Marina, ¿gobernadora?

Opinionez lunes, 21 diciembre, 2020 12:10 PM

Se definió el pasado fin de semana quién es el candidato(a) a gobernador(a) por Baja California del partido en el poder, Morena (Movimiento Regeneración Nacional). La responsabilidad según la encuesta interna, determinó que será Mariana del Pilar Ávila, actual alcaldesa de Mexicali.

Lo que a muchos políticos les ha costado infinidad de tiempo (ocupar importantes puestos de elección popular), Mariana del Pilar lo ha realizado en corto plazo. Su ascendente carrera no se explica sin el avance impresionante de Morena a nivel nacional y local.

Como lo explicaba en mi entrega anterior, Del Pilar es la autoridad mejor evaluada de los demás contendientes que participaron en dicha encuesta, según los números de aprobación de nuestra empresa CAUDAE. La decisión de la dirigencia nacional encabezada por Mario Delgado, pasó por encima del “alfil” del gobernador Jaime Bonilla, en este caso Armando Ayala, presidente municipal de Ensenada. En descargo del mandatario estatal es claro que no tiene problema con Marina del Pilar, al contrario, existe muy buena relación; para Bonilla el único intransitable era el alcalde de Tijuana Arturo González Cruz.

Marina del Pilar logró pasar la aduana interna de su partido, ahora viene lo más difícil: convencer al electorado que es la mejor opción y la más capacitada, no solo montarse en la avasalladora “ola morenista”.

La aún alcaldesa de Mexicali tiene varios puntos a favor: es una persona que se le percibe cercana, genera empatía con la población. lo cual hoy en día en los políticos es muy difícil; en sus recorridos en colonias o incluso en declaraciones ante medios de comunicación se nota natural “a ras de suelo”. Me ha tocado conocer casos donde a varios políticos se les fuerza por aparentar sencillez sin lograrlo lo que genera efecto contrario.

Otro de los temas que le ayuda es que ha logrado comunicarse en tiempos de pandemia a través de las redes sociales, lo cual tampoco es fácil. Utilizar las redes sociales simplemente por utilizarlas, no es garantía de éxito. Hay que tener la capacidad visual y generar contenidos atractivos y muy importante “aguantar vara” ante las críticas y descalificaciones, a veces con nombre y apellido y otras anónimas.

Pero no todo es miel sobre hojuelas, tiene frente a ella retos muy relevantes. Tijuana no es Mexicali, en la zona costa los problemas son otros, inclusive la forma de pensar y actuar es diferente. Tendrá que dedicarle tiempo para entender a profundidad aquello que aqueja a una ciudad compleja como Tijuana: inseguridad, agua, crecimiento desordenado, temas ambientales, fronterizos, etc. Lo que le duele a Tijuana y demás municipios de la costa (Ensenada, Rosarito, Tecate), son problemas de otra envergadura a los cuales no está acostumbrada. Los enfoques son distintos. Posicionarse fuera de Mexicali es su prioridad.

Una cosa que debe tener claro es que coordinarse con la oficina del gobernador no es igual a heredar compromisos ni conflictos políticos. Por ejemplo, debe existir un trato distinto con varios sectores empezando por el empresarial (micro, pequeños, medianos y grandes); no se trata de dejar de aplicar la ley, pero sí de cambiar el tono de la comunicación. Los tiempos actuales exigen soluciones no confrontación.

Marina del Pilar tiene la posibilidad de convertirse en la primera mujer gobernadora en la historia Baja California. Empatía con los ciudadanos la tiene lo que falta es “empaparse” de lo desconocido y rodearse no solo de políticos que le hablarán al oído, sino de aquellas personas que ofrezcan solución a las problemáticas de fondo y no únicamente de forma.

Nota: en las próximas entregas escribiré sobre las probabilidades de la oposición, así como nombres y escenarios posibles.

 

Alejandro Caso Niebla es consultor en políticas públicas y comunicación; socio fundador de la empresa CAUDAE. @CasoAlejandro

Comentarios

Tipo de Cambio