MX aceptó reducir dosis de Pfizer para darlas a países pobres: AMLO

Foto: Captura de pantalla de video en YouTube
Destacados domingo, 17 enero, 2021 1:05 PM

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó este domingo 17 de enero, que el Gobierno de México aceptó la propuesta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para reducir la cantidad de vacunas contra el coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19), desarrolladas por la farmacéutica Pfizer -en conjunto con el laboratorio alemán BioNTech- entrega a países con los que tiene firmado un contrato para, en cambio, destinar dichas dosis a naciones pobres.

“En el mundo hay una polémica porque la ONU le ha pedido a Pfizer que baje sus entregas a los países con los que se tiene contrato, como es el caso nuestro y países europeos, para que se disponga una cantidad a la ONU y las ponga a disposición de países más pobres. Estuvimos de acuerdo con eso”, dijo el mandatario nacional, al inaugurar, en el municipio de Juan R. Escudero, Guerrero, una escuela de Medicina Integral y Salud Comunitaria del sistema de Universidades Benito Juárez.

“Que nos bajen [las dosis] y nos repongan lo que nos corresponda. De todas formas, no cambia nuestro plan porque ya estamos buscando otras vacunas, no solo Pfizer […] Estamos en tratos para que empiece a llegar la vacuna CanSino, de China, y una vacuna de un laboratorio ruso, y la de AstraZeneca, de la Universidad de Oxford, de modo que vamos a tener vacunas suficientes”, dijo el titular del Poder Ejecutivo Federal.

Por otra parte, el político tabasqueño reprobó las conductas de algunos servidores públicos que con “agandalle”, no han respetado el Plan de Nacional de Vacunación contra la COVID, y que, por “influyentismo”, han recibido una dosis sin ser personal de la primera línea de atención contra la pandemia.

“Que se cumpla con lo que nos conviene a todos y que actuemos con igualdad, nada de influyentismo, nada de que ‘yo tengo dinero y a mí me toca y a mí me corresponde’, o que ‘tengo influencias, tengo agarraderas, conozco el médico que maneja la salud en un estado’, o que ‘tengo un amigo político o líder sindical’ y así”, criticó López Obrador.

“Es una mala costumbre, del influyentismo, yo diría del agandalle. Eso ya se terminó […] tenemos que ir avanzando en dejar atrás esa subcultura del agandalle”, agregó el presidente, quien recordó, además, algunos casos recientes. “Nadie puede, en circunstancias de salud tan delicadas, actuar con prepotencia y la autoridad está obligada a dar el ejemplo”, insistió.

Comentarios

Tipo de Cambio