Entre sospechas, detienen con droga a hermanos de Alejandro Lora

Foto: Cristian Torres.- Titular de la Dspm, Alejandro Lora
 
Edición Impresa lunes, 21 septiembre, 2020 01:00 PM

Un mensaje político más que operativo, es el que genera la detención de dos hermanos del director de la Policía Municipal de Mexicali, Alejandro Lora Torres, la tarde del lunes 13 de septiembre, cuando elementos de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación los aseguraron en posesión de 19 envoltorios con cocaína y metanfetamina. Aunque la Fiscalía no dio a conocer formalmente la detención, el dato se dispersó por medio de fuentes políticas, más que policíacas. El jefe policiaco recibió respaldo de la alcaldesa Marina del Pilar Ávila y de asociaciones policíacas de Mexicali

Mientras las autoridades policíacas se preparaban para planear el dispositivo de seguridad relacionado con los festejos del Grito de Independencia de México en Mexicali, en la intersección de carretera San Luis Río Colorado y Calle Novena, a la altura del parque industrial El Desierto, en una muy concurrida zona de la ciudad, elementos de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI) detenían a dos personas de nombres Manuel y José Luis Lora Torres, de 50 y 40 años de edad, respectivamente.

La noche del 14 de septiembre, elementos de la citada corporación le marcaron el alto con código y sirena al vehículo Ford Ranger de antiguo modelo, con placas de circulación de Baja California, debido a una falta de tránsito, pese a que dicha corporación no está facultada para infraccionar por tales violaciones al reglamento.

Sin precisar mayores detalles, los agentes inspeccionaron el vehículo y encontraron dos contenedores de plástico color negro, imantados a la carrocería, con 17 envoltorios de cocaína y otros dos  de metanfetamina.

Las cantidades fueron consideradas para consumo personal, por lo que prácticamente permanecerían 48 horas bajo el resguardo de la autoridad, para posteriormente dejarlos en libertad.

La detención de ambos hermanos rápidamente fue hecha de conocimiento de los medios de comunicación, primero por algunas fuentes policíacas, pero finalmente la batuta fue tomada por actores políticos o alejados del ambiente de seguridad pública, quienes replicaron los datos antes de ser publicados por algún espacio informativo.

La Fiscalía General del Estado (FGE) no emitió dato alguno de manera oficial sobre lo acontecido la noche del lunes, dando pie a una enorme cantidad de información no confirmada, pues inicialmente se indicó que llevaban un cargamento de droga y gracias a la detención, la FGE preparaba otro cateo en el Valle de Mexicali.

Posteriormente se depuró la información y se redujo a unas cuantas dosis de uso personal y sin cateos.

En entrevista, el director de la Policía Municipal, Alejandro Lora Torres, se dijo desconcertado por la detención, toda vez que conoce a sus hermanos y los considera personas de bien, con trabajos independientes, los cuales nunca han sido ligados a cuestiones delictivas.

“Más que nada me sorprende y me desconcierta un poco, esperamos que se aclare y pongan las cosas en su lugar”, declaró el funcionario, y dijo que la Ley debe aplicarse sin contemplaciones, y si sus hermanos son responsables, deben enfrentar a la justicia.

Lora Torres no quiso responder si sospechaba de un tema político y se limitó a comentar que estará pendiente de lo que ocurra con sus familiares.

Varias fuentes allegadas del Ayuntamiento de Mexicali, confirmaron que la principal sospecha es una intervención política por parte de personal del fiscal general Guillermo Ruiz Hernández, el cual se mostró molesto con el nombramiento de Lora Torres, ya que no se le consideró en su designación.

El jefe policíaco de Mexicali, quien cuenta con 22 años de carrera y ha ocupado diversos cargos académicos, operativos y hasta jurídicos, fue electo por la alcaldesa Marina del Pilar Ávila luego de que tanto el Ejército como autoridades navales y el propio gobernador Jaime Bonilla Valdez le dieron su respaldo, pues como es sabido, por la complejidad del puesto se debe tener la venia de dichas instituciones.

Las mismas fuentes aseguran que Ruiz Hernández reclamó a Ávila Olmeda por no permitirle intervenir en la selección, pues la tendencia del fiscal es proponer a personajes allegados o militares dentro de las corporaciones municipales.

El distanciamiento fue tan evidente que ningún mando de la FGE acudió a la toma de protesta de Lora Torres, aunado a que han sido pocas las reuniones de coordinación entre los jefes policíacos de las dependencias.

FUE UN OPERATIVO MERAMENTE DE RUTINA: CARLOS FLORES

El Comisionado de la GESI, Carlos Flores, negó que la detención tuviera una motivación de carácter político, tal y como se ha vertido en medios de comunicación durante los últimos días.

“La verdad es que no es así, fue un operativo meramente de rutina, la actitud de las personas fue un asunto dentro de lo normal, no son objetivos de nosotros y quiero destacar que el director ha sido muy respetuoso, y de manera institucional”, refirió el mando policíaco que ha trabajado en diversas instituciones locales y nacionales, bajo el mando indistinto de partidos políticos.

Agregó que la FGE goza de autonomía constitucional y es totalmente ajena a cualquier intervención del gobernador o de ningún mando ajeno a la Fiscalía, y que durante las diligencias realizadas no se pudo encontrar algún indicio -al menos minúsculo- que pudiera ligar al director de la Policía con actividades criminales, ya sea en acción u omisión, por lo que aseguró que Lora Torres mantiene total confianza por parte de las autoridades policíacas estatales.

Por último, Flores reiteró que la detención se llevó a cabo por medio de un operativo de rutina en el que encontraron las dos cajas de plástico imantadas en la caja del pick-up.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio