Cuentas públicas en Ensenada: millonarias e irregulares

Edición Impresa lunes, 21 diciembre, 2020 1:00 PM

Pagos inflados por remoción del director en FIDUE, el comodato de un vehículo propiedad del director del Riviera con cargo al erario, contrato de exclusividad con una empresa para la venta de cerveza en espacios Inmudere, ingresos y egresos que no cuadran, son algunas de las anomalías detectadas por la ASEBC en las cuentas 2017 y 2018 de varias paramunicipales

Las cuentas públicas 2017 y 2018 de las paramunicipales Instituto Municipal de Deporte de Ensenada (Inmudere), Centro Social, Cívico y Cultural Riviera de Ensenada, así como Fideicomiso Municipal para el Desarrollo Urbano de Ensenada (FIDUE), arrojan diversas irregularidades millonarias detectadas por la Auditoría Superior del Estado de Baja California (ASEBC).

Entre los documentos públicos, se cuentan pagos inflados por remoción del director en FIDUE, el comodato de un vehículo propiedad del director del Riviera con cargo al erario, contrato de exclusividad con una empresa para la venta de cerveza en espacios Inmudere, así como ingresos y egresos que no cuadran.

Los dictámenes fueron presentados en la Comisión de Fiscalización del Gasto Público (CFGP) el 25 de noviembre de 2020 y aprobados en el pleno el 27 de noviembre, tras opinión de la ASEBC emitidas entre febrero y julio del presente año.

De acuerdo con el Congreso del Estado, en la CFGP fueron rechazadas las cuentas públicas 2017 y 2018 del Inmudere, FIDUE y Riviera de Ensenada. Sin embargo, en un segundo comunicado del Poder Legislativo se indicó que el pleno rechazó las cuentas 2017 del Inmudere, Riviera, Copladem, FIDUE, Instituto de la Mujer y Fideicomiso para la Construcción y Administración del Proyecto La Bufadora.

El mismo segundo comunicado indica que sí se aprobaron los manejos presupuestales 2018 del Inmudere, Riviera, Copladem, FIDUE, Inmujeres y La Bufadora. Al menos en lo que respecta al Instituto de la Mujer, en los informes individuales de resultados elaborados por la ASEBC se concluye que los resultados no requirieron de aclaración y justificación por las cuentas 2017, en tanto que las de 2018 se concluyen sin observaciones.

CONTRATO CON CERVECERA Y FALTANTES DE EVENTOS

De la cuenta pública Inmudere 2017 se desprende que la paramunicipal pagó por concepto de “encargado de unidad administrativa” 661 mil pesos integrados a dos empleados, uno por 321 mil 831 y otro por 339 mil 678 pesos; el segundo se encontraba prestando sus servicios en el Ayuntamiento como coordinador administrativo, para lo cual la ASEBC no contó con el oficio de comisión correspondiente.

La entidad pagó por concepto de compensaciones 3 millones 978 mil 966 pesos, observándose que no fueron integrados al salario base de cotización ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La cuenta Inmudere 2018, aprobada por el pleno del Congreso -según su comunicado-, presenta errores y omisiones significativos debido a que obtuvieron ingresos no recaudados conforme lo establecido en disposiciones legales; falta de controles en el uso y aplicación de recursos públicos al no comprobar los ingresos obtenidos; y los gastos efectuados en sus registros contables por la realización de evento para entretenimiento; incumplimiento de disposiciones legales, fiscales y normativas aplicables, toda vez que se efectuaron pagos por concepto de compensaciones no integradas al salario; así como la celebración de contrato con persona moral que se contrapone al objeto de la entidad.

De igual manera, se identificaron diferencias de recaudación por 208 mil 796 pesos en 393 recibos, de los cuales 177 correspondieron al Deportivo Sullivan, 137 a la Unidad Deportiva Vicente Guerrero y 79 al Parque Tres Colonias; la entidad reportó ingresos por 218 mil 495 pesos y lo que debía ingresar eran 268 mil 439 pesos, una diferencia en contra de 49 mil 944 pesos.

