Piden clasificar turismo como actividad esencial

Edición Impresa martes, 16 febrero, 2021 1:34 PM

Legisladores y funcionarios han hecho un exhorto para que el turismo sea clasificado como una actividad esencial en tiempos de pandemia. A este llamado se han unido asociaciones de Baja California Sur que anticipan un escenario económico “catastrófico” en caso de que las empresas hoteleras se vean obligadas a cerrar de nuevo

 

 

 

En marzo de 2020, al igual que en diversas partes del mundo, se observaban las afectaciones de la pandemia por la COVID-19. En el caso de Baja California Sur, el confinamiento obligatorio trajo hechos inéditos como el cierre total de todas las empresas del sector turismo.

Por el inicio de la crisis sanitaria, las autoridades se vieron obligadas a suspender el Spring Break, evento que deja una derrama económica de hasta 6 millones de dólares con la visita de casi 20 mil extranjeros provenientes de Canadá y Estados Unidos.

En ese contexto, la presidenta de la Asociación de Hoteles de Los Cabos (AHLC), Lilzi Orcí Fregoso, expone que la actividad turística debe ser considerada esencial durante el tiempo que dure la contingencia sanitaria por COVID-19, ya que, si algunos municipios de la entidad suben a Rojo o Nivel 6, esto representaría la pérdida de la principal fuente de empleos.

“Consideramos la actividad turística como esencial, sobre todo en entidades como Baja California Sur, donde gran parte de la economía depende del sector turístico, ni se diga en el municipio de Los Cabos, donde la mayoría de la economía se mueve por el turismo”, comentó.

Aclaró que, por medio de una carta enviada a través de la Asociación Mexicana de Hoteles, Moteles del Consejo Nacional de Empresas Turísticas, se exhortó a las autoridades federales de Turismo y Salud considerar la solicitud.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), durante el cierre obligatorio de negocios entre marzo y junio de 2020 se perdieron más de 20 mil empleos en BCS y, según la Secretaría del Trabajo, la mayoría fueron en la industria hotelera.

En tanto, datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indican que en este periodo el Producto Interno Bruto (PIB) de Baja California Sur fue de hasta 37.9%, el doble del retroceso nacional que fue de 17.1%.

Esto colocó a la economía de BCS como la segunda más afectada durante la cuarentena, según el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE).

A decir por la titular de la AHLC, los efectos negativos de la pandemia obligaron a los hoteleros a reforzar los protocolos sanitarios una vez que se les permitió abrir el 15 de junio.

“Considero que lo que nos da pie, además de los números sólidos que vienen a aportar a la economía a través de este sector, son los protocolos que se han implementado al reinicio de operaciones. Hemos sido reconocidos a nivel nacional, tenemos certificaciones internacionales. Los Cabos, el sector turístico, la hotelería sobre todo y negocios de la cadena de valor turística, han estado implementando distintos protocolos para evitar la propagación de la COVID”, aseguró Lilzi Orcí Fregoso.

 

SEMÁFORO ROJO SERÍA DRAMÁTICO PARA LA ECONOMÍA: EMPRHOTUR

Al llamado también se unió la asociación Empresas Hoteleras y Turísticas (Emprhotur) de La Paz. Su presidente, Agustín Olachea Nogueda, recalca que si las autoridades de salud aprueban que el turismo sea actividad esencial, las empresas podrían seguir trabajando con un mínimo aforo si se llega a nivel Rojo por aumento de contagios.

Agustín Olachea, presidente de Emprhotur

“Por supuesto, por un lado nos da gusto y apoyamos esta iniciativa por parte del secretario de Turismo, Miguel Torruco, de querer considerar a la industria turística como esencial, a pesar de que hemos visto poco apoyo en los últimos dos años y medio en el sector”, apuntó.

“Es un cambio de rumbo para ver la importancia que tiene el turismo en el país en los estados y en los empleos,  es uno de os sectores que da más trabajo a los jóvenes y mujeres. La derrama económica indirecta es muy importante también”, destacó.

En BCS, el 70% del Producto Interno Bruto proviene de las empresas del sector turístico, como restaurantes, marinas, hoteleros, tours operados, entre otros. Olachea enfatizó que la idea no es que se permita que las empresas turísticas abran con total libertad en una situación de emergencia como lo es el semáforo Rojo, sino que se permita un mínimo de aforo del 30% en los establecimientos.

“Espero que no lleguemos a un semáforo Rojo, sería dramático volver a cerrar los hoteles. Es una edición del Ejecutivo, tampoco pedimos que se abran al cien por ciento, eso sería hasta irresponsable”, opinó el presidente de Emprhotur.

Recordó que durante el confinamiento obligatorio no quebraron hoteles en La Paz, en algunos casos, los empresarios dieron días solidarios. La situación en sí provocó una disminución de ingresos entre las familias.

“Los dueños de los hoteles tuvieron que echar mano de ahorros para contingencias, de manera patrimonial, tuvieron que echar mano del bolsillo”, resaltó Olachea Nogueda.

 

RECLASIFICAR SERÍA ENGAÑARSE: SECRETARIO DE SALUD

Anteriormente, empresarios de otros sectores solicitaron una especie de reclasificación en el Semáforo de Alerta Sanitaria.

La Cámara Nacional de Comercio pidió evaluar de nuevo la situación de diversos negocios, que en estos momentos no hay un fundamento para que cierren una vez más como ocurrió en marzo del año pasado.

Cuestionado sobre las solicitudes, el titular de la Secretaría de Salud, Víctor George Flores, negó la posibilidad de que se den “más libertades” de las que ya se autorizan, y una reclasificación de cualquier rubro sería “engañarse”.

