En 2022 “habrá revocación de mandato”: Mario Delgado

FOTO: DANIEL AUGUSTO /CUARTOSCURO.COM
Edición Impresa lunes, 15 febrero, 2021 1:22 PM

El dirigente nacional de Morena dijo a ZETA que el próximo año se someterá a las urnas la permanencia del Presidente de la República, como fue la promesa de Andrés Manuel López Obrador. Además, confía en ganar las 15 gubernaturas en juego este 2021, pero con cautela en cinco de estas. Delgado va por el carro completo, por la hegemonía política para el movimiento que encabeza, “para darle gobernabilidad al país en la segunda mitad de la administración”. Apoya la desaparición de los órganos autónomos como el Instituto de Transparencia y dice que el outsourcing debe ser regulado, al tiempo que pide ser respetuosos con la propiedad privada

 

 

 

Mario Delgado Carrillo, líder de Morena en el país, el que ha sido incondicional de Marcelo Ebrard y ahora defiende a la Cuarta Transformación promovida por el Presidente de la República, estrena oficinas en Avenida Ejército Nacional 359 en Ciudad de México. Con su equipo se ha mudado a esas nuevas oficinas luego que las de la colonia Roma siguen tomadas. Hay fiestas. Trifulcas.

Desde su nueva y personal sede -la secretaria general Citlalli Hernández se quedó en las instalaciones tomadas-, Delgado concedió una entrevista a ZETA. No le teme a la alianza “Va por México”, califica como vergonzoso que el PES nombrara a Jorge Hank su candidato a gobernador, le apuesta a la desaparición de los órganos autónomos y se dice confiado en ganar la Cámara federal.

A continuación, el encuentro periodístico con este Semanario:

Suele suceder que el partido en el poder, por el desgaste propio del ejercicio del gobierno, pierde las elecciones intermedias. ¿Cuál es su pronóstico?

“Venimos de una situación diferente, de una elección de 2018 que no fue una elección cualquiera; fue una auténtica revolución pacífica por la vía legal y democrática, y hay entusiasmo en la gente en estar viviendo un cambio. La disyuntiva que tenemos que plantear como partido es: o seguimos por el camino de la transformación, o regresamos al camino de la corrupción. Entonces, creo que vamos a lograr, hacer conciencia en la gente, de la necesidad de que nos refrende su confianza”.

¿Y de las quince gubernaturas?

“Tenemos la posibilidad de ganar las quince, creo que vamos a un escenario muy competido en por lo menos cinco gubernaturas”.

¿Cuáles?

“Baja California Sur, Querétaro, Nuevo León, Sonora y Chihuahua. En esas cinco vemos escenarios competidos, pero con posibilidades de ganar si hacemos bien el trabajo territorial. No perdemos de vista una cosa: en 25 estados somos oposición respecto al gobernador, y sabemos que para los gobernadores no ha habido transformación, siguen teniendo las mismas prácticas, las mañas de siempre. Van a querer meterle mano a las elecciones, a diferencia del Gobierno de la República, que el Presidente se ha comprometido a que el gobierno no va a interferir como ocurría en el pasado, porque quiere que la gente decida, que vivamos en una auténtica democracia. Por eso vamos a ser muy exigentes en que los gobernadores tampoco se metan”.

Incluidos los de Morena.

“Sí, incluidos y empezando por los de Morena, que esos por principio no lo van a hacer, pero hay que exigir reciprocidad en los otros, en la oposición, como ha sido siempre en épocas electorales”.

 Esos programas de asistencia social, de los millones de hogares que ahora tienen un apoyo y antes no, también aportan al momento de la elección.

“Aporta, pero de manera diferente. No hay una manipulación de padrones como en el pasado. Lo que hay ahora son derechos sociales, donde la gente que cumpla ciertas características, tiene derecho al apoyo. Y aunque los padrones son públicos, no como ocurría en el pasado, donde incluso la entrega de apoyos se daba a través de liderazgos u organizaciones que después se convertían en operadores electorales en favor del gobierno, esto provocaba que por lo menos un 35% del monto supuestamente destinado a apoyos, se quedaba en el camino y en manos de distintos liderazgos que lo único que promovían era la corrupción”.

Si está seguro que van a ganar la Cámara y las quince gubernaturas, entonces quiere carro completo.

“Que siga creciendo el proyecto. Es importante retener la mayoría para darle gobernabilidad al país en la segunda mitad de la administración y para consolidar las reformas que hicimos. Hay una buena cantidad de reformas que se hicieron en esta Legislatura, a nivel también constitucional, a nivel leyes secundarias, que son el marco jurídico de la transformación y que tenemos que cuidar en la siguiente Legislatura para que estos cambios empiecen a notarse cada vez más en la vida pública del país”.