En Ciudad Deportiva de Valle Dorado se dejaron de cobrar 76 mil 548 pesos por rentas de cafetería y estacionamiento; tampoco se recaudaron 4 mil 542 pesos por cobro de rentas de cafetería y tienda de ropa en el Sullivan. Situación similar se dio en la Unidad Pórticos del Mar: ingresos no recaudados por 3 mil 424 pesos por renta de cafetería, taquería y expendio de agua.

La ASEBC identificó ingresos no recaudados por 18 mil 960 pesos por uso de espacio deportivo en el gimnasio “Óscar ‘Tigre’ García” para eventos de karate y kickboxing en febrero, junio y octubre de 2018, además de 55 mil 378 pesos no ingresados por cobro de espacios publicitarios en el Sullivan, Ciudad Deportiva, Gimnasio Municipal y Parque Tres Colonias.

El 25 de noviembre de 2018, el Inmudere llevó a cabo un evento de lucha libre en el “Tigre García”. Del acta de intervención 1529 se detalla la venta de 200 boletos a 150 pesos, 290 boletos a 100 pesos cada uno, dando un total de 59 mil pesos, pero según el registro contable, la entidad únicamente registró y depositó 37 mil 564 pesos (diferencia de 21 mil 436 pesos).

Del mismo evento se desprende que la paramunicipal pagó al Ayuntamiento 3 mil 364 pesos por derechos por la expedición del permiso y autorización de venta de bebidas alcohólicas, el cual fue cubierto el 22 de noviembre; en los registros de ingresos de la entidad no se localizaron los ingresos obtenidos por los derechos del permiso, desconociéndose el ingreso recaudado.

También se encontraron retenciones por 651 mil 315 pesos por concepto de Impuesto Sobre la Renta sobre Sueldos y Salarios; 294 mil 859 pesos por honorarios asimilables a salarios que en suma ascienden a 946 mil 174 pesos, de los cuales se enteraron al Servicio de Administración Tributaria (SAT) 822 mil 55 pesos.

Por concepto de compensaciones a servidores públicos, se erogaron 3 millones 669 mil 614 pesos, mismos que no fueron considerados como parte integrante del salario.

Aunque fue firmado en mayo de 2017, en la cuenta pública de 2018 se desglosa el documento de suministro de producto y presencia de imagen con una persona moral (la cervecera Tecate), para vender y publicitar en sus instalaciones exclusivamente los productos de la empresa.

Al respecto, la ASEBC concluyó que “Inmudere está facultado exclusivamente para encauzar, promover y desarrollar la cultura física, se observa que no cuenta con atribuciones para celebrar el contrato de suministro y presencia de imagen con la empresa”.

El mismo convenio señala como contraprestación 200 mil pesos con Impuesto al Valor Agregado (IVA) por un periodo de 33 meses hasta que el cliente (Inmudere) compre a la empresa 3 mil 234 cajas de productos.

De los documentos aportados por el Inmudere, se desprende -según el análisis de la ASEBC- que en 2018 se realizaron operaciones de venta de cerveza por 176 mil pesos y que el saldo a recuperar era de 109 mil pesos.

Tres revisar 23 facturas a nombre del Inmudere, se obtuvo que fueron pagadas en efectivo por un monto de 151 mil 655 pesos y 25 mil 58 por transferencia electrónica, pero en la verificación de los registros contables no se encontró testimonio, desconociendo quién efectuó el pago a la persona moral, ni el adeudo por 109 mil 091 pesos.

La paramunicipal erogó 8 millones 758 mil pesos por concepto de remuneraciones de personal, pero no enteró el Impuesto sobre Remuneraciones al Trabajo Personal por 257 mil 649 pesos.

Por la cuenta pública 2018 del Inmudere, se determinaron ocho observaciones, dos fueron solventadas, seis se reestructuraron para quedar en ocho acciones que corresponden a dos pliegos de observaciones, dos promociones del ejercicio de facultades de comprobación fiscal, tres promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria y una recomendación.

Arturo Hernández Navarro estuvo al frente del Inmudere durante 2017 y 2018, en la administración priista de Marco Antonio Novelo Osuna.

