la apertura de playas, parques y actividades al aire libre, apelando al sentido común y al civismo.

AUMENTA OCUPACIÓN HOSPITALARIA

La ocupación hospitalaria en la Secretaría de Salud estuvo en 10% promedio de la semana 1 al 7 de abril en pacientes COVID, mientras que el Seguro Social cerró la misma semana con 7%.

Sin embargo, a partir del 8 de abril, el titular de Salud en el Estado comenzó a omitir el desglose por institución, en el que se indicaba la cantidad de camas disponibles, las ocupadas por cada hospital, así como el número de ventiladores.

El funcionario detalló a ZETA que eliminar el desglose de pacientes COVID por institución se debe únicamente a la practicidad al momento de dar el reporte, pues todo se resume en la diapositiva en general.

Sin embargo, precisamente a nivel general se ve un aumento en la ocupación, pues el 8 de abril, primer día donde no mostraron el desglose, la ocupación fue de 15%, con 653 camas disponibles, cuando la semana previa se manejaron hasta 840 camas.

Al 14 de abril, la ocupación ya había subido hasta 21%, con 597 camas disponibles y 1.27 de tasa de Reproducción Efectiva (RT), la cual, explicó Pérez Rico, por cada persona contagiada, esta infecta a dos más, pero es en Mexicali donde la proporción va en aumento: a nivel municipal tiene 1.39 de RT, Tijuana 1.29, Tecate 1.18, Ensenada 1.08 y Rosarito 1.

Aunque ya no muy confiado, el secretario estatal de Salud destacó que la entidad se mantiene en Verde en cuanto a la ocupación hospitalaria, al tener la capacidad para dar la atención a quien lo requiera, pero de seguir así, es cuestión de tiempo antes de que se vuelvan a saturar.

 Aspectos generales a las a fueras del Hospital General de Tijuana. Foto: Alejandro Gutiérrez Mora/ZETA

RECONVIERTEN HOSPITALES

A finales de febrero, este año inició la reconversión de hospitales de atención COVID a mixtos en Mexicali y Ensenada; Tijuana fue el último en hacer esta reconversión en la tercera semana de marzo.

Actualmente hay dos pisos de atención COVID operando en el Hospital General de Tijuana (HGT), uno para Unidad de Cuidados Intensivos y otro para pacientes que no requieren tantos cuidados. En todo hospital COVID del Estado se dejaron dos pisos.

Personal de Salud comentó a ZETA que esta reconversión se dio en un ambiente de temor ante la llegada de la tercera ola de contagios, pero admitieron que la ocupación de pacientes COVID ya era mínima y no todos los pisos estaban operando.

Aun así, reclamaron que la reconversión del HGT no contaba con un protocolo que se siguiera al pie de la letra, pues habían detectado que en el área de Urgencias mezclaban a pacientes COVID con normales.

“Cuando me asignaron a Urgencias me tocó ver que no seguían el protocolo como debía ser, y es que no hay manera, en la misma entrada se atendía a un paciente con síntomas de COVID que a alguien que iba por un accidente o un infarto, hasta que los estabilizaban los ponían en áreas separadas, pero por mientras, todos nos arriesgábamos. No se hizo de manera adecuada”, confió a este Semanario una enfermera de primera línea.

Por su parte, Alonso Pérez Rico mencionó que la reconversión se dio para combatir el rezago en cirugías y consultas de otras enfermedades, pues en estas cuatro semanas se han realizado 200 operaciones, cuando al mes se practicaban 400 antes de la pandemia.

“Tenemos demasiado rezago en la atención médica de otras áreas no COVID infecciosas. Entiendo perfectamente el razonamiento al decir ‘váyanse preparando porque vamos a tener otra ola’, pero la predicción es que llega a finales de abril y principios de mayo, pero dos o tres semanas de atenciones no COVID son cientos y cientos de procedimientos”, indicó Pérez Rico.

La reducción en las camas para pacientes COVID se redujo debido a que eliminaron los hospitales auxiliares, como el de la Academia Zonkeys, sin embargo, están al pendiente en caso que el número de hospitalizaciones aumente y volver a la reconversión 100% COVID.

“Tenemos que ser eficientes con nuestra estructura, lo que menos necesitamos son camas vacías en los hospitales y pacientes que requieran atención dentro de ellos. Sé que es un riesgo llegar así al límite de decir ‘ya ni modo, paremos los no COVID, empecemos a reconvertir completamente’”, pero tenemos la experiencia de que al menos en una semana podemos hacer eso”, destacó el funcionario.

De no hacerse de esta manera, solamente se prolonga el rezago de ocho meses de procedimientos quirúrgicos, equivalente a 6 mil cirugías.

Foto: ZETA/Alejandro Gutiérrez Mora

 

 

VUELVE EL CONFINAMIENTO

Alonso Pérez Rico advirtió que ya se están analizando las actividades que se van a restringir de nuevo para evitar la propagación de la COVID-19, sin embargo, aún no las pueden socializar, pues hace falta llegar a acuerdos con líderes de las cámaras empresariales.

Aun así, el secretario adelantó que serían los bares una de esas actividades, pues ha sido evidente la falta de cuidado en los protocolos de salud, ya que se permite la música a altos niveles, que hace que las personas griten para poderse comunicar, y al hacerlo, propagan el virus.

“Esa es una de las áreas que más está siendo supervisada y ni siquiera es porque nosotros vayamos a supervisar, lo publican en las redes sociales, hay videos, hay audios, que están en fiesta, que hay 100 personas donde no es un lugar donde los metros cuadrados den para 100 personas”, detalló.

“No hemos dejado de tener casos, estamos acercándonos a los 400 casos activos, no entiendo. Tenemos todavía pacientes con ventilador en los hospitales, se sigue perdiendo la batalla y parece que no entendemos, al contrario, parece que decimos ‘ya se acabó’; no se ha acabado, y lo peor del caso es que una persona puede ser el origen de que otra persona pierda la batalla”, advirtió.

Al 12 de abril, el médico tenía conocimiento de 38 bares reportados con alguna falla en el protocolo de higiene a nivel estatal, mientras que la socialización de medidas con los líderes de cámaras empresariales, será para pedirles que cumplan con lo establecido, pues no se pueden imponer medidas punitivas a la comunidad.

Comentarios

Tipo de Cambio