La Caja Arte y Cultura, 15 años de labor en Tijuana

Cultura lunes, 4 enero, 2021 12:15 PM

Proyecto Cultural 2020

 

 

 

Un recinto cultural emblemático en Tijuana que promueve la plástica regional, además de ofrecer cursos y talleres de diversas disciplinas artísticas, es La Caja Arte y Cultura, que en 2020 cumplió 15 años.

La Caja inició el año con la inauguración en febrero de exposiciones de Álvaro Blancarte y Hugo Crosthwaite, dos de los artistas más importantes de la región. Aunque posteriormente la pandemia por COVID-19 obligó a cerrar temporalmente, el recinto cultural se mantuvo activo desde la virtualidad.

“Ha sido un tiempo de crecimiento en un contexto inesperado. El virus nos mantuvo en casa a principios de 2020 en las semanas más decisivas, desde ahí trabajamos y llevamos a cabo el proyecto académico y de representación de obra a distancia”, expresó a ZETA Arturo Rodríguez, director de La Caja Arte y Cultura, quien hizo un balance general de 2020, los planes y orígenes del proyecto.

 

HACE 15 AÑOS

Transcurría 2005 cuando el 21 de julio, en la calle Tapachula 1-B de la colonia Hipódromo fue inaugurada La Caja Galería como una continuación de Galería 4, que coordinaba Arturo Rodríguez en el Centro de Tijuana.

La Caja Galería surge en un momento en el cual la efervescencia cultual de Tijuana estaba a su máxima expresión a nivel internacional, estábamos inmersos en el mercado local del arte, nos gustaba lo que estábamos haciendo y nos posicionamos dentro de un mercado con el deseo de ofrecer obras de arte”, rememoró Rodríguez en entrevista con ZETA.

“El proyecto surge por la necesidad de promover dentro de Tijuana el arte, originalmente los objetivos eran dos: promover artistas regionales y además insertarnos en el circuito de arte internacional”, complementó.

La crisis económica y de inseguridad de 2008 y 2009 obligó a La Caja a cerrar definitivamente su sede de la colonia Hipódromo en abril de 2010, aunque a partir de mayo de ese año, Arturo Rodríguez abrió el espacio en Callejón de las Moras número 118-B en la colonia 20 de Noviembre, donde actualmente se localiza.

 

EN LA PANDEMIA

Pese a la crisis sanitaria por COVID-19, La Caja se mantuvo activa compartiendo diversos cursos y talleres, principalmente desde internet, beneficiando a 729 talleristas de todas las edades.

“Lo que más destaco sin lugar a duda es que fue notable lo que el arte ocasiona en la salud mental de las personas, para bien, en los tiempos de enfermedad y desesperanza que pasamos y seguimos pasando por las olas de contagios que vienen y van. Usar los medios digitales para acercarnos a la pintura, escultura, dibujo, a las artes visuales, ha sido sanador y medicina emocional. Sabemos que lo que hacemos tiene un impacto importante a nivel sociedad y eso nos impulsa a seguir, cuidando y cuidándonos, por supuesto”, expresó Rodríguez.

Durante el confinamiento y ante la ausencia de alumnos y público en La Caja, el promotor cultural aprovechó para realizar diversas adecuaciones al recinto:

“Aprovechamos La Caja vacía para dedicarnos al espacio, la infraestructura creció de manera exponencial abriendo nuevos proyectos como nuestro taller profesional de joyería y Corazón de Maíz, proyecto de La Caja Arte y Cultura que llega como un espacio que ofrece una experiencia artística multidisciplinaria con música, danza, artes visuales y una experiencia sin igual”.

Arturo Rodríguez, director de La Caja Arte y Cultura

 

PROMOVIENDO EL ARTE

Lo que distingue a La Caja es su esquema de exposiciones individuales o colectivas a lo largo del año, para su exhibición o venta, de diversos artistas plásticos de la región.

Arturo Rodríguez narró a ZETA que actualmente La Caja representa a diversos artistas que han expuesto individual o colectivamente, entre ellos Álvaro Blancarte, Alfonso Arámbula, Adolfo Weber, Bruno Reyes, Carlos Cea, Guro Silva, Elizabeth Nepomucena, Florencia Guillén, Fernando Cervantes, Gilberto Terrazas y Gabriel Boils.

También destacan autores como Hugo Crosthwaite, Irma Sofía Poeter, Indiana Christov, Ignacio Hábrika, José Hugo Sánchez, Jaime Ruiz Otis, Joel Rendón, Juan Ángel Castillo, Luis Garzón, Mago Flores, Marco Miranda, Miguel Ángel Íñiguez, Oslyn Whizar, Pablo Castañeda, Raúl Iduarte, Stephanie Bell May y Yunuene Esparza.

Asimismo, La Caja cuenta actualmente con un equipo de colaboradores que comparten diversos cursos; por ejemplo, los talleres de pintura son impartidos por Guro Silva, Miguel A. Íñiguez, Karina Vega, Gilberto Terrazas, Mago Flores, Luis Garzón, Raúl Iduarte y Zulet Flores.

Asimismo, los talleres de cerámica son impartidos por los artistas plásticos Juan Villavicencio, Flavio Vázquez, Mónica Giselle y Valeria Bueno; los de grabado están a cargo de Elizabeth Nepomucena y Miguel A. Íñiguez; y los de fotografía, por Dan Félix e Israel Torres.

En 15 años, Arturo Rodríguez ha conformado un equipo de trabajadores en La Caja, entre ellos Adriana Martínez, curadora; Blanca Estela López, coordinadora; Cindy Acosta, administradora; Laura Cruz, contadora; Adriana Aguilar, contenido multimedia; Alex Casas, web manager; David Montalvo, mantenimiento; y Emiliano López Guadarrama en el proyecto Corazón de Maíz.

 

LOS PLANES

Arturo Rodríguez compartió con ZETA algunos planes de La Caja Galería:

“Definitivamente, 2021 será un año de retos que nos entusiasman, el proyecto Corazón de Maíz será uno de los principales. Nos dedicaremos a abrir La Caja para que la comunidad venga y conozca todo lo que hay dentro, recorreremos los espacios y conoceremos la mística que estas paredes encierran mientras se disfruta de la apreciación de la obra en exhibición.

“La representación de la obra es nuestra actividad principal y el próximo año hay planes con nuevos artistas, exposiciones individuales y colectivas. Una de nuestras metas es afinar detalles respecto a nuestra línea académica de cursos y talleres; si bien el crecimiento de nuestra matrícula se amplió con la pandemia, eso nos ha motivado a realizar mejoras y cambios que les otorguen una mejor experiencia en la enseñanza y la práctica del arte”.

Rodríguez concluyó: “La Caja Arte y Cultura creció más allá del concepto de la galería, hoy lo veo como un faro en la ciudad, un espacio para el disfrute de las manifestaciones artísticas visuales y escénicas”.

Para ZETA, La Caja Arte y Cultura es el Proyecto Cultural del Año 2020.

Comentarios

Tipo de Cambio