Tras 10 años, Fiscalía de Chihuahua reabrirá caso de Marisela Escobedo

Destacadas BCS jueves, 17 diciembre, 2020 5:05 PM

La Fiscalía General del Estado de Chihuahua reabrirá la investigación del caso de Marisela Escobedo Ortiz, una enfermera y activista social mexicana, asesinada el 16 de diciembre de 2010, mientras protestaba por el feminicidio de su hija ocurrido en el año 2008.​​

Así lo anunció el gobernador Javier Corral Jurado este jueves 17 de diciembre, luego de que ayer se cumplieron 10 años del homicidio de Escobedo Ortiz, “una madre que se convirtió en activista social para reclamar justicia en el caso de su hija Rubí [Marisol Frayre Escobedo], que había sido asesinada dos años antes, en 2008”.

Durante el programa Chihuahua Seguro que se transmite en internet, el mandatario estatal, acompañado por el fiscal César Augusto Peniche Espejel, recordó que el asesinato de Escobedo Ortiz no solo conmovió a la sociedad chihuahuense, sino a todo el país por el dramatismo y la impunidad con la que se realizó este crimen.

“Aquí está la respuesta de la Fiscalía General del Estado, vamos a reaccionar así para que nos demos todos la oportunidad realmente de cerrar el caso con justicia completa, que no quede nada pendiente en términos de alguna línea de investigación por parte de familiares o por quienes estuvieron llevando la defensa y el caso de Marisela”, agregó Corral Jurado.

“Estamos recibiendo la petición formal de algunos colectivos como el Centro de Defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres [CEDEHM]. Vamos a retomar la investigación, vamos a profundizar para que todos quedemos ciertos de que en el caso de Marisela Escobedo no exista impunidad”, enfatizó, por su parte, Peniche Espejel.

Asimismo, el fiscal calificó al caso de Escobedo Ortiz como “muy controvertido por las cuestiones adyacentes”, como el feminicidio de su hija, la persecución y detención del homicida Sergio Rafael Barraza Bocanegra, así como la “polémica” decisión del tribunal que llevó a su enjuiciamiento.

También recordó que hubo dos personas sentenciadas, José Enrique Jiménez Zavala, alias “El Wicked”, quien fue asesinado en la cárcel y otro más que se le conoce “El Gordo”, quien está en un reclusorio del estado de Chihuahua.

Así como el autor material e intelectual del feminicidio, Sergio Barraza, quien falleció durante un enfrentamiento con elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), en Zacatecas, el 12 de noviembre del 2012, ya que se había involucrado con el cártel de Los Zetas.

EL ASESINATO DE MARISELA ESCOBEDO

La joven Rubí Marisol Frayre Escobedo, de tan sólo 16 años de edad, fue torturada y asesinada en el 2008, en Ciudad Juárez, Chihuahua, por su entonces pareja sentimental, Sergio Rafael Barraza Bocanegra. Fue entonces cuando Marisela Escobedo Ortiz inició la búsqueda de justicia para su hija.

El entonces sospechoso fue detenido y sometido a un juicio oral después de que confesó la autoría del crimen y señaló el lugar donde se ubicaban los restos de Frayre Escobedo. Sin embargo, fue declarado inocente de forma inexplicable.

Escobedo Ortiz dejó su trabajo como enfermera e inició su carrera de activista para que Barraza Bocanegra fuera llevado de nuevo a juicio, pero los gobernadores José Reyes Baeza Terrazas (2004-2010) y César Horacio Duarte Jáquez (2010-2016), hoy acusado de corrupción y preso en Estados Unidos en espera de la extradición, la ignoraron.

Ante ello, Escobedo Ortiz decidió instalarse frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua, por lo que recibió diversas amenazas de muerte, avisos que se cumplieron con su asesinato de un balazo en la cabeza, el 16 de diciembre del 2010.

Dos años después de su asesinato, en octubre de 2012, la Fiscalía General del Estado de Chihuahua detuvo a José Enrique Jiménez Zavala, “El Wicked”, un líder pandillero, a quien presentó como asesino de Escobedo Ortiz, algo con lo que la familia nunca concordó y señaló al hermano de Barraza Bocanegra como el autor material del homicidio.

Jiménez Zavala fue estrangulado dentro del Penal de Máxima Seguridad Aquiles Serdán. Esto sucedió luego de que solicitara el protocolo de Estambul el 17 de octubre de 2014, porque aseguró a su defensa que agentes de la Fiscalía lo habían torturado a él y a su esposa para que se inculpara en el asesinato de Escobedo Ortiz.

Andy Barraza Bocanegra, hermano de Sergio, ase encuentra preso en Estados Unidos por el delito de robo agravado. Según los expedientes podría salir libre el próximo año. La familia de Escobedo Ortiz, así como su abogado Carlos Spector, de la organización Mexicanos en el Exilio, pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador que se investigue el caso con toda la información que se tiene y que sea extraditado el presunto asesino de la activista.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) notificó en noviembre pasado al Estado mexicano, la denuncia en su contra por el feminicidio de Rubí Frayre Escobedo y el posterior asesinato de la madre de la joven, dando tres meses al Gobierno de México para remitir sus observaciones.

Comentarios

Tipo de Cambio