Landau asegura que AMLO deja operar a cárteles por considerarlos “una distracción”

Destacadas BCS miércoles, 28 abril, 2021 10:22 AM

El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró, este miércoles 28 de abril, que los dichos del ex embajador Christopher Landau respecto a que es pasivo frente al actuar del narcotráfico, es porque como extranjero, tiene una visión distinta del problema en México.

“Yo entiendo al ex embajador porque, como es natural, él tiene una concepción distinta, él representa o representaba un gobierno extranjero en nuestro país y ellos quisieran que de actuara como ellos piensan y también como era antes que yo llegara a la Presidencia”, comentó el mandatario nacional.

Durante su conferencia de prensa matutina, el político tabasqueño señaló que en administraciones pasadas hubo una actitud del Gobierno mexicano de entreguismo hacia Estados Unidos, a tal grado que grupos operativos de aquel país llegaron a incursionar en México.

El presidente dijo que para otros gobiernos causa extrañeza que el Ejército mexicano no combata con armas al crimen, no obstante, refirió que su estrategia es combatir las causas que generan la violencia. Sin embargo, consideró que durante su gestión como embajador, Landau fue respetuoso de las decisiones del Gobierno de México y nunca hubo actos de injerencia de su parte.

“Nosotros no queremos masacres, no es ‘mátalos en caliente’, no queremos, como era antes, que agentes extranjeros profanen cuerpos de supuestos capos, no queremos eso, no queremos violencia, y lo de Sinaloa, de Culiacán, para que no quede duda, es una instrucción que yo di, porque estaba en riesgo la gente”, afirmó López Obrador.

“En Estados Unidos piensan de otra manera, el ex embajador Landau, que hay que arrasar, masacrar, nosotros no, nuestro Gobierno es humanista y queremos conseguir la paz con justicia, la paz es fruto de la justicia. Respetamos mucho al ex embajador Landau”, sostuvo el mandatario nacional.

“Entiendo que el ex embajador Landau tenga esa opinión, porque nosotros lo que tenemos como prioridad en seguridad es atender las causas. Para nosotros lo principal es que no haya pobreza, que los jóvenes sean atendidos, que tengan garantizado el derecho al estudio, al trabajo”, abundó el político tabasqueño.

“Son dos concepciones distintas, una es resolver el problema con medidas coercitivas, atacando en este caso a las bandas arriba, con todo y dejando sin atención al pueblo, nosotros pensamos que si se atienden los problemas sociales, podemos enfrentar el narcotráfico, la delincuencia, y además sostenemos que para enfrentar a las bandas de narcotraficantes se requiere que no haya corrupción”, agregó López Obrador.

LAS DECLARACIONES DE LANDAU

Ayer martes 27 de abril, durante una reunión organizada por el Consejo de Embajadores Estadounidenses (CAA, por sus siglas en inglés), Landau consideró que el titular del Poder Ejecutivo Federal mexicano asume una actitud pasiva frente al crimen organizado y opta por no enfrentarlos.

Según el diplomático que dejó el cargo en enero pasado, López Obrador considera que enfocarse en el combate a los cárteles del narcotráfico es una distracción parecida a lo que fue la Guerra de Vietnam para el ex presidente estadounidense Lyndon Johnson, en la década de 1960.

“Ha adoptado básicamente una actitud de ‘laissez fair’ [dejar hacer] ante los cárteles, lo cual es obviamente problemático para nuestro Gobierno. Es un gran problema para México […] Él ve a los cárteles como su Vietnam. Tal como lo fue para sus antecesores”, dijo Landau.

“Andrés Manuel López Obrador es muy insistente en intentar evitar ese tipo de conflicto”, dijo el ex embajador, quien aseguró, además, que los cálculos del Gobierno estadounidense son que los cárteles del narcotráfico controlan entre 35 y 40 por ciento del territorio mexicano. “Pienso que no hay duda de que juegan un papel amplio en la gobernanza de México”, insistió.

