La Dinastía Chávez

Foto: Marcos Angulo
Deportez lunes, 29 marzo, 2021 12:15 PM

Julio César volverá al ring en una última pelea en el Estadio Jalisco ante Héctor “Macho” Camacho Junior, acompañado de sus hijos, Julio y Omar. “Acepté porque es mi última exhibición, mi cuerpo no da para más”, asegura el multicampeón

Durante 25 años fue el boxeador preferido del público mexicano y uno de los consentidos en el mundo. Tuvo récord de 107, 6 y 2 con 85 nocauts. Se trata de Julio Cesar Chávez, quien volverá al ring por última vez para una exhibición, luego de una campaña de enfrentamientos amistosos ante Jorge “Travieso” Arce.

Será la primera que los integrantes de la familia Chávez suban al ring dentro de la misma velada boxística en la cartelera denominada “La Dinastía Chávez”, a celebrarse el 19 de junio en el Estadio de Jalisco, actual casa del equipo Atlas. La función es encabezada por la leyenda del Boxeo mexicano, quien enfrentará a Héctor Camacho Junior en una pelea de exhibición como parte de un homenaje póstumo de este a su padre, Héctor “Macho” Camacho.

Al “César del Boxeo” lo acompañarán sus herederos Julio César y Omar, quienes regresan a la acción tras varios meses fuera de circulación. El Junior aún no conoce a su rival, aunque se han rumorado que podría ser Anderson Silva, peleador de UFC. Omar enfrentaría a Ramón “Inocente” Álvarez, hermano de “Canelo”.

Julio César padre reconoce que fue la amistad y admiración que tuvo por su gran rival, fallecido en 2012, lo que lo convenció de hacer el combate contra el vástago del puertorriqueño.

“Cuando me propusieron la exhibición con Camacho, dije que no, y cuando me cuestionaron el porqué, les dije que estaba muy joven para mí, pero cuando me dijeron que era homenaje al’ Macho’, acepté. Peleé contra cinco puertorriqueños, y el más hablador fue Camacho, pero nunca se metió con mi familia, nunca me ofendió. Fuimos grandes amigos, le tengo un gran aprecio, pero seguro se va a enojar por la tunda que le voy a dar a su hijo”, afirmó la leyenda.

Al ser la última exhibición de su carrera, quiso tener a sus hijos acompañándolo, “mi cuerpo no da para más, así que contra Camacho Jr. será la última vez que me suba al ring, por eso metí a mis hijos, para tener ese recuerdo con ellos”.

En un inicio tenía planeado despedirse en Tijuana ante Oscar De la Hoya, en una exhibición que se disputaría en diciembre en “La Perrera”, casa de Xoloitzcuintles.

“Ya había acordado hacerla aquí, pero desafortunadamente por la pandemia se vino abajo todo, ya estábamos planeándolo para fin de año. Desde hace muchos años Tijuana es mi casa, nací es Sonora y radico en Culiacán, pero Tijuana me abrió las puertas cuando era muy joven. Aquí hice mis mejores peleas y de aquí me fui a disputar el primer campeonato del mundo, y la verdad le tengo un gran aprecio a la gente de aquí, aparte de que me quieren un chingo”, expuso orgulloso.

Por su parte, el “Machito” confesó que desde hace tiempo buscaba pelear contra uno de los Chávez y por fin se le da la oportunidad desde aquel 12 de septiembre de 1992, cuando JC padre venció al suyo.

“Estamos preparándonos para lo que va a pasar, tengo como diez años buscando la pelea con un Chávez y ahora se va a dar, será una gran pelea para toda Latinoamérica, me voy a preparar para hacer un buen combate, para honrar a mi padre; es algo personal”, aseguró.

 

UN ORGULLO PELEAR CON PAPÁ

Para Julio César Chávez Junior, formar parte de esta cartelera al lado de su padre es motivo de orgullo, “espero dar una buena pelea, porque sé que los mejores años de mi carrera están por venir”, auguró.

A pesar de que no se ha anunciado a su oponente, está listo para enfrentar a cualquier rival, “estoy motivado y contento, vamos a entrenar duro y a echarle muchas ganas porque los días se van rápido, siempre que uno se sube al ring es una bendición porque en cada pelea uno arriesga la vida, esperemos que demos una buena pelea y que sea del agrado de la gente”.

Para Omar “Businessman” Chávez, el combate ante el hermano de Saúl “Canelo” Álvarez es una oportunidad de regresar al Boxeo, por lo que se comprometió a prepararse a tope, en lo que será el tercer pleito entre ambos, con una victoria por bando.

“Es un homenaje a una leyenda como ‘Macho’ Camacho, mi padre me ha hablado mucho de él, y estar en el homenaje es un orgullo. Tenemos la oportunidad de volvernos a mostrar, y creo que este combate me abrirá la puerta a mejores peleas. Estoy muy consciente de que no va a ser un día de campo y me voy a preparar con todo; voy a desayunar, comer y cenar Álvarez”, enfatizó Omar, para luego agregar:

“En la primera pelea me confié, saqué mis cálculos y me fallaron. Él se prepara muy bien y se llevó la victoria, ahora voy a prepararme muy bien a 10 rounds y dar lo mejor de mí, tengo tres meses para ponerme al cien y que gane el mejor”.

Finalmente, se refirió a lo que significa compartir cartelera con su padre: “Estoy muy contento de estar con mi papá y mi hermano Julio. Con 140 peleas y guerras, con una vida no tan tranquila después de retirarse, mi papá ya está viejito, pero sé que va a salir a brindarse al igual que yo”.

La exhibición “La Dinastía Chávez” es organizada por Toscano Boxing Promotions en conjunto con Borizteca. Se permitirá el ingreso a un 30% de aforo del Estadio Jalisco y podrá verse en la modalidad Pago por Evento en Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico, a través de Global Sports Streaming (GSS).

Comentarios

Tipo de Cambio