“Kokoloko”, ganadora a Mejor Película mexicana en FICG

Destacados sábado, 28 noviembre, 2020 11:02 AM

Guadalajara, Jalisco.- “El amor se perdió en las redes sociales. ‘Kokoloko’ es para mi el intrépido viaje de un cybersex mexicano tal vez fallido”, afirmó el cineasta mexicano en el Auditorio Telmex, donde subió al escenario para recibir el Mayahuel (Premio Mezcal) otorgado por el Festival Internacional de Cine en Guadalajara FICG a “Mejor Película Mexicana”, donde agradeció a los jóvenes que se unieron a la producción, pese al desprecio de los fondos y estímulos: “Visité a los señores oficiales de los fondos gubernamentales, me saludaron y me despidieron. No me han aprobado en 10 años un solo peso”, aseguró el realizador que se aventuró sin fondos.

“Debo decir que si ‘Kokoloko’ es buena es por la incansable docena de chicas y chicos, jóvenes cineastas noveles haciendo su primer largometraje, que con un promedio de 24 años armaron la película conmigo a pesar de que éramos muy pobres. Juntos reaprendimos a hacer cine con las manos, a ellos y a los actores les debo esta película”, agregó Naranjo, quien contó con la actuación de Alejandra Herrara y Gerardo Mendizabal, así como del multigalardonado Noé Hernández, por quien la película fue avalada con el premio del Festival Tribeca a Mejor Actor en la categoría de largometraje narrativo.

“Me lancé a hacer ‘Kokoloko’ como un epitafio. Encontré el coraje para gastar mis últimos pesos en material 16 mm Kodak cuando leí una nota donde Noe Hernández, a manera de disculpa, reiteraba que él no tenía la culpa de tener la cara que tenía, que no tenía la culpa de haber nacido así y que mejor se regresaba a trabajar de chivero. Lo llamé y me encontré con él más tarde en el restaurante La Ópera. El, desangelado, hablaba de estar harto del medio y de recibir solo papeles secundarios ‘de malo’.

Aunque andaba corto logré invitarle su plato y una cerveza. Nos reímos de nuestra suerte y le pedí que me diera una película más, que no se retirara todavía”, relató Naranjo, cuyo filme llenó la pantalla con su toque áspero, estrecho y personal, a la par del estruendoso sonido de las olas, el destello de machetes y el calor de la piel desnuda.

Cabe mencionar que el rodaje de la película aborda la historia de Marisol (Alejandra Herrera), quien atrapada en el machismo arrogante entre su primo posesivo y violento que la mantiene cautiva, Mauro (Eduardo Mendizábal), y su amante, Mundo (Noé Hernández), busca la libertad personal, en un contexto de violencia de su pueblo rural, comunidades insulares e insurgentes, en la costa rocosa del Pacífico, entre Pochutla, Mazunte y Puerto Ángel, en Oaxaca.

Entre figuras trágicas, redes sociales, paisajes sensuales de piel mexicana tan ausente en las pantallas, cuerpos entrelazados con sexo explícito, y el anhelo de libertad, “Kokoloko” se alzó con la principal honra de la trigésima quinta edición del FICG, retratando violencia de género, entrelazando improvisaciones de tres actores que sin cambio de vestuario se insertan a una realidad ante una cámara secreta.

“Agradezco a IMCINE por su sistemático desprecio y altanería. Este dinero (500 mil pesos del Premio Mezcal) que llega de la suerte una vez más nos salva del abismo, podré pagar algo a los actores que verán que su trabajo honesto sí rinde frutos. Resulta simpático que en estos tiempos de reivindicaciones sociales una cinta que busca abrir el debate serio reciba de forma coordinada el ‘fuego amigo’ de las programadoras progresistas que pensaron que ‘Kokoloko’ era una cinta que promueve el mensaje de odio.
Ganamos un premio que nos permitirá mostrar esta película. Cualquier streamer y distribuidor que nos ayude mostrando esta película, les aseguro no se arrepentirán, es un poema onírico que se puede disfrutar”, subrayó Naranjo.

Comentarios

Tipo de Cambio