Turismo y COVID, reto para Salud BCS

Adultos mayores de 60 años han sido vacunados en la zona rural de Los Cabos como parte de la estrategia sanitaria
BCS sábado, 20 marzo, 2021 3:30 PM

El Comité Estatal de Seguridad en Salud está concentrado en el operativo de Semana Santa, que tendrá lugar entre el 28 de marzo y el 4 de abril; sin embargo, Los Cabos ya recibe a miles de visitantes en el periodo de spring break. Protocolos de seguridad sanitaria podrían verse rebasados por los vacacionistas

 

Turistas extranjeros y nacionales están ocupando los diversos bares, restaurantes y centros nocturnos de Los Cabos, incluso hay imágenes y videos del centro nocturno Squid Roe abarrotado de visitantes, sin ejercer la sana distancia y la mayoría sin portar cubre bocas. Más allá del aforo permitido en el local, las personas se encontraban en sitios limitados y amontonados.

Las imágenes causaron consternación, incluso no hay información de sanción alguna, ejemplo de impunidad que demuestra que en Los Cabos nunca se ha considerado estar en pandemia, por lo menos tal ha sido el comportamiento de algunos comercios con el consentimiento de la autoridad municipal, quien se ha caracterizado por permitir operación incluso de centros nocturnos fuera de horario, a puerta cerrada.

Los spring breakers norteamericanos ya están en Los Cabos, los jóvenes estadounidenses buscan diversión, gran parte de ellos ya vacunados, pero en México la inmunización ha sido lenta y se corre el riesgo de múltiples contagios, como ya ocurrió en destinos turísticos como Cancún, Quintana Roo.

Turismo y COVID el mayor reto para salud en temporada de spring breakers a Los Cabos

“Nos hemos reunido en lo que refiere a los operativos municipales, hemos estado en reunión con Protección Civil, con comercios, inspección fiscal y nosotros como Coepris. Lo importante es destinar las actividades, porque a veces se nos exigen actividades que no nos tocan, por ello es importante definir a quién le toca cada actividad”, declaró Blanca Pulido Medrano, titular de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris).

Preocupa que hasta el momento haya solo recomendaciones y que a la fecha no se sepa la distribución de zonas de playa que tendrán las diferentes instituciones: tampoco se ha definido la estrategia a implementar durante el periodo de Semana Santa y sigue incierta la operatividad en este periodo de afluencia llamado spring break.

Si bien, la visita de turistas es reducida, implica un riesgo de contagio, pues visitantes nacionales y extranjeros provienen de diversos núcleos de convivencia y ello no se está tomando en cuenta.

La Coepris anunció que, para Semana Santa, instituciones de seguridad y protección serán las encargadas de vigilar el aforo de las playas.

“El control de aforo de playas le toca a Protección Civil y a Seguridad Pública, los policías van a controlar los aforos, cada municipio se está reuniendo para determinar si es el 50%, algunos que le van a bajar al 30%, otros al 20% y otros no van a abrir. Cada municipio tiene su enfoque y han determinado situaciones”, explicó la comisionada en Baja California Sur.

Squid Roe con notoria aglomeración de personas en plena temporada de pandemia, pareciera que en Los Cabos no hay emergencia

COEPRIS BAJO VIGILANCIA

La Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios ha sido una de las instituciones reglamentarias de mayor demanda en la pandemia, al hacer valer las prescripciones que dicta el Comité Estatal de Seguridad en Salud. Así se ha sancionado a establecimientos por operar fuera de norma.

Ante la demanda de unidades de seguridad y vigilancia, el jueves 18 de marzo, la Mesa de Seguridad acordó “operativos de apoyo a salud pública durante el periodo de Semana Santa”.

Uno de los sectores de mayor demanda durante el periodo vacacional, sin dura serán los restaurantes de la zona de playa, donde la Coepris montará operativos especiales para vigilar que se cumplan las disposiciones sanitarias y evitar rebrotes de coronavirus.

