Vacíos

Dichoz y Hechoz lunes, 30 noviembre, 2020 12:00 PM

La ausencia por enfermedad de Guillermo Ruiz Hernández al frente de la Fiscalía General del Estado (FGE) está enturbiando las aguas dentro de la institución encargada de la investigación de los delitos del fuero común en Baja California. Y es que con la figura del  abogado “todopoderoso” del World Trade Center de Tijuana, desvanecida, sus allegados no  tienen orden ni control, por lo que buscan patearse las sillas para ver quién se cae. Para  ponerle nombre y apellido, ahí está el fiscal Central Hiram Sánchez Zamora, quien instruye  directamente bajo las órdenes de “El Titi”, quien podría considerarse su persona de mayor  confianza, pero con en el escenario actual se endureció la relación laboral con dos  personajes de similar jerarquía: el comisionado Carlos Alberto Flores y la visitadora Claudia Elena Meza de la Toba, los cuales no tienen problema para ignorar las instrucciones del brazo derecho de Ruiz Hernández. Y es que ninguno de los tres  personajes está directamente subordinado al otro, por lo que tanto Flores como la visitadora están trabajando por su cuenta y aprovechando cualquier error para perjudicar al  otro. Uno de los temas más evidentes ocurrió el lunes 23 de noviembre, cuando policías de  todas las corporaciones del Estado se sumaron para protestar en busca de mejores  condiciones de seguridad social. Pese a que la FGE no tenía una instrucción específica en contra de los uniformados, tanto Flores como Meza de la Toba enviaron personal para amedrentar a sus agentes y tomar nota de “rijosos”, con el objetivo de sancionarlos. Al día siguiente, el gobernador Jaime Bonilla Valdez ofreció apoyo a los cuerpos policíacos, reconociendo que su lucha es justa y que han sido olvidados por las pasadas administraciones. En el vacío, en la Fiscalía intentan perjudicarlos, y en el gobierno apoyarlos.

Comentarios

Tipo de Cambio