Por un gobierno de “ganar-ganar”: Jorge Ojeda

Fotos: Ramón T. Blanco Villalón
Edición Impresa , and lunes, 26 abril, 2021 12:00 PM

El candidato de Fuerza por México, dice traer “la voz de los marginados, de los traicionados”.  Entró a la política por el hartazgo, por la injusticia, porque hay gobiernos que prácticamente extorsionan. Sin experiencia en la administración pública, asegura gobernará con la base empresarial socialmente responsable. Habla de centros comunitarios ciudadanos y de mejorar las condiciones de los policías, se declara aliado del Presidente López Obrador y apuesta todo a la educación de calidad

Jorge Ojeda, candidato a gobernador de Baja California por el partido Fuerza por México, es un tijuanense poco conocido en su vida personal, no así en la empresarial. Muchos lo reconocerán, dice él, por salir en televisión acompañado del actor Andrés García, del boxeador Julio César Chávez o del ya fallecido cantante José José en la publicidad de su empresa.

El candidato asegura que él se hizo solo. Creció en Los Olivos. Cuenta que a los once años de edad ya era comerciante, cuando rentaba la consola de videojuegos Atari que le habían regalado sus padres, quienes fueron maestros.

Recuerda que, de rentar membresías para jugar Atari, se hizo de siete, ocho consolas e igual número de televisores para rentarlos a otros niños, “y les vendía papitas, refrescos, estaba en la primaria; de alguna manera me las arreglé para rentar esas membresías, nos fue muy bien”.

A los 14 años vendió enciclopedias casa por casa, y más adelante, propiedades, “duré quince años como bróker de propiedades vacacionales, vendimos en diferentes partes de toda la República Mexicana, Sudamérica, hoteles en Cancún, Acapulco, lo que se conoce como tiempos compartidos; ahora sí que recorrí todos los puestos y fue cuando me transformé en empresario, lo que me preparó para fundar precisamente Grupo Aries”.

Llegó al tercer semestre en la Universidad Iberoamericana del Noroeste en Tijuana, para después dedicarse de tiempo completo a su empresa, de la cual presume, “es una de las cuatro Empresas Socialmente Responsables de Baja California” y cuenta con certificaciones internacionales, entre estas Great Place to Work a nivel nacional.

Y efectivamente, cuando Ojeda habla, no parece candidato. Su vena de vendedor le domina.

Así llegó hasta Viena, Austria, donde una organización civil le otorgó un doctorado honoris causa, y en su calidad de empresario socialmente responsable, firmó la carta compromiso con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, “que es combate a la pobreza, matar el hambre, generar bienestar, igualdad de género, educación de calidad, erradicación de desigualdades, salud y bienestar para todos, todos unidos, instituciones fuertes, paz, justicia, etcétera”.

¿En qué momento Fuerza por México se acercó a Usted?

“Fue en 2019. Conocí a gente de Fuerza por México en un premio que nos dieron de Ética y Valores de Concamin; entablamos contacto, me platicaron del proyecto y empecé a participar como fundador del partido, y finalmente el año pasado nos dieron el registro nacional. Es un partido nuevo, de centro progresista. Es un partido que abraza las causas de los jóvenes, y por supuesto a las mujeres, en el tema de la paridad de género. Son valores con lo que converjo mucho, son parte de mi ideología.

“Llega el registro y me invitan a participar, y dije, la verdad es que ya me siento harto de ver tanta arbitrariedad, tanta injusticia, como empresario también, a pesar de que hemos tenido mucho éxito, ver tanta oposición de los gobiernos, cómo en lugar de ser un facilitador se convierte en tu opositor, llega un punto en el que casi te extorsionan. Me llevaron a un punto de hartazgo, entonces, creo que estamos obligados a participar en la vida democrática de nuestro país, de nuestro Estado, porque luego pasan cosas y es cuando nos quejamos.