“En restaurantes es el 50% del aforo con todas las medidas estrictas que deben tener, ahí entramos nosotros, en caso de que nos digan ‘Fuimos a un restaurante que está abarrotado’, entramos inmediatamente y actuamos. Si alguno de los verificadores que vaya a alguna playa, Tecolote, Balandra, y vea situaciones que salgan de contexto, se va a notificar y haremos la comunicación con los responsables”, detalló Blanca Pulido Medrano.

Para la Coepris, la principal afluencia se da en las principales playas de BCS, por ello el operativo será vital para la protección y cuidado de los ciudadanos, y sobre todo, para evitar contagios. Restaurantes y playas estarán en extrema vigilancia, así como los distintos tramos carreteros; la recomendación es que las personas respeten los protocolos y tengan una sana convivencia.

“Estamos solicitando la colocación de sanitarios portátiles, así como en dónde se van a colocar, en qué zonas, no importa que lleguen y cobren, pero sí tener medidas sanitarias de manera estrictas en las playas. El Comité de Seguridad en Salud determinó que la gente no llegue a acampar, en ninguno de los sitios está permitido, estaremos haciendo recorridos en las playas para que nos estén notificando que estén activas, estaremos acudiendo a las mismas, obviamente viendo que las condiciones sanitarias estén adecuadas y existan depósitos de basura para evitar que dejen cerros de basura a la orilla de la playa y se contamine”, advirtió la comisionada Pulido.

Entre el 7 de febrero de 2020 y el 10 de marzo del año en curso, en BCS se han implementado 4 mil 330 evaluaciones de negocios, 2 mil 587 verificaciones, 314 suspensiones de comercios, más 4 mil 800 recomendaciones y más de 12 mil acciones de fomento.

En lo que refiere a suspensiones, 111 han tenido lugar en La Paz, 125 en Los Cabos, 55 en Comondú, 17 en Mulegé y seis en Loreto.

“Las sanciones so con base en sus ingresos, como Coepris, hemos tratado de evitar la cuestión económica, afectarles con la sanción; podemos sancionar desde a un hotdoguero hasta una persona que tenga ingresos fuertes en restaurantes”, lanzó.

“El área jurídica de la Coepris determina a cuánto asciende la multa, nosotros empezamos con apercibimientos que se otorgan al dueño del establecimiento, y si no cumple, viene siendo la multa y suspensión; y si son reincidentes, puede llegar hasta la clausura”, complementó la funcionaria estatal.

Restauranteros de El Médano preparados para atender y cuidar a turistas

RESTAURANTEROS LISTOS

Mucho trabajo ha costado a los restauranteros conseguir oportunidad de reabrir sus negocios, sobre todo tratar de recuperar un poco del esfuerzo para sobrellevar la pandemia.

Para continuar con la operación en este periodo de spring break, aunque oficialmente no opere para 2021, los restauranteros y comerciantes aplican medidas sanitarias, aunque signifique mayor inversión, con el fin de mantener la operatividad y que los centros de trabajo no se pierdan.

“A la llegada al restaurante hay que ponerse cubre bocas, y si no traen, nosotros les facilitamos uno, les tomamos la temperatura a los clientes, no debe ser mayor a 37.4; los meseros todo el tiempo portan cubre bocas, lentes de seguridad o careta, por seguridad optamos una medida que cada 30 minutos los meseros se lavan las manos”, dio a conocer Garrit Araoz Wilkes, gerente del restaurante Mango Deck.

“En el tema de las mesas, si es una grande, es máximo 10 personas con separación de hasta 3 metros, lo que nos reduce muchísimo. Recibimos alrededor de 280 a 300 personas como máximo, los comensales mientras sea en su mesa pueden dejar de usar cubre bocas, pero cuando se levantan para el baño o cualquier otra actividad, deben portarlo obligatoriamente”, añadió.

En cuanto al manejo de alimentos, el establecimiento aplica la cobertura de los platillos con una campana, es decir, una tapa de aluminio, el plato sale cubierto de la cocina y hasta la llegada a la mesa del comensal, se destapa para que pueda ser consumido.

Además, utilizan una manteleta de papel que se coloca cuando llega el cliente, la cual es desechada al término del servicio, los cubiertos tienen cobertura plástica y todo lo que se solicita durante el servicio, se entrega limpio y desinfectado.

Como es sabido, los visitantes en este periodo vacacional son principalmente jóvenes que vienen a disfrutar de la fiesta, pero este año es diferente, y, aunque en Estados Unidos ya se está vacunando a los jóvenes, en México se deben seguir las estrictas medidas sanitarias, disposiciones que no se pueden pasar por alto.

Al menos 10 personas privadas de su libertad recibieron la vacuna contra el coronavirus, las cuales fueron custodiadas

“Los clientes que están llegando al restaurante o al resto los comercios, son máximo de 24-25 años, muchos ya vienen vacunados, para ellos, como allá en Estados Unidos se está aplicando la vacuna, es normal que tengan la vacuna todas las personas, pero seguimos nosotros detrás de ellos: que se mantengan en su mesa y eviten aglomeraciones mesa con mesa”, subrayó Araoz Wilkes.

Para seguridad de los visitantes, los comercios también aplican medidas sanitarias con su personal. Aun así, ello implica contar con menos trabajadores unos días o semanas, ya que al mínimo síntoma, son enviados al hospital y a sus respectivas viviendas.

“La vigilancia con el personal también es importante, traen su uniforme distinto a la ropa con la que llega, al ingreso su chequeo de temperatura, sanitización, con su cubre bocas, careta o lentes, y al primer síntoma, si alguien dice ‘Traigo diarrea, dolor de cabeza, me arde la garganta’, la indicación es ‘Vete directo al hospital’, ya sea centro de salud, hospital general. Como restaurante tenemos un trato con hospital privado, llegan, se les atiende y les dan unos días en observación, les aplican la prueba”, informó el gerente de Mango Deck.

“Para nosotros un dolor de cabeza o algún síntoma, representa estar fuera del trabajo por lo menos una semana, por protocolos”, dijo.

Sin duda la pandemia ha golpeado muy duro a los comercios, principalmente a los dedicados al turismo, apenas empiezan a recibir visitantes y algo de liquidez, sin embargo, la afluencia con dificultad llega al 10%, no es para nada como la de años anteriores. La cantidad de personas que reciben en un solo día, quizá sea el número mensual de esta temporada de spring break, repercute directamente en la economía.

“Para nosotros la temporada alta ya inició, viene la Semana Santa y hemos estado recibiendo bastante de reservaciones, visitantes directamente, la temporada ya está fuerte, aunque es incierto todavía saber el número de visitantes que tendremos, por ejemplo, hoy tuvimos 100 personas máximo, ayer 300, sí brincan mucho los números. En lo del mes esperamos que sea muy bajo, representa apenas el 10% de otros años, nos ha pegado durísimo la pandemia; el año antepasado estábamos recibiendo alrededor de mil a mil 500 personas durante todo el día, que sería la sumatoria ahora mensual y no de un día”, ejemplificó el gerente restaurantero.

Jóvenes estadounidenses acuden a los principales destinos de BCS a disfrutar de las playas

MEDIDAS EN PLAYAS DE LA PAZ

En la Capital del Estado ya se trabaja en las medidas, a su vez, puestas a disposición del Comité Estatal de Seguridad en Salud, que en el protocolo de actuación establecen cómo será la operatividad y vigilancia.

Algunos de los puntos más importantes son:

* El establecimiento de puestos de control para el acceso a nueve playas paceñas, así como en delegaciones municipales como Los Barriles, El Sargento-La Ventana y Todos Santos.

* Determinación de aforos de hasta 50% respecto a la capacidad de superficie de la playa.

* Horarios establecidos de 06:00 a 18:00 horas para la ocupación de playas.

