41 años de ZETA

BCS domingo, 11 abril, 2021 5:00 AM

Con la premisa de manifestarse inmaculado a pesar de los dineros con origen desconocido manejados por su hermano Pío, los contratos a su prima o el millonario préstamo a su publicista Epigmenio Ibarra -entre otras varias curiosidades-, desde el inicio de su gestión, el Presidente Andrés Manuel López Obrador está convertido en el vocero oficial del discurso contra la prensa.

Cualquiera que no lo aplauda, como Artículo 19, organismos de protección y defensa de los derechos humanos y la libertad de expresión, es sometido al filo de su lengua mañanera, con la que se auto alaba y presenta como un revolucionario víctima de los neoliberales, corruptos y demás calificativos despectivos repetidos en su discurso ideológico y autoritario, para atacar sistemáticamente a los medios, como expuso en mayo de 2020 el presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Christopher Barnes.

Como el mal ejemplo cunde, el 15 de julio de 2020, Artículo 19 y Reporteros sin Fronteras enviaron una carta a Jaime Bonilla Valdez, gobernador de Baja California, manifestándole su preocupación ante los ataques, contra la prensa y libertad de expresión en la entidad, enumerando trece incidentes ocurridos en los ocho meses previos, en los que el mandatario estatal y algunos integrantes de su gabinete, agredieron, estigmatizaron y bloquearon el trabajo de periodistas de ZETA. Y algunos otros a quienes también ha denostado.

En ese contexto, el próximo domingo 11 de abril, este Semanario llega a su cumpleaños número 41, como el resto de los mexicanos, sobreviviendo a la crisis económica agravada por la pandemia.

Sí, en desventaja monetaria, porque a diferencia de otras empresas dedicadas a las noticias, nos negamos a vender notas, entrevistas y a someter la línea editorial a los caprichos de la gente en el poder, sin importar de cuál partido sean. Es la única forma posible de conservar la libertad para que las necesidades y los intereses ciudadanos sigan siendo eje rector de nuestra labor periodística.

La libertad es cara y lo sabemos, llevamos 41 años pagando el precio por la credibilidad que gozamos y protegemos como nuestro único capital.

A Héctor “El Gato” Félix Miranda, codirector fundador de ZETA, lo silenciaron a punta de bala el 20 de abril de 1988; al igual que al editor general, Francisco Ortiz Franco, el 22 de junio de 2004. Lo mismo intentaron hacer con el codirector fundador, J. Jesús Blancornelas, el 27 de noviembre de 1997, pero sobrevivió malherido al atentado, mientras su escolta Luis Valero perdía la vida.

En 2021, Adela Navarro Bello y César René Blanco Villalón cumplen 15 años a la cabeza del Semanario, con un consejo editorial amenazado por integrantes del crimen organizado -en 2010, 2016 y 2017-, a los que han exhibido en sus alianzas con funcionarios corruptos y el origen de la violencia homicida que afecta el desarrollo de Baja California.

Expuestos igual que decenas de delincuentes de cuello blanco, funcionarios desleales, presidentes de la República, alcaldes, gobernadores y diputados que han abusado del poder, que han robado al erario a través de permisos irregulares, licitaciones hechas a modo, compras a sobreprecio y cobro de cuotas.

Casos como el del ex gobernador panista Francisco Vega de Lamadrid o los señalados morenistas Amador Rodríguez Lozano, actual secretario general de Gobierno; Cynthia Gissel García, ex secretaria de Bienestar y Jesús Núñez, ex oficial mayor, por cierto, recientemente recontratado como comisionado del Sistema Penitenciario. Todos aún impunes.

La generosidad y acompañamiento de nuestros lectores se ha incrementado en el ciberespacio a partir de 2014, cuando la página electrónica www.zetatijuana.com empezó a reclutar seguidores que este año superan las 4.3 millones de visitas mensuales.

Este año, con apoyo becario del Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte, en un proyecto del International Center for Journalists –ICFJ-, en alianza con el Border Center for Journalists and Bloggers, iniciamos un proceso de diversificación de nuestro trabajo periodístico, creando contenidos para los consumidores de redes sociales en internet.

En búsqueda de mayor interacción, a partir de julio de 2020 iniciamos la producción de avances informativos en video para nuestros canales, que en Facebook, Instagram y YouTube están registrados como Semanario ZETA y como @zetatijuana en Twitter. Adicionalmente, desde octubre y a manera de prueba, y oficialmente a partir de febrero de 2021, iniciamos con “Libre como el Viento”, un podcast en Spotify.   

Durante más de cuatro décadas, hemos demostrado consistencia y coherencia. Quienes laboramos en ZETA estamos orgullosos de haber heredado y sobre todo dar continuidad a una línea de periodismo de investigación crítico, duro, contestatario, cercano a la sociedad, siempre a sana distancia de los intereses políticos, criminales y económicos, cada vez más peligrosamente mezclados.

En diferentes momentos, funcionarios o criminales han obstaculizado y bloqueado el trabajo de los reporteros de esta casa editora, o amenazado la continuidad de este Semanario. Pero la sociedad ha hecho posible la permanencia de ZETA, mientras miembros del crimen organizado son detenidos o asesinados, y políticos van y vienen, como veletas con diferentes siglas partidistas en su frente.

Hoy, por 41 años consecutivo, decimos gracias por la solidaridad y preferencia de nuestros lectores y patrocinadores, ante quienes renovamos nuestro compromiso y pasión por la búsqueda de la verdad y la defensa de la libertad de saber y de informar, sin ataduras ni intereses. Libres como el viento.

Comentarios

Tipo de Cambio