FOTO: MARIO JASSO/CUARTOSCURO.COM

 

¿Aspiran a convertirse en una hegemonía como lo fue el PRI durante tantos años?

“Como Movimiento, sí. La aspiración de Morena es la regeneración de la vida pública del país, que haya gobiernos que no permitan la corrupción, que se termine con los abusos, con los privilegios. Que se ponga siempre por delante a quien más lo necesita y que se respete siempre la voluntad del pueblo en las urnas. Esa es la voluntad de Morena, y más que pensar como en la hegemonía de un partido, es lograr que haya otros valores en la vida pública del país. Esa es nuestra verdadera vocación”.

En el pasado, la oposición, ustedes mismos, señalaban que los diputados federales del partido en el poder votaban en bloque para beneficio del Presidente y no del pueblo, ¿por qué ahora hacen lo mismo?

“Hay una enorme diferencia: antes tenías a un partido político hegemónico durante 70 años, que había sido creado desde el gobierno. Había un caso político de un gobierno que era algo parecido a una democracia simulada, y después empezamos en la época de que nuestro país avanzaba hacia la democracia y lo que unía eran pactos de complicidad y corrupción con el PRI y con el PAN. Qué tienes ahora: un gobierno que tiene una legitimidad democrática como nunca antes se había tenido, tal vez la mayor legitimidad democrática de no sé, los últimos 80 años, y el Presidente de la República gobierna con el proyecto alternativo de nación generado en Morena. Entonces, los legisladores de Morena, como es mi caso, llegamos con la misma plataforma política del hoy Presidente de la República, no es que exista línea entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo, sino que hay una coincidencia porque es la plataforma de Morena”.

¿Tiene el Presidente Andrés Manuel López Obrador carta blanca en la fracción legislativa de Morena?

“No tiene carta abierta, ha hecho propuestas que corresponden a lo que nos comprometimos. Y en Morena también hay absoluta libertad de votar. Morena no tiene pensamiento único, al ser Movimiento tiene simpatizantes, integrantes con un origen muy diverso, y se refleja por ejemplo en algunos temas complejos, como el de la Guardia Nacional, ahí es donde Tatiana marcó diferencia en su voto, o en el tema del fideicomiso, que también fue muy polémico. En fin, se han manifestado libremente algunos votos particulares de diferencia, y eso enriquece, no es una debilidad; para nosotros es una fuerza, porque plural es el pueblo de México”.

¿Cuál será la propuesta de los candidatos de Morena al Legislativo en materia de seguridad?, o de la inseguridad. Ha habido un incremento de homicidios en el país en los últimos años, en enero de 2021 hubo más que en enero de 2020.

“Si ves la tendencia, había una que era exponencialmente en incremento de homicidios, que se ha estabilizado, pero reconocemos que falta mucho aún por hacer. Hay una caída en once de los principales delitos, pero hay todavía mucho que hacer. El propio Presidente de la República lo reconoció, ¿qué hay qué hacer? Son dos vertientes muy claras: seguir fortaleciendo a la Guardia Nacional, y ahí tiene que haber corresponsabilidad de los gobiernos estatales, que no hay el mismo compromiso de todos los gobernadores. Y la otra es fortalecer las instituciones policiales, y una estrategia más importante es ir a las causas, darles oportunidades a los jóvenes, que las zonas marginadas en el campo tengan oportunidades de generar valor agregado”.


FOTO: PRESIDENCIA/CUARTOSCURO.COM

¿Apoya la fracción de Morena la iniciativa del Presidente de desaparecer órganos autónomos como el INAI, el Inegi y otros?

“Sí, y por una razón. Bajo el modelo neoliberal, la lógica era que el Estado era por naturaleza corrupto. Al aceptar que el Estado era corrupto, no podías confiarle la función regulatoria, entonces, tenías que crear entes autónomos para garantizar que pudieran regular a los mercados cuidando el interés general, pero finalmente esos autónomos, se demostró que también eran capturados por intereses privados. Entonces, en el gobierno de la Cuarta Transformación, donde combates la corrupción, donde pretendes erradicar la corrupción, sí puedes concebir que el Estado pueda hacer su tarea regulatoria cuidando siempre el interés general, donde prevalezca el interés de las mayorías”.

Por ejemplo, en Transparencia no se cumple. Y no estamos hablando de corrupción, estamos hablando de acceso a la información.