* Establecimiento de protocolos sanitarios aplicables, como guardar la sana distancia y retirar completamente la basura al término de la estancia en playas.

* No estará permitida la instalación de campamentos.

* En el Malecón es obligatorio el uso de cubre bocas.

* Se efectuará una campaña de difusión de esta determinación para enterar a la sociedad en general, además de labores de supervisión de los lineamientos en mención.

Pese al golpe que significa la pandemia, el alcalde Rubén Muñoz Álvarez reconoce que hay buenos números de reservación, esperan un periodo distinto, pero con una ocupación importante.

“Hay una buena noticia en cuanto al número de reservas para La Paz, y eso significa que va a haber una buena afluencia de turistas; la intención es que compartamos la misma información, estarán controlados todos los espacios de playa con este operativo de vigilancia de Cuaresma”, confió.

En materia de vigilancia en los distintos centros de playa, la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) jugará un papel muy importante, por ello, a través de la dependencia municipal se coordinarán esfuerzos para controlar el aforo en playas, con apoyo de Protección Civil y las distintas policías.

Susana Rubio, titular del departamento de ZOFEMAT La Paz indicó que están listos para el operativo de resguardo en playas

Susana Rubio, titular de la Zofemat, expuso que se instalarán cuatro filtros de control y vigilancia, solicitando a la ciudadanía respetar los lineamientos sanitarios.

“Estaremos en total coordinación con Protección Civil Municipal y Estatal, y todas las áreas de protección, de Seguridad Pública, como Guardia Nacional, Policía Municipal y Estatal. Tendremos cuatro filtros, y también las delegaciones; en estos últimos estará participando Seguridad Pública, Protección Civil, Zofemat y voluntarios”, anunció la funcionaria.

Las principales playas, donde se espera mayor aforo durante Semana Santa, son El Tecolote y el Área Natural Protegida (ANP) Playa Balandra.

“Ya se tiene contemplado el número de aforo, 50% del 1 al 5 de abril; en El Tecolote estamos hablando de un aforo de 845 personas, que se estará contabilizando en el entronque Tecolote-Balandra. Se tiene un aforo permitido de 225 personas en Playa Balandra”, indicó Rubio.

La sana distancia será un factor determinante en los distintos balnearios, por ello, además acatar de las medidas sanitarias de aplicación constante de gel antibacterial y uso de cubre bocas, los visitantes deberán guardar una distancia prudente entre cada uno de los grupos.

“Dependiendo el número de personas, tiene que ser de 5 a 10 metros de distancia de cada grupo. El acceso será de seis de la mañana a seis de la tarde, desde luego sin poder pernoctar estos cinco días. Que estén utilizando cubre bocas, y al salir, no olviden llevarse la basura que generen en su estancia en la playa, además de respetar los protocolos de seguridad”, exhortó la titular de la Zofemat.

Las playas que tendrán vigilancia permanente son Puerto Chale, Santa Fe, El Datilar y El Conejo, en la delegación de los Dolores; San Pedrito, El Pescadero, Cerritos, Punta Lobos en Todos Santos; La Ventana, El Sargento, Agua Caliente en El Sargento; y las de Los Planes, Los Barriles y El Cardonal.

El Obispo Miguel Ángel Alba Díaz decretó que las misas fueran suspendidas para proteger a los feligreses de edad avanzada

IGLESIA NO, PLAYAS SÍ

Para nada cayeron en gracia a los feligreses de Baja California Sur, las determinaciones del Comité de Seguridad en Salud que llevaron a la cancelación de misas presenciales en el periodo de Semana Santa.

Juan Gómez Esqueda, vocero de la Diócesis de La Paz, externó su descontento, dejando en claro que la Iglesia no cuenta con un espacio en el Comité y hasta el momento los templos no han sido sitios de contagios, aunque se dice respetuoso de lo que consideraron las autoridades.

