FGR cita al ex senador Jorge Luis Lavalle por acusaciones de Lozoya

Foto: Tomada de Internet / Google Imágenes
Destacados domingo, 17 enero, 2021 1:54 PM

La Fiscalía General de la República (FGR) citó al ex legislador Jorge Luis Lavalle Maury, ex presidente de la Comisión de Administración del Senado, para que comparezca el próximo 26 de enero, con el fin de que sea notificado de forma oficial respecto a las acusaciones que hizo en su contra el ex director general de Petróleos Mexicanos (PEMEX), Emilio Ricardo Lozoya Austin.

“Después de 6 meses de especulaciones y calumnias, la autoridad por fin me ha citado para el próximo 26 de enero. Compareceré formalmente para conocer y evidenciar las mentiras que el delincuente confeso Lozoya ha dicho sobre mí”, informó el militante del Partido Acción Nacional (PAN), a través de su cuenta de la red social Twitter.

Además de negar las acusaciones en su contra, el ex senador panista obtuvo de parte de un juez federal, en noviembre pasado, un amparo para exigir a la FGR que revelara si investigaba o no al político originario de Campeche.

Lavalle Maury deberá comparecer el próximo 26 de enero en una audiencia inicial virtual ante el juez de control Marco Antonio Fuerte Tapia, del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Preventivo Varonil Norte, donde la FGR formulará la imputación por los delitos de asociación delictuosa, cohecho y lavado.

Según información judicial citada por el diario Reforma, dicha causa penal corresponde a la indagatoria FED/SEIDF/CGI-CDMX/865/2020, que inició la Coordinación General de Investigación de la FGR, por la denuncia presentada por Lozoya Austin, el 11 de agosto de 2020.

El pasado 11 de noviembre, se difundió que Rafael Caraveo Opengoal, ex secretario técnico del Consejo de Administración del Senado de la República, quien laboraba de forma directa con Lavalle Maury, a quien un supuesto funcionario de PEMEX entregó bolsas repletas de fajos de billetes, confesó ante la FGR, que no fue una sino siete ocasiones en la que acudió por 15 maletas repletas de dinero.

Así lo informó el diario Reforma, que Caraveo Opengoal dijo en septiembre pasado, durante su comparecencia ante la FGR, que las entregas de dinero las recibió por órdenes del entonces senador panista Lavalle Maury y que el destino fue para campañas electorales del Partido Acción Nacional.

“Grupo Reforma tuvo acceso a la declaración de Caraveo rendida el 4 de septiembre en la que aceptó haber firmado de recibido por la entrega de 15 maletas de dinero. Como lo afirmó Emilio Lozoya en su denuncia del pasado 11 de agosto, Caraveo confirmó que varias de las entregas de dinero se realizaron en Montes Urales 425, en las Lomas de Chapultepec, señalada como oficina alterna de PEMEX”, indicó el rotativo.

“José Luis Lavalle Maury me llamaba y me decía quién iría conmigo […] ya que fueron otras dos personas las que me acompañaron a recibir dinero, y de ellas me daba el teléfono y los veía en la parte de abajo del estacionamiento o en el lobby del Senado”, indicó ex secretario técnico del Consejo de Administración de la Cámara alta.

“Salíamos de las oficinas del Senado […] e íbamos a Montes Urales, donde se realizaban las entregas de dinero en las que Francisco Olascoaga ya tenía recibos elaborados en los que especificaba la fecha y la cantidad que me estaba entregando y los cuales yo estampaba mi rúbrica”, agregó Caraveo Opengoal.

Francisco Olascoaga Rodríguez era jefe de departamento Administrativo en la Dirección General de Pemex y uno de los hombres de mayor confianza de Lozoya Austin, quien denunció que sobornó a legisladores de diversos partidos para que aprobaran la reforma energética en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

“Campechanos ambos, Rafael Caraveo Opengo conoció a Jorge Luis Lavalle Maury en 1999, cuando éste lo contrató como contador para las maquiladoras Karim’s Textil y Apparel de México. En 2009 Lavalle lo invitó a trabajar en la Secretaría de Desarrollo Social y en 2012 en el Senado de la República”, indicó el Reforma.

