Cofece recomienda al Congreso no aprobar reforma a la industria eléctrica de AMLO

Destacados lunes, 15 febrero, 2021 4:14 PM

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) recomendó al Congreso de la Unión “no aprobar en los términos propuestos” la iniciativa para reformar la Ley de la Industria Eléctrica, ya que “podría afectar severamente” el proceso de competencia y libre concurrencia en los eslabones de generación y comercialización de energía eléctrica en México.

El pasado 1 de febrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador envió la iniciativa preferente, que pretende modificar los artículos 3, 4, 12, 26, 35, 53,101, 108 y 126 de la Ley de la Industria Eléctrica para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

La recomendación de la Cofece se da a unos días de que la Cámara de Diputados someta a votación la iniciativa presidencial -previsto para el 25 de febrero- y luego de que AMLO descartó que su iniciativa tenga que ser modificada para ser aprobada en el Poder Legislativo confiando en que ni una coma tendría que ser cambiada del texto. “Nada. Es muy sencillo lo que se está planteando. Deberían estar callados, avergonzados. Para aprobar la reforma energética repartieron millones de pesos a los diputados y a los senadores, y existen las pruebas”.

Este lunes 15 de febrero de 2021, la Cofece indicó que de entrar en vigor la reforma planteada por el político tabasqueño “podría traducirse en tarifas finales de suministro eléctrico más altas, que deberán pagar los consumidores y/o el gobierno mediante subsidios”.

Recordó que el marco constitucional vigente contempla la posibilidad de la competencia en la generación y suministro (comercialización) de electricidad, actividades en las que, sin excepción, todos pueden participar, tanto los privados como la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Mientras que las redes de transmisión y distribución, como áreas estratégicas a cargo del Estado, deben ser operadas de manera neutral y bajo un principio de acceso abierto y no indebidamente discriminatorio propiciando la producción y abasto de la energía a precios competitivos; por lo que al aprobarse la iniciativa se impediría la competencia en la generación y el suministro de energía eléctrica.

La reforma de AMLO planea eliminar el despacho económico de electricidad (que implica tomar primero la más barata), y establece que se le dará prioridad a las plantas hidroeléctricas (en su mayoría propiedad de la CFE); luego a otras plantas de la CFE de energías renovables; posteriormente a las eólicas y solares privadas y por último a la de ciclos combinados de privados.

“Este orden otorga ventajas exclusivas injustificadas a las generadoras de CFE, garantizándole la venta de su energía sin que necesariamente sea la más barata. Esto eliminaría la competencia entre generadores mediante la disminución de costos y desmotivaría la instalación de proyectos de generación más eficientes y limpios, en perjuicio de los consumidores y el medio ambiente”, aseguró la Cofece.

En opinión de este organismo, la reforma presidencial quebranta la garantía de acceso abierto a la Red Nacional de Transmisión y las Redes Generales de Distribución, las cuales son un insumo indispensable para que pueda existir competencia en la generación y el suministro.

Expuso que la iniciativa del Ejecutivo federal propone que el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) otorgue acceso a dichas redes “cuando sea técnicamente factible”, sin señalar los criterios para ello y sin considerar que la legislación ya regula las condiciones para las conexiones e interconexiones.

De modo que la iniciativa de AMLO “otorga al Cenace amplia discrecionalidad para negar el acceso a ciertas centrales, en situaciones donde este no debería ser negado por cuestiones técnicas”.

Además, la iniciativa permite a CFE Suministrador de Servicios Básicos (CFE SSB) adquirir electricidad sin recurrir a mecanismos competidos que garanticen los mejores precios, y propone catalogar como legada cualquier planta de CFE, incluso las nuevas, con lo que se eliminaría la obligación de recurrir a las subastas para comprar electricidad. Esto implica que alrededor del 84% de la generación existente tendría derecho a ser adquirida por el principal suministrador del país a través de métodos no competidos.

Así, la competencia dejaría de ser el mecanismo para garantizar que CFE SSB (y otros suministradores calificados) adquieran la electricidad a los menores precios posibles, lo que eventualmente incrementaría las tarifas o los subsidios a estas, aseguró la Cofece.

El organismo apuntó que la iniciativa del Ejecutivo permite a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) negar permisos, considerando los criterios de planeación del Sistema Eléctrico Nacional establecidos por la Secretaría de Energía. “La ambigüedad de esta facultad permitiría a la CRE, sin causa justificada, dejar de otorgar permisos y cerrar el mercado de la generación”, advirtió.

La Cofece recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación invalidó diversas disposiciones de la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad del Sistema Eléctrico Nacional que van en el mismo sentido que varias de las modificaciones propuestas en la iniciativa.

En su comunicado, señaló que la propuesta de López Obrador incluye otros elementos que desarticulan el mercado de Certificados de Energía Limpia (CEL) al multiplicar su oferta y eliminar la efectividad de este mecanismo para promover la instalación de mayor capacidad de generación limpia en el país. “Esto podría implicar que México incumpla sus compromisos internacionales de generación limpia, en específico alcanzar el 35% comprometido para 2024”.

Comentarios

Tipo de Cambio