En el doble homicidio de niños, vecinos no escucharon ni sospecharon nada

Foto: Gerardo Andrade
Destacados domingo, 3 enero, 2021 10:56 AM

Yo estuve despierto casi toda la madrugada –del 2 de enero- y jamás escuché algo raro, forcejeo, una pelea, nada, y fue hasta la tarde (de ese mismo día)  que vi que llegó la Policía, y hasta entonces supe de la tragedia”, dijo un vecino de Zayra Viridiana Leyva Avilés, la mujer que confesó haber asesinado a dos hijos ayer sábado.

Residentes de la privada Dante, en Villa Fontana, informaron a ZETA que el día de la tragedia, no escucharon ningún ruido sospechoso del interior de la casa B-17, que los alertara de algún hecho violento. Se dieron cuanta cuando vieron llegar una patrulla en silencio.

“Entonces de la casa salió el señor – Miguel Antonio Rivas Martínez, padre de los niños-, y él dejó entrar a los policías, yo creo que él fue quien encontró a los niños y él le habló a la Policía. Luego se los llevaron –padres de los niños- y entonces fue cuando se supo que los dos niños habían muerto”, afirmó el habitante de una casa colindante a las víctimas en la privada Dante.

Otra mujer, señaló que alcanzó a ver que llegó un familiar del padre de los niños y les dijo a los oficiales que la pareja estaba separada desde hacía tiempo.

Con respecto a Zayra Viridiana Leyva Avilés, los vecinos indicaron que era una persona reservada, amable, que trabajaba como maestra de nivel superior y nunca notaron que fuera alguien que pudiera hacer daño a sus hijos.

“Fue terrible, creo que nadie se espera escuchar eso de la vecina, dicen que cuando era sacada de la casa confesó que ella los mató –hijos-, pero la verdad nadie sabe qué pasó en esa casa”, expuso uno de los residentes.

Por la noche del sábado 2 de diciembre, a través de un comunicado de prensa, la Fiscalía General del Estado (FGE) confirmó que Zaira Viridiana Leyva Avilés, de 33 años, fue detenida por presuntamente haber asesinado a sus dos hijos, Alejandro Said Rivas Leyva, de 9 años y Naara Melissa Rivas Leyva, de 4 años.

Se detalló que la mujer tenía las muñecas llenas de sangre, y encontraron un cuchillo con manchas hemáticas en la casa.

De acuerdo a información dada a ZETA por las autoridades, la mujer asfixió a los menores con una almohada e intentó quitarse la vida cortándose las venas, sin embargo, sobrevivió.

Según la FGE, el padre de los menores fue quien realizó el reporte al número 911, y durante su declaración informó que tenía aproximadamente dos años separado de la madre de sus hijos.

En la casa se recabó evidencia que será integrada a la carpeta de investigación a fin de exponerla ante el Juez de Control, para que determiné la probable responsabilidad de la imputada, finalizó la FGE.

Comentarios

Tipo de Cambio