En BC operan 36 casinos en semáforo Rojo

FotoS: Ramón T. Blanco Villalón
 
Edición Impresa lunes, 6 julio, 2020 01:00 PM

Gobernador Bonilla justifica reapertura con que paulatinamente se tiene que “ir midiendo el crecimiento de la economía para que no afecte el tema del contagio”, pese a que la indicación del Gobierno de México es no abrir negocios con este giro. Aunque presentan protocolo, no se aplican todas las medidas, muchos de los asistentes son adultos mayores

Además de liderar a los estados con más casinos en México, Baja California es el único que, desde el 12 de junio de 2020, permitió que tales establecimientos reabrieran sus puertas. El primero en abrir en Tijuana fue el casino Grand Arenia, de Carlos Bustamante Anchondo y Salvador Lambrosio.

Asimismo, pese a que la entidad se encuentra en Rojo en el semáforo de riesgo por coronavirus por quinta semana consecutiva, el domingo 28 de junio reinició actividad la mayoría de las salas de juego de Grupo Caliente, propiedad de Jorge Hank Rhon.

Con ello, ya están funcionando 36 de los 45 casinos con permiso de la Secretaría de Gobernación (Segob) en Baja California.

A decir del secretario de Economía Sustentable y Turismo, Mario Escobedo Carignan, “básicamente” los casinos de Mexicali son los únicos que permanecen cerrados, toda vez que en la Capital bajacaliforniana no se está reactivando la economía, al estar a la espera de que disminuyan los contagios de coronavirus.

El último reporte de la Secretaría de Salud estatal indica que el número de casos confirmados del virus SARS CoV-2 (COVID-19) asciende a 9 mil 811, de los cuales 669 están activos y en los cinco municipios de BC hubo incremento.

Al cierre de esta edición, jueves 2 de julio, Baja California seguía siendo el tercer Estado a nivel nacional con más muertes causadas por coronavirus (mil 874), el grupo con más decesos lo conforman personas cuya edad supera los 55 años.

 

ADULTOS MAYORES EN CASINOS

Ante la mirada incrédula de su interlocutor, una mujer de más de 50 años dijo llevar 3 mil 500 pesos perdidos en las máquinas del casino Caliente, ubicado en la icónica Avenida Revolución en Tijuana, donde a las once de la noche solo permanece abierto un puñado de locales aledaños.

La mujer salió del establecimiento, fumó y charló con el vendedor de dulces. Luego, reingresó con la consigna de que solo jugaría 500 pesos más, y de no ganar, iría a casa para no perder lo que le sobraba de los 12 mil pesos que ganó el día anterior.

Reapertura de casinos en Tijuana, Caliente y Grand Arenia

Para ingresar al establecimiento, personal del Casino toma la temperatura de los asistentes antes de que estos pasen por el tapete desinfectante y por el arco detector de metales.

Esa noche, en el lugar se observaron alrededor de cien personas, de las cuales 30% superaba los 50 años (el grupo etario con más contagios y muertes por COVID-19 en la entidad).

En el lugar, otra mujer con aspecto desalineado toca la pantalla de la máquina en la que está jugando, una, otra y otra vez sin parar. Ante sus ojos pasan repetidamente pequeñas imágenes que no dan tregua a sus manos que, desnudas de guantes, tocan la pantalla en búsqueda de la tan ansiada suerte. Luego de un lapso deambula por el establecimiento por unos minutos antes de elegir la máquina en la que nuevamente probará su suerte.

Como ella, algunos otros clientes se cambian de máquina las veces que desean sin que alguien les proporcione algún producto para desinfectar el aparato que dejaron, o el que utilizarán. Situación que también se constató en Grand Arenia, casino localizado en Grand Hotel Tijuana, que según sus trabajadores opera de ocho de la mañana a cinco de la mañana del día siguiente, cuando cierra la caja. En tanto que en Caliente se pueden consumir bebidas alcohólicas hasta las once de la noche.

En el casino del Grand Hotel, que lucía con más afluencia que el otro establecimiento visitado por ZETA, algunas máquinas juntas están físicamente divididas por un acrílico, y en algún momento el sonido ambiental promueve el uso de cubre bocas y la sana distancia. En Caliente, la sana distancia se especifica con cartel, aludiéndola en las máquinas que no están encendidas y separan físicamente a los visitantes.

Si bien en ambos casinos los trabajadores y usuarios llevan cubre bocas, no todos los empleados usan guantes y caretas. Tampoco se observa que haya un tratamiento especial para los adultos mayores.

 

PROTOCOLO SE APLICA PARCIALMENTE

Desde mayo, Grupo Caliente presentó un protocolo sanitario para el reinicio de actividades a la Secretaría de Economía Sustentable y Turismo, que aplicaría para 14 de las 15 empresas que operan los casinos en BC, con excepción de Grand Arenia, que habría presentado su propio documento; al cual no tuvo acceso este Semanario.