“Pero la historia de sobornos comenzó a finales de 2013, cuando Lavalle, entonces senador panista, le encomendó a Caraveo, en ese momento secretario técnico de la Comisión de Administración del Senado, recoger maletas con millones de pesos en efectivo”, abundó el rotativo.

“En su declaración, Caraveo relata que la primera entrega de dinero ocurrió a fines de 2013, cuando el senador Lavalle le pidió que fuera a recoger “unos expedientes que él tenía que revisar”. Sólo le dijo que le llamaría una persona de nombre José”, añadió el diario.

“Quien le llamó a su celular fue José Velasco Herrera, jefe de ayudantes de Lozoya, para pedirle que se encontraran en la esquina del edificio de la Sedesol, sobre Paseo de la Reforma, a unas cuadras del Senado. Caraveo se fue caminando y, al llegar, ya lo esperaba una Suburban oscura, a la que Velasco le pidió subir”, informó el Reforma.

“Enseguida me mostró una maleta de tela color negro, tipo deportivo, de aproximadamente 50 centímetros de largo por 50 centímetros de ancho, misma que abrió y la cual no contenía expedientes, como me lo había hecho saber el señor Jorge Luis Lavalle Maury, sino que en su interior había fajos de dinero eran billetes de 500 pesos”, dijo Caraveo Opengo, en su declaración ante la FGR.

“Caraveo dijo que en aquel momento se sorprendió y llamó por teléfono a Lavalle, quien le instruyó, sin más, que le llevara la maleta. Al llegar a la oficina, le reclamó al senador que lo hubiese utilizado”, se lee en el diario, que publicó la noticia como principal.

“Él me manifestó que no me preocupara porque no era nada ilegal, que estuviera tranquilo, ya que le estaban devolviendo un préstamo y yo me molesté y me retiré de su oficina, aclarando que en esa ocasión no supe o no recuerdo el monto total que contenía la maleta”, declaró Caraveo Opengo.

“Día después, recuerda el campechano, Lavalle le volvió a pedir que fuera a ver a Velasco, pero rechazó hacerle el favor. Le insistió en que no tenía otra persona de confianza y que él no tendría ninguna responsabilidad, en caso de haber problemas. Sólo le pedía ir en dos ocasiones más”, abundó Reforma.

“Me comentó que no era nada ilegal, que era un apoyo para su campaña como Gobernador del Estado de Campeche, razón por la cual, ante este comentario y su insistencia y, dado que era mi superior, accedí a ir nuevamente por ese dinero”, agregó el ex secretario técnico del Consejo de Administración del Senado.

“En diciembre de 2013 el legislador le pidió que fuera otra vez ‘con la persona de los expedientes’, pero esta vez le dio la dirección de Montes Urales 425, en las Lomas de Chapultepec, la cual ha sido señalada como una oficina alterna de PEMEX”, indicó el rotativo.

“Un vehículo oficial del Senado lo llevó hasta el edificio, donde Velasco le entregó una maleta grande con ruedas. ‘Por lo que recuerdo, me manifestó que contenía 13 millones de pesos’, declaró Caraveo, quien dice que a su regreso al Senado, el chofer de la camioneta lo dejó en Paseo de la Reforma y se fue con el dinero. En diciembre de 2013 Velasco Herrera falleció de un paro cardiaco”, señaló el Reforma.

“En enero de 2014 acudió nuevamente al domicilio de las Lomas de Chapultpec, pero esta vez el campechano iría acompañado de Guillermo Gutiérrez Badillo, secretario del entonces senador panista Francisco Domínguez. Esta vez los esperaba Francisco Olascoaga con una maleta muy similar a la anterior. ‘En ese momento se nos indicó que eran aproximadamente 12 millones de pesos, dinero que ya se encontraba empaquetado’, narró a la Fiscalía”, detalló el diario.

“Según Caraveo, hubo otra ocasión en que acudió al edificio de Montes Urales con el secretario particular del hoy Gobernador de Querétaro. Al salir, se dirigieron a la Plaza 222, en Reforma, donde Gutiérrez Badillo se quedó con la maleta de efectivo”, finalizó el rotativo.

EX EMPLEADOS DE LOZOYA TIENEN LOS VIDEOS COMPLETOS

Según el mismo diario Reforma, la FGR no tiene la versión completa del video que exhibió a funcionarios del Senado de la República recibiendo supuestos sobornos, así como tampoco los 15 recibos originales que confirmarían dichos pagos ilegales a subordinados de los legisladores.