“Traemos un proyecto diferente, incluyente, con una visión completamente distinta, bajo un concepto de base empresarial, de la responsabilidad social empresarial, precisamente, donde mi eje principal de gobierno, es la educación de calidad inclusiva. Realmente el problema que tenemos es una pésima educación, en todo México, y hablo en todos los sentidos y a los cuatro vientos, con todo respeto, pero como empleador me he encontrado tristemente que llega gente a pedirme trabajo y graduados de universidades de prestigio, incluso con doctorados, y resulta que no saben ni escribir un oficio, o redactar una carta.

A raíz de ese hartazgo, digo, hay que hacer algo, participar, ahora sí que traigo la voz de los marginados, de los ignorados, de los no escuchados, de los engañados, traicionados. Traigo un cúmulo de cosas y de quejas”.

¿Se considera con el suficiente oficio político para ser gobernador?, o piensa que esa disciplina no se requiere.

“Tengo el buen oficio de la política. Creo que la política es ayudar a la gente, una plataforma con responsabilidad social. Me queda claro que es diferente, pero el problema de la política es la mala política haciendo mala política. Es más, los políticos haciendo mala política. A veces me han preguntado ‘¿Tienes oficio en la política?’; depende de qué política me hables. Si es de política de robar, de desfalcar erarios y todo ese tipo de cosas, disfrazado de presupuesto, pues no tengo experiencia en eso. Pero si es el oficio de servir, del buen oficio de la política, como debe ser, pues por supuesto que lo tengo.

“Creo que tengo la experiencia para manejar el gobierno, por supuesto, hay cuestiones que desconozco, nunca he estado en la administración pública, pero finalmente soy un hombre multidisciplinario. Manejo áreas mercadológicas, de ingreso, egresos, planeación financiera, presupuestos. Real y finalmente, termina siendo lo mismo. Más bien, los que están en el gobierno no tienen oficio, creo que es al revés. Es curioso cómo el ciudadano espera que una persona que nunca ha tenido éxito en su vida, tenga éxito en el gobierno, pues ni que fuera el gobierno una varita mágica.

“Quiero establecer Centros Comunitarios del Ciudadano, para que a nuestros jóvenes les llevemos esa educación de calidad inclusiva, sobre todo en colonias marginadas. Todos sabemos que la ociosidad es la madre de todos los vicios, la maldad, la ignorancia; queremos que nuestros jóvenes reciban clases de boxeo, de karate, de música, guitarra, gastronomía, poesía, arte, cultura. Que aprendan a manejar su inteligencia emocional”.

Casas de Cultura…

“Sí, pero algo muy enfocado a que los jóvenes puedan descubrir su misión en la vida. Creo que el ser humano que no logra eso, o identificar ese talento o lo que le apasiona hacer en beneficio de los demás, es lo que nos tiene estancados ahorita, y es parte de la mala educación o falta de educación. Es un problema que no está atendido y trae un rezago desde hace muchos años, por eso mucha gente anda a la deriva. Hay que enseñarles qué es lo que les apasiona hacer en la vida, si hay algo que les gusta hacer bien, sobre todo que aprendan a hacer excelente lo que no les gusta hacer. Que aprendan el valor de la disciplina, porque la gente nada más quiere hacer lo que le gusta, pero a veces la vida te presenta dos opciones: la mala y la peor, y lo tienes que hacer y excelente, si no, te vas para abajo. Que aprendan el valor de la adaptación al cambio, el valor de la resiliencia, del fracaso, que es el mejor aliado del éxito.

“Todas esas cosas que considero básicas y no te las enseñan en la escuela, en tu casa, o a lo mejor te las dicen, pero en su momento no las consideras importantes y resulta que son tus valores. Finalmente, son tus principios que te permiten tener éxito en la vida. El dinero, el poder, finalmente pues no es un fin, es un medio para trascender, seguir creciendo. Brindar esta orientación de calidad, salvarles la vida a muchas gentes, ayudarlos a saber cuál es su misión en la vida. Lo vamos a hacer a través de los empresarios socialmente responsables, y a su vez, a estos empresarios que nos apoyen, promoverlos mejor, con mucha más fuerza, a través de una página web oficial del Gobierno del Estado, para que la gente de otro lado del mundo, de otros países, venga y consuma nuestros productos y servicios, y de esta manera atraemos también más inversión”.