“Pero si el gobierno está comprometido con la transparencia, y por Ley estás obligado a entregarla, esto tiene que ocurrir. No necesitas al organismo autónomo que te pueda garantizar eso. Una cosa que también actuó en contra de los autónomos, es que esta autonomía se entendió como si fuera autonomía presupuestal, y abusaron mucho”.

¿Y por qué no cambiar esas reglas, en lugar de desaparecerlos?

“Por este cambio de concepto que te digo. En el gobierno de la Cuarta Transformación ya no se asume que el Estado es fundamentalmente corrupto, al contrario. El Estado sí puede ejercer su función regulatoria porque ahora sí busca el interés general no de unos cuantos; ya no es un gobierno que se dedica a saquear al país, o donde solamente unos cuantos mandan en contra de las mayorías”.

¿Está seguro de eso?

“Pues esa es la propuesta que tenemos en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador”.

¿Pero es una realidad?

“Es una realidad. Todos los días se combate, todos los días el Presidente lucha por erradicar la corrupción, y tampoco puedes garantizar la existencia de organismos autónomos que no fueran cooptados por intereses privados. Ahí el tema de fondo es la corrupción, es erradicar la corrupción para que…”.

Pero ¿en términos de acceso a la información?

“Bueno, en acceso a la información es igual, tienes un compromiso o no con la transparencia”.

¿El Instituto Nacional Electoral también está en la mira?

“No. El INE tiene una confusión en cuál es su papel en nuestra democracia. Tienes ahí dos o tres consejeros que erróneamente piensan que ellos son los guardianes, que son los garantes de la democracia y se convierten como parte del debate político. Ellos tienen la función de ser árbitros, y un árbitro, entre más discreta, es más eficaz su labor, porque tiene que ser absolutamente imparcial y apegada a la legalidad. En este afán protagónico de los consejeros, el INE está cometiendo excesos, incluso se está atribuyendo la facultad de legislar, lo cual es un error. Lo último que han hecho es aprobar urnas electrónicas, cuando no está establecido en la Ley, o pretender callar al Presidente de la República en las mañaneras, cuando es un modelo de comunicación absolutamente innovador que tiene más de dos años ejecutándose todos los días, y ahora los consejeros piensan que es un instrumento electoral, cuando parte de la lucha democrática en nuestro país es que siempre hubiera información por parte del Ejecutivo”.


FOTO: CÁMARA DE DIPUTADOS/CUARTOSCURO.COM

¿Va a sostener a Salgado Macedonio en la candidatura al gobierno de Guerrero a pesar de los señalamientos de abuso sexual? ¿No es fallarle a la agenda de las mujeres?

“No es un asunto personal, no es que lo sostenga o no. De acuerdo con las reglas del partido, él ganó la encuesta al interior para ser el candidato. Ha surgido mucha información de él, pero no tenemos una sentencia en ninguna autoridad. Qué se ha hecho: la Comisión de Honestidad y Justicia ha iniciado una investigación, y es quien tendrá que resolver si él cumple o no los requisitos que se exigen en Morena para ser candidato”.

¿Por qué Morena desprecia las energías renovables, limpias, y prioriza a la CFE?

“Ninguno. Sabemos que el mundo vive una transición energética y a qué ritmo va esa transición. Lo que se hizo en México fue hacer un marco jurídico que en su tiempo permitió que hubiera grandes subsidios hacia los privados que invertían en energías renovables. La realidad ha demostrado que en los últimos años el costo de las energías renovables se ha reducido dramáticamente, por lo tanto, esos subsidios establecidos en la Ley ahora parecen injustificados. Lo que se está haciendo es actualizar ese marco jurídico a esa nueva realidad, porque los privados generadores de energía son competitivos, entonces, puede haber incentivos a que se siga invirtiendo en energías renovables, pero ya no hay las preferencias que se daban en el pasado, que implicó además el deterioro en la Comisión Federal de Electricidad, o yendo a temas más allá de Pemex”.

Pero no cerrar la puerta a la inversión privada.

“No, no se cierra la puerta, ni podría cerrarse, porque el crecimiento en la demanda por energía, en el futuro no lo puede cumplir solamente el gobierno”.

Básicamente es la eliminación del subsidio.

“Básicamente es la eliminación del subsidio. Por ahora, hay la propuesta de la regulación en materia de energía eléctrica, se decía que iba a haber expropiaciones, cosa que es absolutamente falsa”.

¿Por qué no ofrecieron, como en otros países, apoyos económicos a la Pequeña y Mediana Empresa durante la pandemia por el nuevo coronavirus?

