Trump, a juicio cuando no sea Presidente de EU

Foto: TOMADA DE CBS.TV
BCS lunes, 18 enero, 2021 1:00 PM

La resolución del juicio político de la Cámara baja estadounidense,convirtió al magnate en el primer mandatario de la historia en Estados Unidos en enfrentar dos juicios políticos. Fue absuelto en febrero de 2020 por el Senado -controlado por los republicanos- tras un juicio político dirigido por la Cámara de Representantes –controlada por demócratas- por los cargos de intentar presionar a Ucrania para que investigara a Joe Biden y a su hijo Hunter

La Cámara de Representantes de Estados Unidos resolvió iniciar un segundo juicio político contra el Presidente Donald Trump, al acusarlo de “incitación a la insurrección” por los disturbios ocurridos la semana pasada en el Capitolio, que dejaron un saldo de cinco personas muertas, incluido un agente de la Policía.

El miércoles 13 de enero, una mayoría bipartidista de legisladores republicanos y demócratas en la Cámara de Representantes estadounidense, votó en favor de someter a juicio político a Trump, a solo siete días antes del final de su mandato, mismo que concluye el próximo 20 de enero, cuando Joe Biden tome posesión como nuevo Presidente de Estados Unidos.

Con casi todos los votos contados, 217 legisladores -una mayoría de 433 en la Cámara baja-, se acusó a Trump de “incitar a la insurrección”, luego que, en un discurso frente a la Casa Blanca, pronunciado antes del mediodía del 6 de enero, instara a sus seguidores a marchar hacia el Capitolio de Washington, DC, justo cuando el Congreso certificaba la victoria electoral del ex candidato demócrata Joe Biden.

En total, la acusación contra Trump recibió 232 votos contra 197. Todos los demócratas y 10 republicanos votaron a favor de este juicio político contra el magnate neoyorquino. Ello desencadenará un juicio en el Senado, aún controlado por el Partido Republicano, pero se prevé que la Cámara alta se ocupe del asunto hasta después de que Biden sea investido como el cuadragésimo sexto Presidente de Estados Unidos el 20 de enero.

Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en el Senado, declaró que lo mejor será que Trump deje el cargo el próximo miércoles, con el objetivo de que sea sometido a un juicio político justo, sin las protecciones legales que le confiere ser Presidente y bajo calidad de ciudadano común.

El cargo de juicio político único, que se presentó durante una breve sesión en la Cámara baja el 11 de enero, señala las repetidas afirmaciones falsas de Trump de que ganó las elecciones y su discurso ante la multitud el 6 de enero, antes de que sus simpatizantes irrumpieran en el Capitolio.

También citó la llamada de Trump con el secretario de Estado republicano de Georgia, instándolo a “encontrar” suficientes votos para que el mandatario saliente ganara dicha entidad.

“En todo esto, el Presidente Trump puso en grave peligro la seguridad de Estados Unidos y sus instituciones de gobierno, amenazó la integridad del sistema democrático, interfirió con la transición pacífica del poder y puso en peligro a una rama del gobierno equivalente. De ese modo, traicionó su confianza como Presidente, para agravio manifiesto del pueblo de Estados Unidos”, indica la resolución.

Los legisladores demócratas también citaron la Enmienda 14 de la Constitución, señalando que “prohíbe a cualquier persona que se haya ‘involucrado en una insurrección o rebelión contra’ Estados Unidos” ocupar un cargo.

“El Presidente Trump puso en grave peligro la seguridad de Estados Unidos y sus instituciones de Gobierno”, dice la legislación. El proyecto de Ley señala que Trump amenazó la integridad del sistema democrático e interfirió con la transición pacífica del poder.

“Seguirá siendo una amenaza para la seguridad nacional, la democracia y la Constitución si se le permite permanecer en el cargo”, se advierte en el documento de cuatro páginas. “Sabemos que el Presidente de EU incitó esta insurrección, esta rebelión armada contra nuestro país común. Debe irse. Es un peligro claro y presente para la nación que todos amamos”, sostuvo la presidenta de la Cámara baja, la demócrata Nancy Pelosi.

Los demócratas avanzaron en el juicio político después que el vicepresidente Mike Pence rechazara un esfuerzo para persuadirlo de que invocara la Enmienda 25 de la Constitución norteamericana para destituir a Donald Trump. “No creo que tal acción esté en el mejor interés de nuestra nación, ni sea coherente con nuestra Constitución”, expresó en una carta dirigida a Pelosi.

Comentarios

Tipo de Cambio