“[El Gobierno de López Obrador] dejó ir [a Ovidio Guzmán López, alias ‘El Ratón’] porque no quería tener un derramamiento de sangre más generalizado en Culiacán. Fue simplemente un momento terrible. La verdad es que el Ejército mexicano fue superado en armas [el 17 de octubre del 2019]”, aseguró el ex diplomático.

“Nunca había habido un ataque tan descarado como [el del Cártel Jalisco Nueva Generación contra Omar Hamid García Harfuch] en el corazón de la Ciudad de México [el 26 de junio del 2020]. Y, para mi sorpresa, ¡el Gobierno central mexicano básicamente no hizo nada! No dijo: ‘¡Ya fue suficiente! ¡No vamos a tolerar que ocurra una cosa así!'”, añadió Landau.

Por otra parte, el ex embajador calificó como desastrosa la captura el 15 de octubre del 2020, Salvador Cienfuegos Zepeda, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) durante el sexenio del ex presidente Enrique Peña Nieto, bajo acusaciones de narcotráfico y su eventual liberación un mes después tras un acuerdo con México.

“En retrospectiva, desearía haber luchado y haber acudido con el Fiscal General [de EE.UU., Bill Barr], para pararlo”, dijo Landau refiriéndose al episodio cuando al llegar al cargo de embajador en México, en agosto del 2019, fue informado de la investigación abierta por fiscales federales de Estados Unidos.

“Los intereses más amplios de nuestra cooperación en aplicación de la Ley son más grandes que este personaje”, añadió Landau, quien aseguró, además, que el Gobierno estadounidense mismo debe de replantearse su estrategia de combate antinarcóticos que incluya más articulación entre las agencias.

“Probablemente mi mayor frustración fue en el área antinarcóticos. Ese es un tema muy complicado. Estoy muy frustrado con nuestro Gobierno. Creo que no tiene una estrategia integral para enfrentar este problema”, insistió el ex embajador.

Asimismo, Landau abordó la relación del ex presidente Donald Trump con López Obrador y reveló por primera vez que el Gobierno estadounidense evitó presionar al presidente mexicano en otros temas, ante su ayuda para controlar la migración irregular.

“[López Obrador] sabía que el tema de la migración era importante para el residente Trump. Y nosotros fuera de ese, no lo molestamos con otro millón de temas”, confesó Landau, quien aseguró, también, haber sido muy cuidadoso de no inmiscuirse en asuntos energéticos.

“Había muchas cosas que López Obrador quería hacer en la [agenda] interna en temas como el sector energético. Yo quería proteger a las compañías estadounidenses, pero tampoco me quería involucrar en temas internos de México”, reveló Landau.

Cuestionado respecto al origen de la popularidad de López Obrador, el ex embajador aseguró que el hoy presidente mexicano capitalizó en la elección de 2018 el hartazgo por la corrupción de los gobiernos de los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI), pero, en específico, la incapacidad de los panista de no traer un cambio real en el año 2000.

Por último, Landau confesó haber visitado al magnate mexicano Carlos Slim Helú, dueño de América Móvil, para solicitarle a nombre del Gobierno estadounidense no comprar equipo de telecomunicaciones para la nueva red 5G, ante lo que consideraban un peligro estratégico.

“Una de las peores experiencias que tuve fue decirle a Carlos Slim que no debía hacer el [negocio de la red] 5G con [la empresa china Huawei], porque sentía que en los puntos preparados que tenía no había nada más. Y él me preguntó: ‘¿Y entonces con quién quieres que lo haga?'”, reveló Landau.

Tras la salida de Landau, la Embajada de EE.UU. en la Ciudad de México quedó al frente del Encargado de Negocios, John S. Creamer, en espera de que la Administración del presidente Joseph Biden anuncie la nominación del nuevo titular, mismo que deberá ser ratificado por el Senado estadounidense.

-Con información de Reforma.

Comentarios

Tipo de Cambio