El “Chacho” secuestró a mujer estadounidense durante un año en Culiacán: Gobierno de EU

Destacados miércoles, 31 marzo, 2021 10:43 AM

El Gobierno de México detuvo en Culiacán, el pasado 10 de febrero, a Luis Raúl Castro Valenzuela, alias “Chacho”, supuesto integrante del Cártel de Sinaloa, acusado de haber privado de su libertad durante un año, a una mujer estadounidense, así como de retención de rehenes, y, además, de conspirar para traficar drogas hacia Estados Unidos, por lo que podría ser extraditado para ser juzgado en un tribunal federal de EE.UU.

El “Chacho” mantuvo como rehén a una mujer estadounidense durante un año, para presionar a un grupo de traficantes en Estados Unidos a pagar una deuda, según un comunicado del Departamento de Justicia de EE.UU., el cual agregó que la investigación de las autoridades binacionales siguió una ruta que cubría Delaware, Pensilvania y Culiacán, en el que participaron agentes investigadores y policías de ambos países.

Castro Valenzuela exigió que los traficantes estadounidenses en el estado de Delaware entregaran más ganancias de la venta de heroína y fentanilo, para así, a cambio, dejar en libertad a la víctima, la cual “fue recuperada sana y salva, y goza de buena salud”, según lo informaron las autoridades de Estados Unidos.

La mujer, solo identificada como una estadounidense de iniciales “ND”, fue privada de su libertad en enero del 2020 y fue recién liberada en febrero de 2021, durante una redada de las autoridades federales mexicanas, en el municipio de Culiacán, lo que también llevó a la captura de Castro Valenzuela.

El “Chacho” fue imputado de secuestro, toma de rehenes, así como de distribución de heroína y fentanilo en EE.UU., entre marzo de 2007 y noviembre del 2020. Según documentos judiciales, en el marco de la misma investigación, un residente de Delaware, Jamar Jackson, así como otro hombre y dos mujeres, fueron inculpados de delitos relacionados con drogas y armas de fuego.

David Weiss, fiscal federal de Delaware, dijo que la mujer fue secuestrada por alias “Chacho” para obligar a Jackson a seguir distribuyendo sus drogas. “La seguridad de la víctima y su eventual regreso dependían de los pagos continuos hechos por Jamar Jackson y otros para pagar una importante deuda de drogas”, según indicó.

“La búsqueda de la justicia toma muchas formas. Pocos casos ilustran este principio con más claridad que éste, en el que los investigadores siguieron una operación de drogas en Bear, Delaware, hasta King of Prussia, Pennsylvania, y, posteriormente, al estado de Sinaloa en México, lo que finalmente condujo al rescate”, indicó Weiss, en un comunicado compartido por la Embajada de EE.UU. en México.

“La colaboración entre funcionarios locales, estatales, federales estadounidenses y mexicanos en este caso no tiene precedentes, y demuestra lo que se puede lograr cuando diversas agencias trabajan desinteresadamente hacia un solo objetivo. Finalmente, quiero expresar nuestro profundo agradecimiento a los fiscales, agentes del orden y personal militar mexicanos por su crucial asistencia”, agregó el fiscal federal de Delaware.

“El rescate de esta víctima es la culminación de una investigación internacional y multijurisdiccional de tráfico y contrabando de drogas que afecta a la gente de Delaware y las áreas circundantes”, expuso, por su parte, Brian L. Jones, agente investigador del Departamento de Seguridad Interior (DHS, por sus siglas en inglés).

“Todos estamos aliviados de que esta víctima haya sido rescatada de manera segura […] Pero también nos hace ver los peligros del narcotráfico y el comportamiento violento de los cárteles mexicanos de la droga”, insistió Jones, citado en el comunicado del Departamento de Justicia estadounidense.

“Quiero elogiar el arduo trabajo de nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley de más de una docena de agencias que ayudaron a desarrollar los cargos anunciados hoy, entre los que se incluyen las autoridades mexicanas, quienes, como resultado de la información desarrollada aquí, rescataron a una persona estadounidense detenido en contra de su voluntad en México”, expresó Damon Wood, inspector postal de la división Filadelfia.

Las autoridades estadounidenses señalaron que no solo se destaca la liberación de la persona que se mantenía privada de su libertad, sino que además, se incautaron unos 7.5 kilos de heroína y/o fentanilo, así como unos 6.5 kilos de metanfetamina, 12 armas y 180 mil dólares. “El valor en la calle de estas drogas supera fácilmente el millón de dólares”, según indicaron las autoridades de EE.UU.

En un boletín difundido el pasado 7 de marzo, la Fiscalía General de la República (FGR) informó de la detención de tres personas (Óscar ‘G’, Luis ‘C’ y Éricka ‘Q’), durante un operativo en Culiacán, acusadas de secuestro agravado y de delitos contra la salud.

“Óscar ‘G’ y Luis ‘C’, son probables responsables del delito de secuestro agravado, toda vez que el Juez de Control de Procesos Penales Federales de Culiacán Sinaloa, determinó que los datos de prueba vertidos por esta FGR, a través del Ministerio Público de la SEIDO, fueron suficientes para imputarles su posible participación en el secuestro de una víctima de nacionalidad estadounidense privada de su libertad desde febrero de 2020”, indicó.

“Asimismo, se vinculó a proceso a Éricka ‘Q’, por la presunta comisión del delito de contra la salud en su modalidad de posesión simple”, señaló la FGR, la cual abundó que derivado del trabajo de análisis, inteligencia e investigación por parte de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), y de la Policía Federal Ministerial, se logró la ubicación de tres inmuebles en Culiacán, en el que se autorizaron órdenes de cateo.

Las mismas fueron autorizadas por el Juez en Turno de Control del Centro Nacional de Justicia Especializado en Control de Técnicas de Investigación, Arraigo e Intervención de Comunicaciones, con competencia en toda la República y residencia en la Ciudad de México.

Elementos de la Policía Federal Ministerial, de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), en coordinación con la Secretaría de Marina Armada de México, cumplimentaron el mandamiento judicial, sin que se efectuara un sólo disparo en el operativo, agregó la FGR.

En el primer inmueble se logró la liberación de la víctima de nacionalidad estadounidense, “en buen estado de salud”, así como la detención en flagrancia de Oscar “G”, quien mantenía privada de la libertad a la víctima al momento de ejecutar la diligencia, abundó la FGR.

En el segundo inmueble se localizó a Luis “C”, en posesión de una arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, quien además contaba con orden de aprehensión por el secuestro de la víctima ya mencionada. Mientras que en el tercer inmueble se logró la detención de Ericka “Q”, en posesión de 243.7 gramos de clorhidrato de heroína, así como una báscula gramera.

Una vez vinculados a proceso los dos varones, se les impuso la medida cautelar de prisión preventiva, la cual cumplirán en el Centro Federal de Reinserción Social (CEFERESO) número 14, en Gómez Palacios Durango. Mientras que para la mujer se fijó como medida cautelar la prisión preventiva justificada por el citado delito.

Comentarios

Tipo de Cambio