Arturito, el omnipresente

Foto: Archivo
 
Opinionez viernes, 9 octubre, 2020 04:04 PM

Colaboración invitada

 

 

 

Fernando Castro Merino

Esta semana el presidente municipal de Tijuana, Arturo González Cruz, brindó su 1er. Informe de Gobierno, sobre las actividades que realizó en el municipio fronterizo; actividades que -a decir de él- se han beneficiado miles de tijuanenses que asegura, están mejor que antes; pero ¿esto es realmente así?

Los bajacalifornianos y tijuanenses han pasado de una administración panista a una administración morenista; lo que debería ser un cambio para bien y una buena comunión entre el Estado y el Municipio para beneficiar a las familias más vulnerables, en muy poco tiempo, lo único que han demostrado es ser el mismo problema que tanto criticaron en campaña y los llevó al triunfo: ambición del poder para beneficio de sus intereses políticos y económicos; y han demostrado una enemistad, un divorcio entre gobierno municipal y estatal, como perros y gatos peleándose el poder sin haber concluido ni cumplido con su mandato (como si pertenecieran a partidos contrarios), olvidándose completamente que son hermanos políticos, que pertenecen al mismo partido.

Se han dedicado a golpearse mediáticamente, con recursos públicos que deberían servir para obras y servicios, además de promocionar su interés por más poder. Es así que podemos ver al alcalde de Tijuana, invertir en las redes sociales hasta el último peso para dar a conocer cada acción que realiza; obras que visita hasta en tres ocasiones (mismas ocasiones que quedan grabadas en las redes sociales), entrega de apoyos y un poco más que hacen desde las otras áreas porque Tijuana lleva prisa.

Veamos pues el punto que parte y la cifra que se plasmó en los diferentes portales de Internet y en los medios de comunicación. González Cruz afirma haber visitado más de 900 colonias en todo este periodo; para los morenistas e ilusos, algo que nadie ha hecho, pero en realidad dice otra cosa. Si tomamos en cuenta que el informe parte de un año, serían poco más de 2 colonias por día durante los 365 días del año, en que el presidente municipal tuvo que visitar las colonias, esto sin descansar un solo día, sin tener reuniones fuera del estado, etc. Pero no es así, tendría que ser omnipresente para estar en dos lados al mismo tiempo.

Si seguimos haciendo cuentas, por lo menos 40 días estuvieron paralizados los trabajos, los 40 días en que la exigencia de no salir fue más estricta; si restamos a esto los días domingos y días festivos, unos 60, en que también él como ser humano debe de tomar, si restamos a esto las giras que hizo a la CDMX y los otros viajes (Mexicali y Ensenada) que hace, quedan pocos días para visitar las 900. Las reuniones de cabildo, las reuniones con delegados, con secretarios de Gobierno y las de seguridad, a las que ya dijo le puso poca importancia (por los resultados que hay), han restado también tiempo a Arturo González; en los resultados en concreto no hay nada, no vimos cuántos drenajes, red de agua potable, etc. Contrario a esto, vimos -y escuchamos y lo vivimos- que poco se ha avanzado en seguridad, que es uno de los temas que no ha podido erradicar González Cruz y que debemos de esperar.

Así se abrió Arturito, así se destapó: con pocos resultados, pero con muchas aspiraciones; así lo han denotado ya varios amigos cercanos y algunos periodistas, que lo que se especulaba era cierto, que Arturo va por la gubernatura y dicen que ya hasta permiso anda pidiendo. Pero quien no estará contento es el nunca amigo y siempre compañero de trabajo y de campaña, el gobernador Jaime Bonilla Valdés, quien dijo tampoco fue invitado al informe de González Cruz. Jaime, quien también ha puesto piedras en el camino a Arturo, tiene otro motivo para responderle al tijuanense.

Los morenistas han demostrado que ni ellos se saben poner de acuerdo, que para ellos ir juntos por un solo camino no es posible; así se vislumbró desde las campañas, cuando el partido se fraccionó y como los típicos políticos, hicieron a un lado a “sus aliados”. Para Tijuana está claro, Morena no es opción, pues aunque Arturo González esté en dos lados a la vez, no ha podido resolver los problemas principales de los tijuanenses, ni en servicios públicos, ni en apoyos, vivienda, salud, etc. De lo contrario, esas cifras estarían a la luz y nos quedaría a todos claro.

 

Fernando Castro Merino es vocero estatal del Antorcha Campesina en Baja California.

Correo: [email protected]

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio