“Estrangula” Bonilla a Ayuntamiento de Tijuana

Ezenario lunes, 30 noviembre, 2020 1:00 PM

Reteniendo las participaciones federales que le corresponden al municipio, el Gobernador afectó sus finanzas y se generó un adeudo millonario con el ISSSTECALI, poniendo en riesgo la seguridad social de los empleados municipales y la realización de obras públicas

“Nos están estrangulando financieramente”, expresó el alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz, al dar a conocer la situación de los adeudos millonarios que se generaron con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Gobierno y Municipios del Estado de Baja California (ISSSTECALI), luego de que el gobierno de Jaime Bonilla incumpliera un acuerdo establecido en el mes de julio para cubrir los rezagos con el Instituto.

González Cruz afirmó que después de que declararan que el Ayuntamiento tenía finanzas sanas, en medio de la discordia política que se dio entre él y el Gobernador, comenzaron las repercusiones económicas en contra del municipio.

Rodolfo Castro, titular de Hacienda

“Nosotros hicimos el cálculo de lo que iba a ingresar y con esos 276 millones (participaciones federales), más las participaciones que faltan del resto del año, tendríamos una situación financiera muy sana. Pero si el gobierno del Estado se queda con el dinero y no nos lo entrega, pues obviamente nos estrangula financieramente. No se si les molestó que hayamos pagado los aguinaldos anticipadamente, teníamos el recurso y así lo hicimos”, comentó el Alcalde Arturo González Cruz.

En la sesión extraordinaria de Cabildo que se celebró el 19 de noviembre, se reveló la existencia de esta deuda que fue el contexto para un convenio que entabló la Secretaría de Hacienda del Estado con la Tesorería Municipal, con el titular del ISSSTECALI como participante extra, el pasado mes de julio, el cual se incumplió y orilló al Instituto a realizar una serie de requerimiento de pagos al municipio.

El Alcalde detalló que la deuda que tiene el Gobierno del Estado asciende a 626 millones de pesos, de los cuales cerca de 350 millones corresponden a cubrir los rezagos con el ISSSTECALI y el resto es el recurso que requiere el municipio para pagar la nómina de sus empleados (casi 85 millones de pesos) y cubrir la realización de obra pública.

En declaraciones recientes afirmó que ya se dio una nueva reunión entre Rodolfo Castro, titular de Hacienda del Estado, y el tesorero municipal Víctor Cerda. Con esto se logró que el Gobierno del Estado entregara dos abonos, uno de 37 millones de pesos y otro de 16 millones, con el compromiso de entregar lo restante este viernes 27 de noviembre.

El pasado 24 de noviembre el Gobernador negó ante los medios de comunicación que se retuviera el recurso federal al municipio: “es muy fácil hablar, pero que la presente (la denuncia) o que demuestre donde solicitó o donde dice que está la falla. Nosotros no tenemos conocimiento de ningún detalle”, expresó Bonilla.

“Él (González Cruz) puede decir misa, para no trabajar pone muchas excusas. Si se le debe una aportación, se le va a dar, porque es dinero del gobierno federal, pero si no tiene pruebas nada más dice, pues de lengua me como un plato”, añadió.

De acuerdo con información obtenida por ZETA, la administración de Juan Manuel Gastélum Buenrostro dejó pendiente el pago de cuatro catorcenas (cerca de 80 millones de pesos), mientras que la administración de Francisco Vega de Lamadrid debía cerca de 500 millones de pesos de participaciones federales que no entregó a la administración del alcalde panista.

El Alcalde Arturo González Cruz manifestó que ya se habían entregado unos abonos de la deuda que dejó “Kiko” Vega, lo restante fue el monto sobre el cual se estableció un acuerdo para que fuera entregado al ISSSTECALI y cubrir el adeudo heredado por la administración municipal anterior.

Tras la llegada de alcaldes y gobernador morenistas, el Gobierno del Estado manifestó su compromiso que una vez que recibiera de la Federación los recursos mencionados, se le transferiría al Ayuntamiento de Tijuana los que le correspondedía, para que el municipio pudiera saldar el adeudo con ISSSTECALI.

Mediante un oficio, el 1 de junio de 2020 el Ayuntamiento le solicitó a la Secretaría de Hacienda del Gobierno del Estado el pago de las participaciones federales y estatales pendientes del ejercicio fiscal 2019, cuyo monto era de 326 millones 407 mil 305 pesos, de los cuales 315 millones 733 mil 430 pesos eran de la Federación y 10 millones 673 mil 875 pesos de participaciones estatales.

Foto: Cynthia Saavedra.- Odilar Moreno, director de Issstecali 

El 29 de julio, Castro Valdez sostuvo una reunión con el tesorero municipal Víctor Cerda y el doctor Odilar Moreno, este último titular del ISSSTECALI, para firmar un convenio de acuerdos para establecer la ruta a seguir para que el Ayuntamiento cubriera el adeudo pendiente con el Instituto.

El primer punto del acuerdo dictó que el Gobierno del Estado depositara al Ayuntamiento los recursos derivados de la cancelación de bonos cupón cero (BCZ) al amparo de los programas federales FONREC, PROFISE y Justicia Penal.

En el segundo punto se acordó que se establecerá una ruta jurídica más viable para que el Gobierno del Estado por conducto de la Secretaría de Hacienda lleve a cabo el reconocimiento del remanente de la deuda del Ayuntamiento con el ISSSTECALI.

En un tercer punto de acuerdo se estableció que el Ayuntamiento pagaría las aportaciones de la cuenta corriente al Instituto correspondiente a la catorcena 16, lo cual se cumplió en dos exposiciones, en 10 y el 24 de agosto, lo que representó un recurso de 26 millones 342 mil 474.21 pesos.

Sin embargo, el 24 de agosto el Ayuntamiento de Tijuana recibió un primer requerimiento por parte del ISSSTECALI para cubrir diversos conceptos de deudas que se desglosan de la siguiente manera: el oficio DG/375/2020 por el adeudo requerido de 255 millones 410 mil 051.48 pesos por el concepto de 16 catorcenas del 2020; el oficio DG/376/2020 por el adeudo requerido de 11 mil 425.60 por el concepto de cinco catorcenas del 2020 más recargos; el oficio DG/377/2020 por el adeudo requerido de 3 millones 203 mil 403.92 pesos por el concepto de 7 meses del 2020 más recargos; y el oficio DG/379/2020 por el adeudo requerido de 14 mil 906.07 por el adeudo requerido de 6 meses del 2020.

Ese mismo día se respondió al Instituto que se debía hacer valer los acuerdos tomados el 29 de julio, pero el 28 de agosto llegó otro requerimiento que exigía una nueva tanda de pagos, desglosados: el oficio DG/378/2020 por el adeudo requerido de 39 mil 111.52 por 16 catorcenas del 2020; el oficio DG/386/2020 por el adeudo requerido de 28 mil 983.15 por el concepto de ejercicio fiscal 2019; y el oficio DG/387/2020 por el adeudo requerido de 30 millones 498 mil 364.52 pesos por el concepto del ejercicio fiscal del 2020.

De acuerdo con lo compartido por el municipio, en ambos requerimientos se fijaba un término de tres días hábiles siguientes a la fecha de las notificaciones para que se hicieran efectivos los pagos, de no hacerlo dentro de ese plazo o no celebrar ningún otro convenio se entendería que la autoridad municipal daba su consentimiento para que le fueran retenidas las participaciones por ingresos estatales.

Comentarios

Tipo de Cambio