A 50 años: “UABC: Campestre o Nada”

Destacados sábado, 6 febrero, 2021 7:22 PM

El 5 de febrero se cumplieron 50 años de la toma física de las instalaciones del Club Social y Deportivo Campestre, por alrededor de 700 estudiantes de entre 14 y 28 años de edad, de nivel secundaria, preparatoria y universitarios, para que Tijuana contará con terreno para la construcción del campus Tijuana de la Universidad Autónoma de Baja California.

El movimiento estudiantil de 1971 logró la donación de 40 hectáreas de terrenos para la construcción de los primeros edificios de la máxima casa de estudios bajacaliforniana, luego de permanecer en las instalaciones por casi tres meses, desde el 5 de febrero y hasta el 19 de abril de ese mismo año.

Como parte de la conmemoración del cincuenta aniversario, la Sociedad de Historia de Tijuana y la asociación civil “UABC: Campestre o Nada”, realizaron una mesa de conversación con el tema del movimiento estudiantil, en donde estuvieron cómo invitados Gilberto Covarruvias Pimentel, Jesús Águila Mesa y Aureliano Casas, quienes relataron algunas anécdotas de la toma del club social y su análisis a cinco décadas.

Entre los temas que trataron, sobresalió la creación de un libro sobre este hecho trascendental para Tijuana titulado “Campestre o nada: Testimonios”, descrito por los escritores cómo una narración cronológica de los hechos con la voz de los protagonistas y el cual será presentado en abril de este año.

Detallaron que además de los testimonios de las personas que participaron en dicho movimiento, también tendrán información recabada de recortes de periódicos y archivos que se escribieron durante esa época como base documental.

Recordaron cómo todo inició con una marcha pacífica, partiendo de la Avenida Revolución, frente al Jai Alai, entre la calle séptima y octava. Posteriormente partieron hasta el Club Campestre y realizaron un mitin sobre el bulevar Agua Caliente, concluyendo en la toma del recinto deportivo.

Dentro del campestre los estudiantes pusieron casas de campaña entre los campos de golf, entre los hoyos realizaron fogatas; narraron que durante el día tomaban clases, tocaban instrumentos y realizaban debates.

Reconocieron la importancia de su protesta y que todo su esfuerzo se materializó en el campus de Otay de la universidad, donde ahora sus hijos y nietos puedan ingresar a una universidad.

Los miembros de la asociación “UABC: Campestre o Nada, A.C.” señalaron la importancia del movimiento estudiantil de Tijuana y lo relevante que es hacer memoria y conmemorar este día, tanto para los universitarios, los egresados y futuros estudiantes. Parte de ese esfuerzo es la creación del libro coordinado por Gilberto Covarruvias Pimentel, Jesús Águila Mesa.

Comentarios

Tipo de Cambio