“El turismo ha seguido trabajando, no está clasificado en el Sistema de Alerta Sanitaria, ha estado trabajando, pero reconocemos que representa la fuente de trabajo para muchos conciudadanos lo del turismo”, dijo.

La falta de trabajo trae consecuencias como la falta de recursos, que, a su vez, acarrea afectaciones a la salud, “pero no podemos mover más tampoco, tenemos que llevar un equilibrio entre la salud de la ciudadanía y la economía, que es lo que siempre buscamos; no podemos favorecer a un sector a costa de otro”, resaltó el funcionario estatal.

George Flores sostuvo que en el Comité de Seguridad en Salud se analiza el equilibrio entre economía y salud antes de determinar cualquier movimiento o una posible reclasificación.

Manifestó que las condiciones actuales de la pandemia en los cinco municipios no dan pie a ser más permisivos.

En Los Cabos se mantiene el Nivel 4 (Naranja), mientras que en Mulegé, La Paz, Loreto y Comondú están en Nivel 5.

“No podemos estar reclasificando porque cualquier actividad tendría sus argumentos y válidos. Así como los gimnasios tienen sus argumentos, las florerías, no serían factibles”, subrayó el secretario de Salud.

“No podemos ser más permisivos con todos los demás, la industria turística, la restaurantera, sabemos la importancia que representa para la economía de nuestro Estado, pero tenemos que llegar a un punto de equilibrio para nuestro Estado”.

Según datos proporcionados por el secretario de Salud, del total de casos registrados de coronavirus en la entidad, solo alrededor de 100 turistas resultaron contagiados, lo cual representa el 0.53% del historial de casi un año.

“Tenemos ya en todo nuestro historial cuántos extranjeros han salido positivos, de todo el ‘mundal’ de casos que hemos tenido aquí en nuestro Estado. Ese número es nada significante de extranjeros, muchos de ellos identificamos que radican aquí en nuestro Estado. ¿Eso de qué nos habla? El turismo. Que dependemos mucho del turismo americano, no es el problema”, insistió.

 

PESE A PANDEMIA, SPRING BREAK Y SEMANA SANTA SE LLEVARÁN A CABO EN BCS

La Secretaría de Turismo, Economía y Sustentabilidad, además de empresarios hoteleros, confirmaron que el Spring Break y Semana Santa sí se realizarán este año en Baja California Sur, aunque, aclaran, no con los aforos masivos que se reportan cada temporada.

En el caso del Spring Break, los turistas arribarán de forma distinta a otras ediciones, y anticipan que los viajeros de Estados Unidos lleguen en grupos pequeños o familiares.

“Hay mucho interés por visitar Los Cabos y vacacionar, saben que en Cabo hay altos estándares de higiene, aunque no será en el mismo esquema masivo de otras temporadas”, mencionó la dependencia a través del área de Comunicación.

El presidente de Emprhotur, Agustín Olachea, expuso que en La Paz, la Semana Santa es la temporada más atractiva para viajeros nacionales.

Si el plan de vacunación avanza de forma eficaz, podría ayudar a acelerar la movilidad de turistas hacia la Península en los próximos meses.

“La vacuna es la solución, si hay suficientes vacunas y la logística es eficaz, en la medida va a ser muy positivo. Veremos cómo avanza. Si esto se alarga, no vamos a tener el resultado de que ya haya libertad de movilidad”, aseveró.

El Spring Break, que inicia a finales de febrero y Semana Santa, que comienza entre marzo y abril según el calendario de cada año, tendrán que llevarse a cabo con el aforo que permita el Semáforo de Alerta Sanitaria en cada municipio.

En el caso de La Paz, que se mantiene en Naranja Nivel 5, será del 30%; en Los Cabos, que está en Naranja Nivel 4, debe ser del 40%. Esto en caso de que las autoridades sanitarias no determinen un retroceso o avance para cada municipio.

Para concluir, señaló que la vacunación en los principales mercados de Baja California Sur es importante: si los turistas se sienten seguros para viajar, visitarán el destino.

 

LEY NO PERMITE QUE UBER TRABAJE EN LOS CABOS: AYUNTAMIENTO

En respuesta a las manifestaciones, el director de Transporte del Ayuntamiento de Los Cabos, Ramón Ceseña, aseguró que al detener a conductores de Uber solo cumplen con leyes estatales y con el Reglamento de Tránsito Municipal.

“Se manifestaron y entregaron un oficio en presidencia, ellos dicen que los dejemos trabajar. Nosotros nos debemos a una Ley que tenemos que respetar”, dijo.

La Ley de Transporte los faculta para realizar dichas inspecciones en contra de los socios de Uber mediante supervisiones a unidades públicas de transporte, mientras que el Reglamento de Tránsito les da el poder para multar a quienes prestan un servicio sin autorización.

“No estamos actuando en contra de las plataformas, aplicamos el Reglamento de Tránsito, que no presten un servicio y no tienen autorización para ello. En todo el Estado, el transporte debe estar concesionado”, apuntó.

De acuerdo con Ceseña, el Ayuntamiento de Los Cabos será respetuoso de las leyes, por lo que, considera, Las protestas deben realizarse en el Congreso de la entidad.

Recordó que en 2019 se buscó reformar la Ley de Movilidad que “permitiría que Uber y otras plataformas” trabajen en Baja California Sur, sin embargo, no se aprobó.

“Que presionen donde tienen que presionar, que sería en Congreso del Estado, para que puedan hacer servicio. Se requiera una reforma, eso le compete al Congreso”, puntualizó el funcionario municipal.

 

 

Comentarios

Tipo de Cambio