El mismo día en que Caraveo Opengo rindió su declaración ministerial, Lozoya Austin se presentó ante la FGR, el pasado 4 de septiembre, para entregar una memoria USB con una versión corta del video -porque argumentó “poca capacidad de almacenamiento del dispositivo”-, mismo que más tarde sería filtrado y que exhibe una entrega de dinero a dicho ex funcionario del Senado.

“Este video fue grabado por el señor Francisco Olascoaga Rodríguez y a su vez fue entregado al suscrito”, declaró el ex director general de PEMEX a la FGR, quien también entregó copia de 15 recibos firmados por las personas que acudieron en nombre de los senadores para recibir los sobornos que, según Lozoya Austin, facilitaron la aprobación de la reforma energética.

“Los originales los tiene el señor Rodrigo Arteaga Santoyo [su entonces secretario particular], persona que me las proporcionó”, declaró Lozoya Austin, quien pidió a los fiscales citar a Olascoaga Rodríguez y a Arteaga Santoyo, para que entreguen el video completo del soborno y los recibos originales que firmaron los personeros de los senadores.

El ex funcionario incluso proporcionó a la FGR los domicilios particulares y correos electrónicos de sus dos ex colaboradores, para que fueran rastreados por la Fiscalía, ya que el ex director general de PEMEX aseguró que los intentos de sus abogados para contactarlos no fueron exitosos.

A mediados de agosto, en las diversas redes sociales circuló un video en el que se ve a un supuesto funcionario de EMEX, entregar bolsas repletas de fajos de dinero en efectivo a Caraveo Opengoal, ex secretario técnico del Consejo de Administración del Senado de la República, quien laboraba de forma directa con Lavalle Maury.

La grabación, que dura 4 minutos con 15 segundos, fue dada a conocer por el usuario Juan Jesús Javier Lozoya Austin, supuesto hermano del ex director general de PEMEX. En ella se observa a los ex funcionarios del Senado en una oficina, contando varios fajos de billetes de diferentes denominaciones, que sacan de varias bolsas de plástico y maletas color negro.

La otra persona que aparece en el video recibiendo dinero es Guillermo Gutiérrez Badillo, quien también trabajó en el Senado y actualmente aparece en la página del Gobierno del estado de Querétaro, como secretario privado del gobernador, Francisco Domínguez Servién, también militante del PAN.

“Aquí se ve como se recibe dinero para contratos con Pemex”, dice la leyenda que acompaña el video subido el domingo 16 de agosto. Asimismo, en la grabación se escucha que esta vez les entregaron “18”, y “la otra vez” recibieron “19”. Luego las personas involucradas acuerdan verse después.

“Son 200, 500, uno de 50 aquí viene, dos de 100 y uno de 50. Entonces es 500 uno, uno de 250 y 250 son uno 500”, dice Gutiérrez Badillo, quien al destapar el segundo paquete confirma: “sí viene completo, 500 uno mil 500, tres, seis, nueve […] todos son de 200”.

El pasado 24 de julio, el diario Reforma dio a conocer que Caraveo Opengoal fue señalado por Lozoya Austin, en un escrito preliminar, como una de las personas que recibió los sobornos para la aprobación de las reformas estructurales durante el sexenio de Peña Nieto.

El rotativo reveló el ‘modus operandi’ a través del cual la empresa brasileña Odebrecht pagó 4 millones de dólares a Lozoya Austin, ex director general de PEMEX, dinero que fue usado en la campaña presidencial de Peña Nieto en 2012.

Dicha cantidad, según le informó el ex funcionario federal al Gobierno de México antes de aceptar su extradición, fue usado para el pago de consultores extranjeros que Luis Videgaray Caso, entonces coordinador de la campaña presidencial y después titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), contrató para asesorías electorales.

Según afirmó Lozoya Austin, ya con Peña Nieto como presidente, la constructora brasileña Odebrecht pagó 6 millones de dólares al Gobierno del entonces mandatario nacional, para ser beneficiada en contratos y que dispusiera una parte para sobornos a legisladores, a fin de garantizar la aprobación de la Reforma Energética en 2014.

