Lydia Cacho pide 20 años de cárcel para Marín; Sánchez Cordero nos traicionó, dice

Foto: Cuartoscuro
Destacados jueves, 4 febrero, 2021 5:51 PM

La periodista Lydia Cacho Ribeiro comentó que buscará que le den al menos 20 años de cárcel a Mario Plutarco Marín Torres, ex gobernador de Puebla del 2005 al 2011, por su protección a una red de trata de personas y la tortura que ella sufrió al dar a conocer este caso, hace casi 15 años, en su libro ‘Los demonios del edén’.

Entrevistada por la periodista Carmen Aristegui Flores, en su noticiario matutino de Radio Centro, Cacho Ribeiro recordó, cómo la ministra en retiro, Olga Sánchez Cordero Dávila, la “traicionó” cuando en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) votó por no sancionar a Marín Torres.

Ello, al determinar, en 2007, que no había evidencia suficiente que demostrara que las autoridades estatales, incluido el gobernador, violaron las garantías individuales de la periodista, que denunció redes de pedofilia y prostitución, y que ahora se encuentra en España, resguardada por la Policía Nacional de aquel país, por lo que dice estar “más tranquila”.

“Ya está en prisión [el ex gobernador], también [Jean] Succar Kuri, Kamel Nacif [Borge] está huyendo, sus cuentas congeladas […] ayer para mí era casi de madrugada cuando me llamó el fiscal [Alejandro Gertz Manero] para decirme que estaban haciendo la detención en ese momento, que acababan de tirar la puerta en la casa donde se ocultaba Mario Marín, en una zona muy aislada de Acapulco y que estaba verdaderamente escondido, en condiciones precarias”, señaló Cacho Ribeiro.

“Solo sonreí, me pareció que ya era momento, llevamos poco más de 14 años dando esta batalla. Es su trabajo, les toca hacerlo, le toca a las autoridades, algunas lo han hecho y muy tranquila, Carmen, sigue la batalla, esto no me pone en menos peligro, al contrario, están más enojados que nunca, tienen a sus sicarios ahí afuera, sigue libre también Adolfo Karam Beltrán, que tiene hombres armados a su servicio”, agregó la periodista.

“Tenemos que tener cautela, cuidado, ahora estamos enviando un equipo de protección y seguridad para nuestros abogados en Cancún, a nuestra abogada [Araceli Andrade Tolama], y bueno como esto todo México […] y a seguirle dando para demostrar y tener en la cárcel por lo menos 20 años al primer gobernador vinculado con casos de trata de personas y tortura de periodistas, es muy importante sentar precedente, y presionar a la autoridad para que no lo libere como ha ocurrido con otras detenciones escandalosas en México”, abundó Cacho Ribeiro.

“Tenemos evidencia que [Marín Torres] no sólo protegió a una red de tratantes, y en esa protección hubo consumo de pornografía infantil, y él mismo tenía un caso de una niña menor de edad con la que estuvo vinculado sexualmente, y hay videos”, afirmó la periodista.

Respecto a su libro ‘Los demonios del edén’, Cacho Ribeiro recordó que “un comentario muy insistente era que al gobernador jamás lo van a tocar, Mario Marín es intocable”, pero ahora si le preguntan, a pesar de la tortura que sufrió, lo volvería a publicar, porque, según ella, era necesario que México hablara de pornografía infantil y la trata de personas.

Cacho Ribeiro comentó que tienen evidencia “de los miles de millones que [Marín Torres] tiene en diferentes bancos, tanto en Suiza como en Andorra, en México como en Estados Unidos, que evidentemente se robó por un lado del erario público, por otro lado generó de actividades delictivas de diferente índole”.

“Es un tema que no podemos dejar, tenemos que seguirlo hasta que se detenga [a todos]. Que sepan que no pueden operar con impunidad. Y este ejemplo de tener a un ex gobernador en la misma prisión municipal que un tratante de niñas y niños [Succar Kuri], me parece que es importante”, dijo la periodista.

“Es una buena lección para los criminales, que sepan que no se saldrán con la suya y que vamos a seguir en busca de justicia, no de venganza, y también de protección de las víctimas, que las víctimas se sientan reivindicadas”, señaló Cacho Ribeiro.

“Entramos en una nueva etapa, en la que otra vez vamos a tener que estar encima de la justicia para que no terminen ganando ellos, comprando a la gente, amenazándola, acallándola, a los testigos ya no los pueden acallar”, aseguró la periodista.

“La testigo principal en este caso soy yo, la víctima directa de la tortura soy yo, que es la de toda la evidencia, que la ley necesitaba y reconoce, no tienen manera de decir que no [hay pruebas”, le dijo la periodista a Aristegui Flores.

Recordó el trabajo de José Luis Santiago Vasconcelos en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada [SIEDO], quien le reconoció su valentía y logró que Succar Kuri fuera extraditado a México. Sin embargo, por el contrario, puso de ejemplo que Miguel Ángel Yunes Linares ordenó desaparecer expedientes.

En cuanto a la sentencia de 112 años de prisión contra Succar Kuri, por delitos de corrupción de menores y pornografía infantil, la periodista refirió que “es el caso más emblemático de América Latina de trata de niñas para la explotación sexual comercial […] aunque sea muy lento pero funciona” el haber documentado su operación.