“A ver, cómo enfrentó el gobierno la pandemia en materia económica: de repente surgió un debate de que el gobierno se endeudara y repartiera apoyos por todos lados, pero no se pensaba en la capacidad fiscal real que tiene el Gobierno de México. Estaba ocurriendo una cosa que el gobierno previó muy bien: el indicador fundamental para las calificadoras, para decidir si la deuda de los países es o no sustentable, es el indicador de qué tamaño es tu deuda comparado con el tamaño de tu economía. Este indicador creció mucho con el gobierno de Calderón y el de Peña, casi llegó a 50 puntos del PIB, o sea, el tamaño de la deuda de México era equivalente a 50 puntos del PIB. Ahí se prenden los focos amarillos, y en 2017 y 2018 corrigen y nos la dejan como a 46.

“¿Qué hace López Obrador? Tener un gobierno con una disciplina fiscal muy férrea. En el primer año de gobierno, en 2019, generamos superávit primario mayor al programado en el Presupuesto de Egresos, de manera que mantiene la relación PIB intacta. En 2018 cierra en 46 puntos del PIB, en 2019 cierra en 45 puntos del PIB. Y esa es la señal de confianza más grande que hay en los mercados”.

¿Y en 2020?

“Entonces, nos llega 2020 con la pandemia, y como el PIB sí va a caer, o sea, el denominador sí va a ser chiquito, aunque no cambies de tamaño tu deuda, la deuda iba a pesar más en una economía que se hizo más pequeña. Por lo tanto, ese indicador se nos iba a deteriorar, si se tomaba en 2020 el monto de deuda que autorizó el Congreso, la estimación era que la proporción de PIB de 45 puntos, sin tomar un peso de deuda más, se iba a convertir en 55, por el efecto cambiario del 20% de la deuda que tenemos en dólares, que, al depreciarse el peso, debías más, aunque no pidieras más. Entonces, pensar que el gobierno mexicano hubiera podido tomar 5 puntos más para repartirlos, estuviéramos cerrando en alrededor de 60 una cifra histórica que pondría en duda la sostenibilidad de las finanzas. Y ahí sí, te ponen en Amarillo, te bajan la calificación y no hay manera de que sostengas eso.

“El consumo no cayó como la economía, y tiene que ver con dos cosas: con las transferencias que dio el Presidente de México como adelanto a los programas sociales, y con la cifra histórica de remesas. El gobierno pudo mantenerse sin endeudarse porque hizo una extraordinaria labor de recaudación, entonces, si ves las cifras de recaudación y cómo cayó la economía, de verdad que es muy sorprendente, porque el IVA y el Impuesto Sobre la Renta cayeron mucho menos, cuando la economía cayó un 8%”.

FOTO: DANIEL AUGUSTO /CUARTOSCURO.COM

¿Y el cierre de empresas?

“No tiene que ver con la falta de apoyos del gobierno. La caída en la economía se dio en todo el mundo, en Inglaterra cayó 10 puntos, en España 11 puntos, Francia 9 puntos, Italia 9 puntos. Entonces, claro que es un choque económico que se provocó, que auto provocamos por las medidas para lograr controlar el tema de COVID, pero es un poco ilusorio pensar que el Gobierno de México pudo haber evitado el cierre de empresas”.

¿Más recortes para los estados, o más recursos?

“Es falso que haya habido recortes para los estados. Hay una Ley de coordinación fiscal, que establece que los recursos se tienen que ir para los estados, y en el presupuesto público lo primero que se separa, incluso se clasifica como gasto no programable, es las participaciones y aportaciones federales. Están establecidas por Ley, el Gobierno de México ha cumplido puntualmente la transferencia de los recursos que les corresponden de acuerdo a la Ley. ¿Qué hay? Que una parte de los impuestos forman una gran bolsa, y esa bolsa se llama recaudación federal participable, pero si la economía se cae, cae la recaudación y esa bolsa es más pequeña. Cuando eso ocurre, hay fondos de emergencia establecidos, fondos de compensación que se activan cuando la bolsa se hace pequeña. Esas bolsas vienen y compensan esa caída para que no haya una afectación de los estados. Esos fondos de estabilización tienen cierto monto. Si se termina el monto de estabilización, entonces sí tienes una afectación en tener menos recursos, pero a pesar de cómo nos fue en 2020, la caída en participaciones y aportaciones es muy, muy menor. Debe ser como de 2 o 3%. Pero el Gobierno de México no ha hecho recortes a los estados”.

Usted ahora señala y critica una alianza de los partidos de oposición. O sea, cuando ustedes se alinean está bien, pero ¿cuando otros se alinean está mal?

