El Chapo Guzmán es “fanático” de Trump, a pesar de que este “odiaba” al capo, afirma abogado


 
Destacados martes, 15 septiembre, 2020 02:43 PM

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo”, es “fanático” y respeta “en secreto” al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ello a pesar de que el magnate neoyorquino “odiaba al capo” sinaloense, según reveló Jeffrey Lichtman, uno de sus abogados defensores, durante una entrevista para el podcast ‘In the morning’.

El litigante comentó a los conductores Len Berman y Michael Riedel, que el ex líder del Cártel de Sinaloa “en verdad apreciaba” que el mandatario estadounidense tuviese políticas estrictas en contra de el terrorismo musulmán. Lichtman agregó que Guzmán Loera percibe que el Gobierno de Barack Obama era “cobarde e irresponsable” al no tomar duras acciones en contra del crimen.

“Curiosamente, aunque Trump odiaba a ‘El Chapo’, ‘El Chapo’ lo respetaba desde lejos […] Lo crea o no, ´El Chapo´ es un fanático de Trump. De hecho, apreciaba el hecho de que Trump fuera duro con el terrorismo musulmán y pensaba que Obama era un cobarde irresponsable”, expuso Lichtman para el programa digital neoyorquino.

Guzmán Loera fue extraditado a Estados Unidos el 19 de enero de 2017, un día antes de que Donald Trump tomara posesión como pesidente de Estados Unidos, sustituyendo a Barack Obama.

Guzmán Loera fue condenado el 17 de julio del 2019, por el juez federal estadounidense Brian M. Cogan, en la sala 8D de la Corte del Distrito Este de Nueva York, a una cadena perpetua y el pago de 12 mil 166 millones 191 mil 704 dólares. Mientras que por el cargo de portación de arma, “El Chapo” fue sentenciado a 30 años de prisión más, aunado a que por el delito de lavado de dinero, al capo sinaloense le dieron 240 meses de cárcel, estos últimos concurrentes.

Después de escuchar la sentencia dictada por el juez federal, el narcotraficante mexicano saludó a la distancia a su familia y se puso la mano en el pecho. “El Chapo”, de 63 años de edad, intercambiaba miradas, sonrisas, y hasta besos lejanos, con su esposa Emma Coronal Aispuro, presente en la Sala 8D de la Corte neoyorquina.

El capo sinaloense fue trasladado a mediados de julio, del Centro Correccional Metropolitano (MMC, por sus siglas en inglés), en Nueva York -cárcel en la que estuvo recluido desde que fue extraditado a Estados Unidos el 19 de enero del 2017-, a la prisión de máxima seguridad Florence ADMAX, en Colorado.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio