Suman 4 detenidos por accidente de helicóptero en que murieron los Moreno Valle

Destacados viernes, 25 diciembre, 2020 4:47 PM

Tres hombres y una mujer fueron detenidos en distintos estados de la República por su presunta relación con el accidente aéreo acontecido el 24 de diciembre del 2018, en el que murieron la entonces gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso Hidalgo, y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle Rosas, además de un asistente y dos pilotos.

La Fiscalía General del Estado de Puebla informó este viernes 25 de diciembre, que cumplimentó las cuatro órdenes de aprehensión por los delitos de homicidio a título de culpa, daño en propiedad ajena a título de culpa y falsedad en declaraciones ante una autoridad.

Las detenciones se efectuaron en la Ciudad de México, Estado de México, Hidalgo y Puebla. Las personas aprehendidas son José Antonio ‘N’, Ricardo ‘N’, Israel ‘N’ y María Magdalena ‘N’, quienes forman parte de la empresa Rotor Flight Services, relacionada con el mantenimiento de la aeronave accidentada.

Será la autoridad judicial quien determine la situación jurídica de las cuatro personas, en tanto que la Fiscalía General del Estado de Puebla participará conforme a sus atribuciones en los procesos penales correspondientes, según señaló.

El pasado 27 de marzo, Javier Jiménez Espriú, entonces titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), dio a conocer el informe final sobre el accidente aéreo en el que murieron la entonces gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso Hidalgo, y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle Rosas, además de un asistente y dos pilotos.

“Ya se tiene un dictamen técnico sobre las causas, esto lo manejaron expertos en la materia, también Javier Jiménez Espriú, y también Carlos Alfonso Morán Moguel, subsecretario de Transportes”, indicó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Tuvimos ya comunicación con las agencias y especialistas, y no queremos, a pesar de la contingencia [sanitaria], demorar estas cosas, esto que debe también conocerse, no mantenerse oculto y no retrasar nada, podemos estar en la contingencia y seguir tratando todos los temas que nos corresponden”, señaló el mandatario nacional durante su conferencia de prensa matutina.

Según Jiménez Espriú, el informe fue avalado por agencias internacionales de Estados Unidos, Canadá, Italia, la Unión Europea, así como la Dirección General de Aeronáutica Civil mexicana, hoy Agencia Federal de Aviación Civil, con la asesoría de las empresas fabricantes del helicóptero, su motor y componentes: Leonard Helicopter Division y Logic; Patt & Whitney y Safran; así como Honeywell Aerospace y Collins.

El titular de la SCT afirmó que antes del impacto no se cayó, ni falló, ninguna pieza de la aeronave, y que existen testigos que vieron que el helicóptero giró hacia la izquierda y se estrelló, para después comenzar a incendiarse. El funcionario federal señaló que el accidente tuvo causas múltiples, pero que al final fue una falla mecánica.

“El reporte integral detalla puntualmente el trabajo de todos y cada uno de los elementos del helicóptero que se accidentó el 13 de diciembre del 2018 […] los operadores del taxi aéreo y el taller de mantenimiento encontraron dañado el actuador lineal del alabeo [pero] continuaron operando [hasta en 31 ocasiones] el helicóptero”, indicó Jiménez Espriú.

Según el funcionario federal, una tomografía térmica encontró dos tornillos sueltos, que al estar en contacto con la tarjeta electrónica, tuvo como consecuencia que se perdiera el control del helicóptero, debido a un alabeo repentino hacia la izquierda, que no fue recuperado por el piloto al mando. Todo sucedió en 3 segundos.

El titular de la SCT indicó que dentro de las causas del accidente estuvieron la falta de mantenimiento y una decisión inadecuada de la empresa operadora del servicio del taxi aéreo, así como de la tripulación, de seguir operando a pesar de haber tenido conocimiento previo de las fallas del alabeo.

“El día del accidente no debió haber volado, debió haber estado en tierra”, enfatizó Jiménez Espriú, quien después dijo que las autoridades internacionales verificaron el terreno donde se estrelló el helicóptero y no encontraron algún tipo de sabotaje, explosivos o proyectiles que hubieran ocasionado el accidente.

El funcionario federal dijo, además, que se realizarán auditorías y serán suspendidas las empresas, tanto la que que operaba el taxi aéreo Servicios Aéreos del Altiplano (SSA), así como Rotor Flight Services, taller de mantenimiento que se ubica en Toluca, Estado de México.

Jiménez Espriú informó que el dictamen de causa probable se enviaría ese mismo día a las fiscalías General de la República y a la estatal, para que dichas instituciones realizaran las investigaciones correspondientes.

El 30 de septiembre del 2019, diversos medios locales tuvieron acceso a las actas de defunción expedidas por el Registro Civil estatal, en las cuales se indica que la entonces gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso Hidalgo, y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle Rosas, fallecieron a las 17:25 horas del 24 de diciembre del 2018, tres horas después de que el helicóptero en que viajaban se desplomó.

En la transcripción sobre la comunicación entre la torre de control y los pilotos del helicóptero Agusta A109, matrícula XABON, difundida por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Gobierno Federal, se indicó que la aeronave cayó entre las 14:36 y las 14:39 horas del 24 de diciembre del 2018.

En las actas de defunción de Alonso Hidalgo y de Moreno Valle, expedidas por el Registro Civil poblano con los números de folio: 697,411 y 697,413, respectivamente, se lee que ambos políticos fallecieron a las 17:25 horas, por “politraumatismo”. Sin embargo, en los documentos oficiales se omitieron las posibles quemaduras provocadas por la supuesta explosión del helicóptero.

Pero 60 minutos antes de que la pareja muriera, el presidente López Obrador indicó en su cuenta de la red social Twitter que había recibido información de un accidente en Puebla. Y abundó que se trataba del desplome de un helicóptero en el que, al parecer, viajaban la gobernadora y el ex mandatario poblano, aeronave que cayó en terrenos de cultivo de Santa María de Coronango.

Las actas de defunción fueron tramitadas por Guillermo Medina Álvarez y Nils Juan Skoglund Benito, quienes interpusieron una demanda por la cremación de los cuerpos de ambos políticos a unas horas de haber ocurrido el accidente en el cual se presumía habían muerto Alonso Hidalgo y Moreno Valle Rosas.

La hora oficial de la caída del helicóptero (14:40) fue calculada por Carlos Morán Moguel, subsecretario de Transportes de la SCT Federal, quien documentó que la última comunicación entre la torre de control y los pilotos se perdió a las 14:39 horas y después de declaró la emergencia para buscar la nave.

El helicóptero Agusta matrícula XA-BON que se accidentó en Santa María Coronango, Puebla, fue propiedad de Eolo Plus del Grupo Higa, del empresario mexiquense Juan Armando Hinojosa Cantú, antes de pertenecer a Servicios Aéreos del Altiplano (SAA), que prestó el servicio de taxi aéreo a la entonces gobernadora y al senador.

Comentarios

Tipo de Cambio