Otra vez las campañas

Foto: Internet/En México el voto se ejerce libremente
Opinionez lunes, 15 marzo, 2021 12:00 PM

El ciclo se repite. Una y otra vez. Pareciera que por siempre han estado presentes las campañas políticas. Antes eran tan monótonas como los engomados en los postes y las pintas en las bardas. Siempre eran lo mismo. Ahora candidatos van, candidatos vienen; diferentes administraciones municipales, estatales y federales se suceden unas a otras, viviendo por fin la antes inconcebible alternancia; y ahora, más allá de las formalidades oficiales, de nueva cuenta estamos en campaña.

Pero después de tantas elecciones, ¿qué es lo que hemos aprendido?

Si la respuesta es que nada, y en consecuencia vamos -una vez más- solo a quejarnos en contra de los políticos y de los funcionarios, entonces sí que nuestra “evolución” o madurez política es una verdadera tragedia.

En nuestro país, como en muchos otros, lograr tener elecciones democráticas no fue gratis.

Muertos, muchos muertos -algunos en forma física y otros políticamente-, fueron parte del costo de arribar a la dorada aspiración de todo ciudadano de bien, donde se llega al momento soñado, en el cual puede elegir libremente a quien le plazca, sin que ello implique represalias laborales, políticas o personales.

Mientras que en el pasado, ejercer el derecho a votar, llegó a ser prácticamente imposible, en la actualidad, en México llega un momento en el cual el elector se encuentra en total privacidad, en plenitud de ejercer libremente su voto.

Pero mientras que en la época contemporánea, lo más difícil ya se logró, que es esa libertad para ejercer el derecho a votar, resulta que los beneficiarios, los votantes, no les dan ganas de ir a votar.

Como diría el extinto Héctor Suárez… ¡¿qué nos pasa?!

El sentido común podría darnos algunas ideas respecto de las probables respuestas: por ejemplo, que los electores piensan que no tiene caso votar, porque “al cabo no pasa nada”; o que “todos son lo mismo” o hasta suponer que hay fraude electoral y mil razones más; pero la realidad es que, con motivo o sin él, solo un reducido porcentaje se presenta a ejercer su voto.

Pero suponiendo que hubiera disposición para que los ciudadanos vayan a votar… ¿cómo lo harían?

Para tratar de saberlo, existen diversas personas y empresas que se dedican a tratar de obtener anticipadamente las preferencias electorales, lo que, si se hace conforme a la ley, en forma responsable, profesional y con objetividad, pudiera adelantar en alguna medida los porcentajes en que se emitirán los votos; pero como no todas las encuestas se hacen seriamente, no se puede creer ciegamente que esa información es cien por ciento confiable.

Aún en el caso de que alguna encuesta acertara en sus pronósticos, seguiría en el aire la pregunta: ¿Qué es lo que influyó principalmente en el ciudadano para elegir por quién votar?

Si los partidos y los candidatos tuvieran anticipadamente la respuesta (pudiendo saber por adelantado la motivación principal de los electores), las campañas y los discursos estarían centrados en determinados temas, pero como eso difícilmente sucederá, los contenidos de los mensajes derivarán en el “colmillo” de los políticos, la sapiencia de los asesores y el ingenio de los mercadólogos.

En un mundo ideal, deberíamos de ser los ciudadanos los que lleváramos la batuta, preparándonos en forma responsable y madura, exigiendo campañas de altura, centradas en lo que los votantes en realidad queremos y necesitamos, revisando escrupulosamente las posibilidades reales de que los candidatos tengan el perfil como para hacer realidad lo que nos propongan.

De nosotros, los ciudadanos, debería de depender el contenido de los discursos, y la calidad de las acciones de los candidatos y de los partidos políticos.

Todo es cuestión de prepararnos, porque vienen otra vez las campañas.

 

Alberto Sandoval ha sido catedrático universitario, conferencista y activista ciudadano. Correo: AlbertoSandoval@AlianzaCivil.Org Internet: http://albsandoval.blogspot.com/ Facebook: Alberto Sandoval. Twitter: @AlSandoval

Comentarios

Tipo de Cambio