 

AUTOCOMODATO, DÉFICIT Y EVASIÓN EN EL RIVIERA

En 2018, el Centro Cívico, Social y Cultural Riviera de Ensenada presentó un déficit presupuestal por 2 millones 614 mil 843 pesos, debido a que sus ingresos fueron de 8 millones 761 mil 814 pesos y los egresos, de 11 millones 376 mil 657 pesos. El saldo final en bancos fue de 240 mil 983 pesos, insuficientes para cubrir dicho déficit.

En 2017 recaudó ingresos por 9.2 millones de pesos y egresó 12 millones, para un déficit de 2.8 millones de pesos.

En cuanto a pasivos 2018, adeudó al Issstecali 550 mil 664 pesos por cuotas y aportaciones por 786 mil 575, que ascendieron a un millón 337 mil 239 pesos. En 2017, por el mismo concepto se contabilizaron 811 mil 916 pesos.

Respecto a retenciones, en 2018 no enteró al SAT de 753 mil 355 pesos por Impuestos sobre la Renta Sobre Sueldo y Salarios, y por honorarios asimilables a sueldos. En 2017 también se detectó un probable daño o perjuicio a la Hacienda Pública federal por la falta de entero, de 902 mil 573 pesos.

El 2 de enero de 2018, el Riviera celebró contrato de comodato de un vehículo Ford Fusion 2006, propiedad del entonces director general, José Luis González Zatarain. Fue firmado por el propio González Zatarain como comodante y comodatario, estableciendo que el Riviera se obligaba a pagar toda conservación de la unidad, para lo cual se efectuaron gastos por gasolina y mantenimiento por 85 mil 300 pesos.

La entidad paramunicipal también realizó registro contable de comprobación de gastos por reparación de tres bases para faros por 18 mil 050 pesos, pero en la página de internet del SAT dicha factura se encuentra cancelada.

Por la cuenta 2018 se determinaron ocho observaciones, de las cuales dos fueron solventadas, las restantes generaron tres facultades de comprobación fiscal y tres promociones de responsabilidad administrativa.

 

AGUINALDOS Y AUTOLIQUIDACIONES INFLADAS EN FIDUE

La ASEBC halló un pago inflado por aguinaldo a la subdirectora administrativa Julissa María Castro Figueroa, ya que el FIDUE la contrató bajo honorarios asimilables por el periodo del 21 de enero al 30 de septiembre de 2017, pero del 16 de septiembre al 31 de diciembre prestó sus servicios como empleada de confianza.

Por aguinaldo se le pagaron 56 mil 192 pesos, equivalentes a 60 días, cuando debió recibir solamente 19 mil 552 pesos por un pago proporcional de 18 días; es decir, recibió 36 mil 640 pesos de más.

FIDUE llevó a cabo cuatro modificaciones presupuestales relativas a ampliaciones por un millón 740 mil 225 pesos, reducciones por 8 millones 425 mil pesos y transferencias por 248 mil pesos sin obtener las aprobaciones del Cabildo.

Pese a adeudos de entre cinco y 68 meses por parte de ciudadanos, por un monto de 675 mil pesos, no rescindió contratos.

En 2018 se determinó que en las nóminas 1 a la 26 se pagaron un millón 405 mil pesos sin efectuar retención de ISR, también compensaciones por el mismo monto sin que se considerara como parte integrante del salario.

Una de las irregularidades más notorias encontradas por la ASEBC fue la autoliquidación del entonces director de FIDUE, Hilario Soria González, por lo cual recibió 345 mil 237 pesos, por un tiempo laboral de un año cuatro meses.

Hilario dejó su puesto el 2 de abril de 2018, para irse a la campaña presidencial del priista José Antonio Meade. Al funcionario le correspondían 47 mil 440 pesos de finiquito, pero recibió 345 mil 237 pesos al contemplarle como derecho tres meses de salario y 20 días por año, pese a que nunca manifestó estar en contra del despido acordado por el Comité Técnico, es decir, no se trató de un despido injustificado.

Para cerrar este capítulo, al perder José Antonio Meade, Soria regresó al cargo de director de FIDUE el 5 de julio del 2018. De nuevo al frente de la paramunicipal, se autorizó continuar con los pagos de su finiquito los días 27 de agosto, 28 de septiembre y 7 de diciembre de 2018.

Comentarios

Tipo de Cambio