Vacunarse o no vacunarse, ese es el dilema

Opinionez lunes, 21 diciembre, 2020 12:00 PM

albertGracias a las vacunas, el ser humano ha duplicado su promedio de vida y aumentado la población de manera exponencial. Sin embargo, no todos ven a las vacunas como una bendición, e incluso tiene sus detractores, ya sea por experiencias vividas, por motivos religiosos o por cualesquiera que sea la razón.

Pero toda idea preconcebida en torno a las vacunas cambió al surgir la pandemia por COVID-19.

De acuerdo a lo que circula por Internet (que se le encuentra sentido), es que lo más conveniente será vacunarse para buscar protegerse de los efectos nocivos del coronavirus más tristemente célebre en este momento.

Se dice que tras los debates entre especialistas y las investigaciones científicas, se concluye que en la actualidad hay siete coronavirus, siendo tres los más agresivos, identificados como MERS, SARS y SARS-COV-2.

Se atribuye a ese tercero la pandemia, por lo que el desarrollo de la vacuna está enfocado a evitar los efectos del SARS-COV-2.

Pero la velocidad en contar con una vacuna hace para algunos, sospechosa su relativamente rápida aparición, puesto que normalmente toma hasta cinco veces más tiempo que surja una solución efectiva y debidamente probada.

La explicación que se brinda para tranquilizar a los escépticos es que las investigaciones que por años se venían haciendo sobre la familia de virus SARS influyó para encontrar la vacuna, y que los voluntarios para probarla -que en otros casos son escasos- ahora existieron por hasta 44,000 a diferencia de los 6,000 en casos previos (siete veces superior a lo normal), brindando un análisis más amplio y rápido.

Como en otras páginas trascendentales en la historia, habrá polémica por la aplicación de la vacuna, tanto por la distribución, los sectores priorizados y otros aspectos, pero también influirá la preparación académica de los potenciales beneficiarios.

Se dice que los pensadores extremistas estarán renuentes a la aplicación de la vacuna y que, entre mayor educación, habrá mayor aceptación.

Quienes abogan por la vacuna aducen que tiene hasta noventa y cinco por ciento de eficacia y que puede llegar a proteger hasta el cien por ciento contra muerte, intubación, ingreso a las áreas de cuidados intensivos y hasta evitar ingresar a un hospital.

Cabe mencionar -como afortunadamente se está haciendo ahora en el caso de muchos medicamentos- que se está advirtiendo que la vacuna puede tener algunas consecuencias o reacciones, que hasta ahora se consideran menores, como son un punto cero dos por ciento de voluntarios que sufrieron parálisis muscular facial parcial temporal, alta temperatura o algunas otras molestias, de las que se dice se recuperaron sin problema.

Algunas recomendaciones son también que no se aplique en menores de edad y mujeres embarazadas.

Como mencionamos en una de nuestras colaboraciones anteriores, del virus causante de la pandemia sabemos mucho más ahora que cuando se dio a conocer su existencia, aunque aún falta mucho por saber.

Todo es cuestión de vacunarse o no vacunarse. Ese es el dilema.

 

Alberto Sandoval ha sido educador de adultos, profesor de bachillerato, catedrático universitario y servidor público. Correo: AlbertoSandoval@AlianzaCivil.Org Internet: http://albsandoval.blogspot.com/ Facebook: Alberto Sandoval. Twitter: @AlSandoval

Comentarios

Tipo de Cambio