“El ex director de Pemex, que actualmente enfrenta los delitos de lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho, preparó un documento, al que tuvo acceso REFORMA, donde revela delitos sobre los que tenía conocimiento y con ello tener la posibilidad de acogerse al ‘criterio de oportunidad’ y así poder sortear las acusaciones que pesan en su contra. Con lo negociado a cambio de su testimonio, Lozoya aceptó su extradición y ser juzgado en México”, indicó el rotativo.

Según este documento, el ex funcionario federal narró que uno de los pactos para recibir el pago de Odebrecht ocurrió en la panadería El Globo, de Prado Sur, en las Lomas de Chapultepec, de la Ciudad de México, con el ex director de Odebrecht en México, el brasileño Luis Alberto Meneses Weyll, cita a la cual aseguró haber acudido por órdenes de Videgaray Caso, entonces coordinador de la campaña de Peña.

“La instrucción era gestionar recursos económicos para cubrir diversos pagos a consultores en materia electoral, principalmente en el extranjero”, señaló Lozoya Austin en su testimonio respecto a dicho encuentro, mismo en el que el brasileño se comprometió a entregar 4 millones de dólares, de los cuales depositó 3 millones 150 mil dólares en la off shore Latin America Asia Capital Holding LTD.

El ex funcionario federal señaló haber informado de este movimiento tanto a Peña Nieto como a Videgaray Caso, según el testimonio de Lozoya Austin previo a su extradición, en el cual el ex director general de Pemex también comunicó al Gobierno Federal mexicano que Odebrecht entregó otros 6 millones de dólares luego de obtener un contrato de 3 mil millones de pesos por realizar obras en la refinería de Tula, Hidalgo.

Esos 6 millones de dólares fueron transferidos a Fabiola Tapia Vargas, administradora de Construcciones Industriales Tapia, una empresa que se asoció con Odebrecht para las obras en Tula. La mujer, quien murió en mayo de 2014, le entregó a Lozoya Austin una tarjeta de una cuenta con los 6 millones de dólares, para ponerlos a disposición del Gobierno de Peña Nieto.

Según admitió Lozoya Austin en su testimonio, parte de ese dinero fue usado para sobornar a legisladores en una oficina en Montes Urales, en las Lomas de Chapultepec. El ex director general de Pemex señaló que el “enlace” designado por Los Pinos era el priista David Penchyna Grub, entonces presidente de la Comisión de Energía del Senado.

Uno de los encuentros que refirió Lozoya Austin se registró el 17 de septiembre de 2014, fecha en que asegura que una persona encargada del reparto de dinero, cuya identidad por ahora no ha revelado, entregó 6 millones de pesos a Penchyna Grub -ex director general del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFOMAVIT)- en la oficina de Montes Urales.

SUPUESTOS SOBORNOS A LEGISLADORES DEL PAN

Asimismo, en otra parte de su testimonio, Lozoya Austin informó al Gobierno Federal que pagó sobornos por 52 millones 380 mil pesos a legisladores del PAN, para que aprobaran reformas del llamado Pacto por México, además de que el entonces presidente Peña Nieto y Videgaray Caso, titular de la SHCP, encabezaban directamente dicha estrategia.

Según el ex director general de PEMEX, Videgaray Caso le solicitó enviar 6.8 millones de pesos a Ricardo Anaya Cortés, quien era presidente de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión cuando se discutió la Reforma Energética, del 2013 a marzo del 2014, y en mayo de ese año asumió el cargo de secretario general del PAN.

Dicho dinero habría sido entregado el 8 de agosto de 2014 a una persona, cuya identidad no ha sido precisada, aunque hizo saber que existen dos números telefónicos con los que se tuvo comunicación para concretar la entrega. Reforma recordó que Anaya Cortés fue presidente del PAN de agosto del 2015 hasta diciembre del 2017, cuando fue designado candidato presidencial.

Según la versión del ex director general de PEMEX, a través de terceros, entre el 11 de diciembre de 2013 y el 21 de abril de 2014, Lozoya Austin envió a un grupo de legisladores panistas un total de 52 millones 380 mil pesos, entre ellos a los senadores Ernesto Cordero Arroyo, ex coordinador de la bancada del PAN, y Salvador Vega Casillas, ex titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), durante el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.