Recomienda Usted al electorado no comprometer su futuro por una despensa o por mil pesos, o por 500 pesos, o por dádivas, ¿desaprueba los programas de apoyos económicos del Presidente Andrés Manuel López Obrador o la entrega de despensas del gobernador Jaime Bonilla Valdez?

“No, no, eso es otra cosa. De entrada, soy un aliado del Presidente Andrés Manuel López Obrador, es importante dejarlo aquí claro. Y estoy seguro que siendo gobernador aquí en Baja California, juntos podemos hacer una verdadera transformación. Siempre he invitado al electorado a que no comprometan su futuro ni el de nuestros hijos por una despensa, por 500 pesos, a ver si tienen el valor civil de mirar a los ojos a sus hijos o nietos y decirles ‘comprometí tu futuro por 500 pesos, por mil pesos o por una despensa’, porque eso es lo que llegan los políticos y te ofrecen.

“En plena pandemia, como por marzo del año pasado, me agarré repartiendo despensas por todo el Estado, pero no como político ni buscando un voto, lo hice como empresario socialmente responsable. De hecho, me llevé a Jaime Bonilla, al boxeador, a los Pantanelli, y el programa se llamó ‘Dale un nocaut al COVID’, y apoyamos a las personas en estado vulnerable por COVID. No les dejamos una despensa pequeña, les dejamos cajas para que comieran por tres o cuatro semanas. Repartí unas doce mil despensas, pero nunca fui a buscar un voto. Lo hicimos como Empresa Socialmente Responsable, punto.

“Yo no vengo a tirarle a nadie, yo vengo a sumar, a multiplicar, a traer propuestas, y si me dicen ‘qué opinas de fulano’, ah, mira, hay áreas de oportunidad. Finalmente, yo no abogo por nadie, si voy a ser gobernador, no voy a culpar al pasado. Tengo que hacer de cuenta que no tengo dinero si soy gobernador, ni siquiera estoy contando con el dinero que tenga el gobierno.

“Hay zonas que tienen gran potencial para generar riqueza, y a esas zonas les deberíamos llevar servicios, infraestructura, atención médica, plantas potabilizadoras. Hay muchas cosas buenas, que con mucha creatividad no cuestan tanto, como perforación de pozos profundos. Cuando veo a los políticos, que ‘mira, vamos a generar miles de empleos’, para empezar, ellos no son los que los generan; los generan las empresas, pero bueno, ellos suponen que son un facilitador o invitador a que las empresas vengan a establecerse aquí”.

Más allá de la educación y la cultura.

“Que es la base de todo, ¿eh?”.

Más allá de eso, ¿hace falta infraestructura en Baja California?

“Definitivamente, sí, pero no podemos tener infraestructura si no tenemos educación de calidad. Finalmente, el problema que me digas ahorita: corrupción, baches, mala infraestructura, crecimiento desordenado de Tijuana, un plan de desarrollo urbano terrible, el que tú me digas, emana de la falta de educación. Lamentablemente es un rezago que se nos hizo, que venimos arrastrando desde hace muchos años, pero tenemos que empezar. Si no empezamos, nunca vamos a terminar esto, tenemos en este gobierno que romper con el círculo vicioso que hemos venido cargando durante muchos años, porque nos guste o no, estamos aquí por las decisiones que hemos tomado en el pasado, para bien o para mal. Llegó el momento de hacer cambios radicales en nuestras vidas para recibir cosas diferentes”.

¿Siente Usted que la relación que tiene Fuerza con México con Morena, empaña la imagen del partido que Usted representa como candidato?