“No, no, no. La crítica no es por qué; alianzas, es normal que haya alianzas. No es con quién te alías, sino para qué, y hasta ahorita la alianza PRI-PAN-PRD no tiene proyecto de país, su única propuesta es descarrilar al proyecto de la transformación, porque son los partidos que están siendo afectados en los negocios que tenían, en sus complicidades… extrañan la corrupción. Lo que quieren es reinstalar el régimen de corrupción y complicidades que tenían en el pasado, y le dan la verdad histórica a López Obrador, que durante años dijo que PRI y PAN eran lo mismo, porque había cambio de gobierno, pero no de régimen político ni de modelo económico, donde fundamentalmente lo que los unía, eran los negocios a espaldas de la ciudadanía y una enorme corrupción. La crítica de la alianza es por eso.

“Con quién nos hemos aliado nosotros: con quienes apoyaron el proyecto de López Obrador en la Cámara de Diputados y en la de Senadores, ahí están los votos del PT y del Partido Verde, que hicieron posibles reformas constitucionales y el marco jurídico, que son y van a ser uno de los legados más importantes del gobierno de la Cuarta Transformación. El Presidente de la República dice que los cambios que se hicieron en la Constitución son tan profundos que equivalen a una nueva Constitución”.

¿No le teme a la alianza “Va por México”?

“Le vamos a ganar. Vamos a refrendar la confianza en la gente del Movimiento”.

¿A qué le teme?

“A la desorganización. Es lo único. Si nos organizamos, vamos a ganar. La fuerza de Morena es el pueblo organizado”.

¿Le tiene fe ciega al Presidente?

“Hay mucha convicción. Más que fe ciega, es convicción de que está librando una batalla histórica para nuestro país, donde estamos viviendo un cambio de régimen político y de modelo económico, y eso no es una tarea sencilla”.

¿Habrá revocación de mandato en 2022?

“Habrá revocación de mandato, es algo que ya aprobamos, es parte de las reformas gestacionales que hicimos. La revocación de mandato, la consulta popular. Paradójicamente, uno de los presidentes que más legitimidad ha tenido en la historia del país, en lugar de utilizar esa legitimidad para fortalecer la figura presidencial, que es la piedra angular hasta ahora del sistema político mexicano, esa legitimidad la ha utilizado para acotar la figura presidencial. Ahora tiene que ir a una revocación de mandato, el Presidente ya no puede condonar impuestos, ya no es el Presidente impune, ya puede ser juzgado por delitos de corrupción o electorales, como cualquier otro ciudadano. Entonces, pasamos del Presidente imperial, todopoderoso e intocable, compadre de los empresarios, a un funcionario público sometido a la austeridad republicana”.

Pero que vive en un palacio.

“En Palacio Nacional, a diferencia de Los Pinos, donde se aislaban y se encerraban los presidentes del pasado”.

Igual el Presidente está encerrado.

“Pero la oficina presidencial no la puso Andrés Manuel López Obrador, es histórica ahí”.

Para 2024, ¿va con Marcelo Ebrard?

“(Risas) Para 2024 falta mucho tiempo y primero hay que ganar 2021”.

¿Tiene la familia López Obrador impunidad? Como Pío, como Felipa…

“No, el propio Presidente de la República ha pedido investigar a todos. A todos sus funcionarios, familiares, a quien… No hay impunidad para nadie”.

¿Y la familia Bartlett?

“Para nadie”.

¿Se va a eliminar el outsourcing?

“Es un debate muy complejo que tendrá que dar la Cámara de Diputados y el Senado, se ha abusado mucho de esa figura”.

Es regularla, o desaparecerla.

“Creo que regularla. Se han cometido muchos abusos y atropellado los derechos laborales de mucha gente, durante muchos años. Tiene que haber ahí un equilibrio sano, donde se respeten los derechos laborales y también haya flexibilidad de contratación que no genere sobrecostos a las empresas”.

¿Y el Banco de México?

“Es importante preservar su autonomía, ahí sí el aprendizaje es, pues, tuvimos crisis económicas muy dolorosas para el pueblo de México, y el Banco de México permite tener una política monetaria que nos ha dado estabilidad precisamente ya en tres décadas”.

Por último, ¿Usted tiene negocios?, o vive de la política.

“¿Yo? ¡Totalmente de la política!”.

Ninguna empresa, ningún despacho…

“No, toda mi vida he estado en el servicio público, desde mi primera chamba, hasta ahorita”.

A qué edad.

“A los 24, 25”.

De la universidad, a la vida pública.

“De la universidad a la vida pública. Mi primera chamba de tiempo completo fue en la Cámara de Diputados, en el 97. Y 21 años después regresé como presidente de la Junta de Coordinación Política. Y diputado”.

Muchas gracias.  

Comentarios

Tipo de Cambio