“OLGA SÁNCHEZ NOS TRAICIONÓ”: LYDIA CACHO

“Cada vez que veo a Olga Sánchez Cordero [actual titular de la Secretaría de Gobernación] que fue la ministra que nos traicionó, no solamente a mí, en no reconocer que fui torturada, como ahora ha tenido que reconocer esta mañana en su conferencia matutina”, recordó la periodista.

“Ella fue parte de una complicidad desde la Suprema Corte que impidió que casos similares fueran llevados ante la justicia y se convirtieran en precedentes jurídicos para México […] Yo creo que ella es la responsable de haber detenido la justicia durante 15 años para miles y miles de víctimas en México y que tiene una deuda con el país, una deuda moral y jurídica”, acotó.

Cacho Ribeiro agregó que “a la secretaria de Gobernación le correspondería la vigilancia de este tipo de delincuencia organizada que esclaviza a niñas y niños en todo el país, y a jóvenes por supuesto, y que también los explota para la esclavitud, el narcocultivo”, dijo.

“Y que sea ella quien nos traicionó en la Suprema Corte, es decir yo no confío en ella y me preocupa que no sea un tema en la agenda del gobierno mexicano actual […]”, finalizó Cacho Ribeiro en la entrevista.

HASTA 12 AÑOS DE PRISIÓN PARA MARIO MARÍN

Por su parte, Leopoldo Maldonado Gutiérrez, director regional de la Oficina para México y Centroamérica de la organización no gubernamental Artículo 19, que la situación jurídica del llamado “Góber precioso” podría definirse entre las próximas 72 y 144 horas, lapso de tiempo en el que se determinará si se queda en prisión o es liberado por falta de elementos para procesarlo.

“Nosotros confiamos en que hay suficientes elementos para iniciar el proceso contra Mario Marín y que enfrente un juicio para que finalmente sea condenado por el delito de tortura […] nosotros confiamos en que se va a confirmar que hay suficientes elementos para determinar una probable responsabilidad bajo la cual se iniciaría un proceso judicial en el que se desahogarían pruebas. El máximo sería de 12 años de prisión”, dijo el director regional de la ONG.

Mientras que Araceli Andrade Tolama, abogada de la periodista, afirmó que el ex gobernador de Puebla, podría enfrentar una pena de hasta seis años de prisión, ya que tiene abierto un expediente por el delito de tortura, el cual es considerado grave y no alcanza a tener derecho a fianza.

“Alcanza prisión de seis años, eso sería hasta el final del juicio, si se consigue. Si Mario Marín entra a juicio, su juicio puede durar hasta dos años, en promedio. Y esos dos años se restarían al final de los seis de la condena, o sea, dos años de proceso en cárcel más otros cuatro de pena”, aseguró la litigante, en entrevista con el diario Reforma.

Según la defensora, lo más urgente e inmediato en el caso del “Góber precioso” es que se le dicte auto de formal prisión por su probable participación en la tortura de Cacho Ribeiro, a fin de que se ordene la privación de su libertad, para asegurar su presencia durante el proceso penal.

Durante su audiencia en el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Penal, con sede en el Centro de Readaptación Social (CERESO) de Benito Juárez (Cancún), Quintana Roo, el ex gobernador de Puebla se reservó su derecho a declarar tras conocer la acusación que presentó en su contra la Fiscalía General de la República (FGR), como probable responsable del delito de tortura en agravio de la periodista Cacho Ribeiro.

Marín Torres solicitó al juez federal Gerardo Vázquez Morales, la duplicidad del término constitucional, que consta de 144 horas, para resolver su situación jurídica. Asimismo, durante la audiencia, el ex gobernador poblano solicitó al impartidor de justicia, seguir su proceso en arraigo domiciliario, debido a su edad (66 años) y a un padecimiento en el riñón, así como por la pandemia de la COVID-19, sin embargo, este le fue negado, según informó Artículo 19.

La FGR notificó a Marín Torres que se le acusa por un delito grave, por lo que deberá permanecer recluido en el CERESO de Cancún, ya que no alcanza libertad bajo caución. Será el próximo miércoles 10 de febrero, cuando el juez federal determine si existe un auto de libertad o formal prisión contra el ex gobernador.

Elementos de la FGR, trasladaron a Marín Torres a Cancún, donde ingresó, aproximadamente a las 00:00 horas de este jueves 4 de febrero, al CERESO, donde fue puesto a disposición de un juez de control federal, acusado por el delito de tortura en agravio de la periodista Lydia Cacho Ribeiro, ocurrido en 2005.

Alrededor de las 14:30 horas de ayer miércoles 3 de febrero, el llamado “Góber precioso” fue detenido por agentes de la Policía Federal Ministerial de la FGR, durante un cateo a un inmueble, que resultó ser el domicilio particular de Alicia Marín Torres, hermana del ex mandatario estatal, ubicada en la calle Zitlaltepece, colonia Cumbres de Figueroa, en Acapulco, Guerrero, a menos de un kilómetro de la avenida Costera Miguel Alemán.

Tras rendir su declaración y ser revisado por un médico legista en la Subdelegación de Procedimientos Penales de la FGR de dicha entidad -ubicada en la avenida Mediterráneo, en el fraccionamiento Hornos Insurgentes-, el ex gobernador de Puebla fue llevado al hangar de la Fiscalía, escoltado por elementos federales, donde abordó la aeronave oficial que lo llevó a Quintana Roo.

Comentarios

Tipo de Cambio