“Es que en realidad nosotros, relación así con Morena, que digamos ay, qué bruto este, qué relación tiene con Morena, pues no. Realmente nosotros no tenemos ahora sí que ni buena ni mala relación con Morena. Obviamente somos un partido nuevo, más bien sí traemos el peso de la marca de Morena, definitivamente, no lo puedo negar, pero hoy Andrés Manuel López Obrador no sale en las boletas y eso va a hacer una gran diferencia. Nosotros ahorita estamos construyendo, trabajando en un proyecto nuevo, innovador, que es reactivar la economía, la educación de calidad y generar Empresas Socialmente Responsables”.

¿Y las empresas que no son Socialmente Responsables?

“Formarlas, ayudarlas. Hay cuatro Empresas Socialmente Responsables en Baja California, tú puedes hacer Socialmente Responsable a una empresa si le dices a tu proveedor: ‘Mira, si no eres Socialmente Responsable’ -y es una práctica que se da-, y una vez que le hagas manita de cochi, como dicen, simplemente tenemos como política en esta empresa que tú te transformes en una Empresa Socialmente Responsable, finalmente es ir construyendo una cadena de labor de responsabilidad social empresarial para todos. No podemos transformarnos en un Estado de primer nivel con empresas que no son Socialmente Responsables. No podemos tener un gobierno socialmente responsable con ciudadanos socialmente irresponsables, es imposible”.

En una situación como la de Grupo Melo, que se le está investigando como responsable de deslizamiento en algunas zonas como El Rubí, ¿Usted promovería sanciones severas en lo penal para estos casos?

“Definitivamente. Ese es un tema bastante importante, obviamente no tengo nada contra el señor Melo, cabe aclarar, pero la gente se queja mucho de las colonias y le reclama al gobierno, y está bien, pero hay un detalle: las colonias las hizo en su mayoría un desarrollador. El problema es que tenemos muchos desarrolladores inmobiliarios inescrupulosos, fraudulentos, que generan asentamientos irregulares y coludidos con los ayuntamientos por la ignorancia y por unos cacahuates, por unos centavitos, los dejan hacer lo que quieran en una tierra irregular, donde a usted le venden un terreno, le venden la fantasía de que está muy baratito y todo. Pues sí, pero nunca va a tener dominio de su inmueble, nunca se lo van a escriturar o no al menos por los próximos veinte años. Y dos, nadie le va a meter los servicios.

“Qué es lo que pasa con eso: vamos creando un rezago de colonias tipo populares, marginadas, porque el desarrollador, el que hizo el fraccionamiento, en lugar de meter los servicios, dejaron una carga al gobierno, y ahora el gobierno dice ‘estamos pavimentando una calle en fulanita de tal, de un desarrollo que se hizo antes, hace 30 años’. Lo que debería hacer el gobierno es jalar al desarrollador y decirle ‘ven para acá, cumple a los clientes o vas a ir al bote’. Incluso fincar responsabilidades al que fue alcalde en su momento”.

¿Nos puede decir específicamente cuál es su propuesta o proyecto para seguridad?

“Claro. Primero que nada, son proyectos a mediano y largo plazo. Volvemos a lo mismo: es romper la raíz con el círculo vicioso. Acuérdense que, si seguimos haciendo lo mismo, vamos a seguir recibiendo lo mismo. Queremos a través de nuestros Centros de Atención Ciudadana, precisamente combatir esa ociosidad que es la madre de los vicios y de la inseguridad, la ignorancia es la madre la maldad y todo eso. Eso va a ayudar a que el joven, en lugar de encauzarlo por un mal camino, se nos vaya por un buen camino, o la mayoría, porque a lo mejor algunos ni nos van a pelar y vamos a hacer lo posible por atraerlos”.

Como lo que está haciendo la Fiscalía General del Estado, con la Preparatoria Militarizada.