Así como los hoy gobernadores Francisco Domínguez Servién y Francisco García Cabeza de Vaca, de Querétaro y Tamaulipas, respectivamente. Además de José Luis Lavalle Maury, quien fue presidente de la Comisión de Administración del Senado.

Asimismo, Lozoya Austin denunció a senadores de Acción Nacional de intentar extorsionarlo con 50 millones de dólares para aprobar las reformas estructurales influenciadas por Odebrecht y otras empresas extranjeras.

“El grupo que ejecutaba estas extorsiones, era el compuesto por Francisco Javier García Cabeza de Vaca, Francisco Domínguez Servién, Salvador Vega Casillas y Jorge Luis Lavalle Maury”, detalló en su denuncia de hechos.

Según el ex director general de PEMEX, Lavalle Maury tenía “proyectos políticos” en Campeche y esa era su excusa para pedir más dinero, llevar a contratistas cercanos para que la paraestatal los favoreciera y amenazaba con boicotear la reforma energética “si no recibían sus sobornos”.

Días después, el diario Reforma reveló que Lozoya Austin acordó con el Gobierno Federal difundir al menos 12 videos con 16 horas de grabación para comprobar el pago de sobornos a dirigentes y legisladores de partidos opositores para apoyar la reforma energética impulsada por el entonces presidente Peña Nieto.

El pago de los sobornos habría ocurrido en 2013, previo a la aprobación de la reforma energética, en la oficina de Lozoya Austin en la Torre de PEMEX así como en un despacho alterno que tenía en la colonia Anzures, en la alcaldía Miguel Hidalgo.

Personas allegadas al caso, comentaron al referido diario, que las personas que podrían confirmar el pago de sobornos son el chofer y el exsecretario particular de Lozoya Austin, quienes habrían hecho algunas entregas de dinero en efectivo.

El pasado 11 de agosto, en un mensaje a medios, Alejandro Gertz Manero dio a conocer que el ex director general de PEMEX, presentó una denuncia de hechos, ante la FGR, respecto a su participación en el caso de Odebrecht y en varios otros.

Gertz Manero detalló que en el caso de la empresa constructora brasileña Odebrecht, Lozoya Austin indicó que hubo una serie de sobornos, por una cantidad “que pasa” de más de 100 millones de pesos, los cuales “fueron fundamentalmente utilizados para la campaña presidencial del 2012 para la Presidencia de la República”.

“Y el que después fue presidente [Enrique Peña Nieto] y su secretario de Hacienda [y Crédito Público, Luis Videgaray Caso], son las personas que este individuo que está presentando la denuncia, que fueron los que le ordenaron que ese dinero, fuera entregado a varios asesores electorales extranjeros, que colaboraron y trabajaron para la campaña de estas dos personas”, según lo indicó el fiscal general.

Además, Gertz Manero informó que tanto Peña Nieto, como Videgary Caso, le ordenaron la “compra de votos” para las reformas estructurales, con sobornos a un diputado y 5 senadores, cuyos nombres no mencionó el titular de la FGR, porque serán judicializados cuando existan las pruebas suficientes.

Asimismo, en el caso de Etileno XXI, Lozoya Austin afirmó que hubo una serie de beneficios económicos para Odebrecht, que está asociada con una empresa mexicana, que les dieron una serie de privilegios en los insumos, en los que el Gobierno Federal tuvo pérdidas muy graves.

El ex director general de PEMEX también señaló en su denuncia de hechos, que Peña Nieto y Videgaray Caso le dieron instrucciones para que entregara 84 millones de pesos, a varios legisladores “los cuales son semejantes los nombres de los anteriores”, y a un secretario de finanzas de un partido político.

“Después también le dieron una cantidad superior a los 200 millones de pesos, para dirigirlos a la reforma electoral, a través de un enlace que él da el nombre. También habla de dos empresas privadas, que los elementos de prueba los tendrá que presentar”, detalló Gertz Manero.

“Sobre estas afirmaciones que él hace, ha señalado a cuatro testigos, ha entregado recibos y un video. A partir de este momento, la Fiscalía General de la República ha abierto la carpeta de investigación correspondiente, y vamos a empezar a realizar todas las diligencias”, por lo que podrían llamar a testificar a Peña Nieto y Videgaray Caso, según agregó el titular de la FGR.

Comentarios

Tipo de Cambio