Coca-Cola y Costa Salvaje impulsan jornadas de reciclaje en Rancho Las Flores

Fotos: Uriel Saucedo.- El proyecto inició en enero de este año.
Ezenario viernes, 19 marzo, 2021 2:33 PM

Los colonos de Rancho Las Flores en la ciudad de Tijuana, se continúan beneficiando con el proyecto de reciclaje implementado por la asociación Costa Salvaje y Corporación del Fuerte (mejor conocida como Coca-Cola), que inició en enero de 2021 con la instalación de un sistema de residuos plásticos y con el que se pretende generar una economía circular.

“Es un proyecto en donde lo que se quiere hacer es cambiar una cultura, cambiar la manera de cómo actuamos nosotros como sociedad, que lo hagamos de alguna manera responsable, cuidando nuestro medio ambiente en nuestras colonias”, refirió Raúl Castañeda, gerente de Asuntos Públicos y Comunicación de Corporación del Fuerte.

Explicó que el camino para lograr la meta de reducir la contaminación y la acumulación de plásticos, será depositando los productos de plásticos en los contenedores que estarán instalados a lo largo de la colonia Rancho Las Flores.

Cada uno de los contenedores contará con indicaciones acerca del tipo de desecho que recibirá, y que posteriormente se trasladarán a los centros de reciclaje.

“En el caso de Coca-Cola, el 98.5 por ciento de nuestros productos son reciclable, y de esos productos, el 31 por ciento de ese contenido ya está hecho de resina reciclada; además tenemos una marca que está hecha 100 por ciento de otras botellas, que es la marca Ciel. Queremos aumentar nuestras metas, pero también tenemos que limpiar todos como sociedad y tener una sociedad limpia”, anotó Castañeda.

Agregó que una de las metas de Coca-Cola para 2030 es acopiar 10 de cada 10 botellas que comercializan (a la fecha solo acopian seis de cada 10 botellas).

Rosario Norzagaray, coordinadora de la Frontera de la organización Costa Salvaje, compartió que el proyecto inició como una medida para evitar que los residuos plásticos lleguen al Océano Pacífico, para proteger los ecosistemas que viven a lo largo del Río Tijuana.

Detalló que con la instalación del sistema de retención de residuos, se logró detener los plásticos que eran llevados, principalmente por las lluvias. Una vez que se acumulan los residuos, ella junto con su equipo de trabajo, ingresan al cajón desarenador del arroyo de Los Laureles, y se encargan de acopiar y separar los residuos, para entregarlos a empresas aliadas que los reciclarán.

“Queremos que lo menos posible llegue al relleno sanitario, porque si no, no estaríamos haciendo el trabajo completo; creo que la opción del relleno es obsoleta, porque si dejamos un plástico o metal estamos hablando de decenas de años en degradarse. Este proyecto nos va a permitir demostrar que la comunidad puede hacer el trabajo, pero debe ser asesorada”, declaró Norzagaray.

El trabajo de reciclaje entre sociedad, iniciativa privada y gobierno estatal y municipal culminará hasta 2022.

Comentarios

Tipo de Cambio