“Pues creo que sí, no tengo muchos elementos de eso. Nosotros vamos a poner un Centro Comunitario Ciudadano, queremos dar el ejemplo y va a funcionar, porque traigo el modelo que en otros países lo hacen y les funciona muy bien. Son pláticas de primer mundo, el problema es que el gobierno no puede solo, y no podemos dejar al gobierno solo. Ya nos demostró que el gobierno que quiera, que traiga buenas intenciones, o a veces no sé si quiere o no puede, yo tengo que partir de cero y, lo que pueda hacer yo. Yo no puedo rescatar a México si no es a través de los empresarios, esa es la realidad, así de sencillo, y lo demostró la pandemia. Ahora que nos dio COVID, como salimos adelante en Baja California fue a través de los empresarios, con lo que pudimos, donando caretas protectoras al Hospital General, una ola de apoyos a la gente en estado vulnerable y damnificados por el COVID, pero sí fuimos los empresarios, porque el gobierno no hizo nada. El gobierno nos dio la espalda”.

¿Cómo disminuir los homicidios, los secuestros y la extorsión en el corto plazo?

“Es que yo te hablé de un tema de resolver el problema de raíz”.

Es a largo plazo, un cambio cultural.

“Vamos a mejorar la calidad de vida de los policías, que tengan derecho a una vivienda digna, a adquirir vehículos, a seguro de gastos médicos, de vida, buenas prestaciones, una buena compensación, para hacerlos entrar a un nivel de confort, para que digan ‘yo de aquí no me muevo’. Obviamente a los policías debidamente certificados, aprobados y calificados, no cualquier policía, porque si es el que está coludido con el malo, imagínate, estamos durmiendo con el enemigo. Es algo profesional, hay mucha gente muy capaz, hay empresas, otros lugares donde más ha afectado la inseguridad, y créanme: voy a traer a los mejores especialistas, porque la seguridad es para mí más importante que la salud, además de la reactivación económica.

“Yo puedo reactivar la economía con el mejor vendedor del mundo, pero si vengo y traigo a una bola de inversionistas y me los levantan, imagínate la carota con la que voy a salir, qué voy a decir. Definitivamente es algo que se tiene que atender, son varias cosas que se tienen que atender prácticamente al mismo tiempo, porque hoy el mundo se suma a nuevos problemas que están rezagados desde hace mucho tiempo, y ahora ya se nos vino todo encima. En México tenemos crisis sanitaria, económica, social, psicológica, emocional, espiritual”.

Además de mejorar la calidad de vida de los policías, ¿tiene alguna otra propuesta en materia de seguridad?

“Claro. Hemos hecho ahora sí que no experimentos, pero sí muchos ejercicios a través de nuestros propios residenciales, que son grandes, y hemos tenido incidentes de inseguridad en estos desarrollos”.

¿Y propuestas concretas para mejorar o fortalecer el sistema de salud?

“Educación; no te enfermes. Vamos a hacer brigadas de atención, unidades, recorridos con brigadas para estar dándole asesoría a la gente, información. Además de los centros ciudadanos, queremos hacer brigadas de información y prevención de la salud. Tocar la puerta de una casa, ‘Hola, cómo está usted, cómo se siente’ y tomarle su presión arterial, qué hábitos tiene y empezar a orientar a la gente. ‘Este es un plan de nutrición básico que usted tiene que llevar a cabo, tiene que hacer ejercicio media hora’, y tú dirás, ‘pero si la gente lo sabe’, pero no lo hace, y mucha gente no lo sabe, ¿eh? A veces la gente necesita un empujoncito”.

Entonces, educación, los centros y las jornadas…

“Sí, digamos brigadas de atención, que volvemos a lo mismo: es un tema de educación, de formar a la gente. Tenemos un problema, somos una sociedad desatendida, y eso tiene muchos años atrás. Son cosas muy básicas que a lo mejor no traen demagogia, pero la realidad es que es lo que se ocupa, atender a nuestra gente. Por eso decimos que somos un gobierno incluyente, queremos ser un gobierno incluyente, que sí escucha. Que verdaderamente atienda a la gente, que se preocupe por la gente, en servirla.

“He visto que muchos candidatos dicen ‘quiero ser gobernador porque quiero regresarle a Baja California lo bien que me ha ido’. Pues si quieres hacer eso, hay muchas fundaciones y muchas colonias pobres, simplemente regresa lo que quieras regresarle, dáselos y ya. Para eso no se necesita ser gobernador.