“Asumimos lo que nos piden pensando con sentido de responsabilidad, pero hay que decir que las iglesias de distintas denominaciones no tenemos un asiento en el Consejo de Salud para externar nuestra opinión, no somos considerados esenciales. Hay que decirlo, con todo respeto, que hemos tratado de respetar los protocolos señalados por el Sector Salud, salvo algunas excepciones, pero en todo aquello que se refiere al aforo permitido y las medidas de sanitización, hemos sido muy escrupulosos, cosa que no vemos en otros espacios. Vamos a ser respetuosos y vivir la fe en estas circunstancias atípicas, que no decaiga el ánimo”, comentó el portavoz.

Por su parte, el Obispo Miguel Ángel Alba Díaz decretó que las misas fueran suspendidas. Sabiendo que su decisión causó polémica, incluso molestia, reiteró a los feligreses que fue con el fin de cuidarlos, de evitar aglomeraciones y posteriores contagios de virus SARS-CoV-2.

Gran parte de los asistentes a las misas son adultos mayores, y es precisamente ese sector el de mayor riesgo, pese a que algunos ya recibieron la primera dosis de vacuna anti COVID.

“Créanme que los quiero y precisamente por eso he querido cuidarlos, ha sido polémica, desata críticas la decisión que tomé de no abrir los templos a las celebraciones del Jueves, Viernes y Sábado Santos, pero ha sido porque nuestro Dios ama la vida, valora la vida del que todavía no nace, hasta la del anciano y del enfermo terminal. Sería absurda una iglesia que defendiera la vida en el seno de la madre y se olvidará de la vida vulnerable del anciano, son celebraciones que congregan a mucha gente y, aunque los templos no son lugar de contagio, las conglomeraciones sí lo son, y muchos de nuestros fieles, vean sus rostros, somos personas vulnerables por nuestra edad”, argumentó el Obispo.

No obstante, enmarcó su descontento, pues se ha determinado que bares y restaurantes sigan operando, y que las playas estén abiertas a los visitantes, al ser sitios de riesgo de contagio.

El religioso insistió en que la Iglesia actuará con responsabilidad a fin de evitar nuevos contagios y que la situación hospitalaria se vea afectada.

“No ha sido un acto de irresponsabilidad no abrir templos, sino de responsabilidad; irresponsabilidad es mantener playas, restaurantes, antros, bares abiertos, lo comprendo, la gente necesita esparcimiento después de este confinamiento que enloquece y muchos negocios necesitan abrirse para sobrevivir; pero nuestra Iglesia no vive del servicio que presta, sino para la misión que le fue encomendada, por eso la decisión que tomé, recen por un servidor”, alentó el Obispo.

En su postura oficial, la Diócesis de La Paz compartió con los feligreses las razones de mantener cerradas las iglesias en los días más importantes en su creencia:

“Lamentablemente el Jueves, Viernes y Sábado Santos, los templos estarán cerrados y las celebraciones de esos días serán sin pueblo presente, pero podrán seguirse a través de las transmisiones diocesanas y parroquiales, habida cuenta que congregan a muchas personas y que buena parte son mayores o vulnerables al contagio. No se permitirán procesiones, viacrucis o marchas juveniles por las calles”.

La recomendación de la Diócesis de La Paz es no acudir a los sitios de playa, y de hacerlo, tomar las debidas medidas sanitarias y, al volver a casa, exagerar en la limpieza para proteger a sus familiares.

“Sabemos que las playas y otros lugares de esparcimiento permanecerán abiertos con un 50% de aforo, lo cual representa un riesgo mucho mayor de contagios que nuestros templos, por eso recomendamos a los feligreses no asistir a ellas. Igualmente pedimos a los niños, adolescentes, jóvenes y demás personas que asistan a dichos lugares, que al volver a casa se bañen y cambien de ropa antes de tener contacto con los familiares más vulnerables por edad o salud”, finalizó el Obispo Miguel Ángel Alba Díaz.

Squid Roe con notoria aglomeración de personas en plena temporada de pandemia, pareciera que en Los Cabos no hay emergencia

 

Comentarios

Tipo de Cambio