“Es un tema de doble moral, también, basta de simulaciones y todo eso, pero finalmente traemos una plataforma que se llama ganar-ganar, un gobierno donde ganamos todos, punto. Obviamente yo también quiero ganar, soy un empresario, no me vengo a hacer el mártir aquí no obras de caridad, no soy un santo tampoco, pero no vengo a robar, porque no ocupo robar. Soy un hombre de negocios, pero voy a ser solo un hombre de negocios que también quiere ayudar, y que no ocupa robar.

“Necesitamos un gobierno sistematizado, digitalizado, automatizado, ¿te imaginas todo lo que vamos a ahorrar y todas las cargas impositivas que vamos a lograr haciendo eso, con tecnología de vanguardia? Y va a ser un beneficio para los usuarios, porque van a hacer sus trámites online, digitalmente y sin problema. Me preguntaban si yo regresaría al Centro de Gobierno, pero como pienso digitalizar el gobierno, me queda claro que a la gente también hay que educarla para eso. Ganamos todos a través de la innovación, punto, así de sencillo. Un gobierno tiene que ser un facilitador, finalmente, como gobernador sería un Ejecutivo estatal, es como si fuera el director de la empresa, tengo que atraer lana, inversión, generar ingresos para mis ciudadanos”.

Muchas gracias.

 

Ojeda en corto

 

El transporte público, ¿debe estar en los municipios?

“Debemos modernizarlo. Tijuana ya merece un análisis para incluso hacer un tren elevado, un tipo metro, y para animar los costos, independientemente si va a los municipios o no, pero un metro fregón, un tren elevado”.

¿Fuerza por México sigue siendo satélite de Morena?

“No, el partido no es satélite de Morena o como algunos argumentan: no es comparsa de nadie. Somos un partido nuevo. Los partidos tradicionales ya cumplieron su ciclo”.

¿Qué piensa de la planta fotovoltaica de Bonilla?

“Si es bueno para Baja California, maravilloso, mas no conozco su costo-beneficio”.

¿Y del Segundo Piso en Tijuana?

“Quiero hacer un Segundo Piso, pero en la Línea, para agilizar el tráfico hacia Estados Unidos”.

¿A cuánto asciende el presupuesto de Baja California?

“Según tengo entendido, son alrededor de 60 mil millones de pesos”.

¿Y la deuda?

“No tengo idea ahorita”.

¿Le renovaría el contrato a Fisamex?

“No”.

¿Los moches?

“No (ríe)”.

Qué le hace pensar la palabra moches.

“No, no, pues corrupción”.

¿Debe ser legal el aborto en BC?

“Que la mujer decida sobre su cuerpo. Punto”.

¿El matrimonio igualitario?

“Pues mira, yo soy incluyente, respeto las decisiones de cada persona, independientemente de su sexo, de sus preferencias sexuales. Finalmente yo, vaya, no es que lo apoye ni lo aplauda, pero somos incluyentes”.

¿Legalización de la marihuana?

“Sí, sí”.

¿Cree que Morena debe perder la Cámara de Diputados?

“Yo creo que sí”.

¿Hay separación de poderes en México?

“Sí”.

¿A quién le tiene miedo?

“A mí mismo, me tengo miedo”.

¿Qué le dice el nombre Jaime Bonilla?

“Realmente no me dice mucho. Cobrador de agua”.

¿Y Marina del Pilar?

“Juventud”.

¿Lupita Jones?

“Belleza”.

¿Jorge Hank?

“Empresario”.

¿Declinará a media campaña a favor de otro candidato?

“No he pensado en eso ahorita, no sé, ya anteriormente me habían preguntado, pero a mí más bien me andan buscando otros para que yo les tire. No, yo no le voy a tirar a nadie. Ahora, si me buscan, pues yo le busco también”.

¿Debe desaparecer el Instituto Nacional Electoral?

“Tendría que tener más elementos para responder eso”.

¿Para atrás a la municipalización de San Quintín y San Felipe?

“No, no, están abandonados. Voy a hacer un cambio”.

Comentarios

Tipo de Cambio