El documento de Grupo Caliente, de 31 cuartillas, no establece el porcentaje de personal y usuarios con que operarán los casinos, ni su horario de funcionamiento, ni si las personas adultas mayores requerirían medidas especiales. En cambio, destaca entre los principales puntos:

* Control de temperatura en el ingreso del público y personal.

* Colocación de tapates desinfectantes.

* Distanciamiento de un metro en las filas de clientes de acceso a los locales.

* Desinfección periódica de las zonas de juegos de mesa, máquinas tragamonedas, quioscos electrónicos y sillas.

* Obligación de utilización de cubrebocas y guantes para el personal y asistentes.

* Separación física o de distancia entre puestos de juego.

* Obligación del lavado o higienización de manos antes de sentarse a la mesa de juego o tomar puesto laboral.

* Colocación de carteles sobre medidas de higiene y distancia.

* Desinfección de fichas cada dos horas, con procedimientos de saneamiento adicionales durante el día.

* Desinfección de máquina y silla después de cada uso, identificándola como “máquina higienizada”.

* Tickets, comprobantes y dinero no se entregarán en manos; serán apoyados en mostrador

* Provisión de cubre bocas, lentes protectores y/o caretas a trabajadores.

* Garantizar que los sanitarios cuenten con lavamanos y condiciones adecuadas para la limpieza del personal.

Como se observó en un recorrido hecho por ZETA, no todas las medidas propuestas en el protocolo se llevan a cabo en el casino Caliente de Avenida Revolución, ni en Grand Arena de Grand Hotel.

En entrevista con ZETA, Félix Ricardo Rico Santacruz, verificador de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) y la persona designada por el titular de la dependencia (David Gutiérrez Inzunza) para apoyar a los casinos, dijo que “se ha comentado que (los casinos) estarían operando al 25%”.

Hasta el 30 de junio (18 días después de que abriera Grand Arenia) ni la Coepris o la Dirección de Inspección y Verificación de Tijuana, habían acudido a verificar que los establecimientos cumplieran con los protocolos.

El director de Verificación e Inspección del Ayuntamiento de Tijuana, Adolfo García Dworak, señaló que el 30 de junio tendría una reunión con la Secretaría de Gobierno, la cual le indicaría “nuevas normas de todos los establecimientos que se han autorizado por parte de la Secretaría de Economía del Estado”, que hasta el momento había verificado que los restaurantes no siguieran operando después de las once de la noche.

ECONOMÍA, RAZÓN PARA ABRIR CASINOS

Según Mario Escobedo Carignan, el gobierno de Baja California ha “reactivado diferentes actividades y procesos con base en que sean esenciales” y “no representen mayores riesgos de contagio, analizando sus protocolos de seguridad, salud e higiene”.

Esto resulta contradictorio dado que el semáforo epidemiológico para regular el regreso a la nueva normalidad indica que cuando un Estado se encuentra en Rojo, significa alerta máxima. En esa circunstancia solo se permiten actividades laborales esenciales, excluyendo a personas vulnerables, como adultos mayores. No hay actividad en escuelas, gimnasios, cines, teatros, plazas comerciales, iglesias, bares y demás espacios cerrados de entretenimiento.

Como un argumento económico para abrir los casinos, el funcionario estatal señaló que estos “representan 6 mil empleos en el Estado”, y que el cheque semanal de los trabajadores representa menos del 20% de su ingreso, sustentado en las propinas de los clientes.

El análisis que se hizo con los alcaldes fue “en términos de las posibilidades de contagio con base en sano distanciamiento”, y se puede revisar su comportamiento con las cámaras que tienen esos lugares.

Sin embargo, en el protocolo al que ZETA tuvo acceso no se establece el porcentaje de aforo en que operan los casinos, por tanto, se desconoce el número de trabajadores que estaría beneficiándose con la reapertura, habida cuenta de que -según fuentes- Grupo Caliente hizo firmar a los empleados un convenio para que a partir del 1 de junio la empresa no tuviera la obligación de pagar salario o indemnización a quienes no acudan a laborar, ya sea por ser pertenecer a un sector vulnerable o porque solo una parte del personal estará en los establecimientos. Ello, después de proporcionarles un apoyo equivalente al 50% de la percepción mensual en ese mes, una vez que pagó el salario íntegro en abril y un salario mínimo en mayo.

En la conferencia del lunes 29 de junio, en la que Escobedo Carignan, abordó este y otros temas, expuso en más de una ocasión que los ingresos de BC han caído por el coronavirus.

Aunque no relacionó la contracción de los ingresos del gobierno con la reapertura de los casinos, es posible que la disminución en la recaudación de los impuestos sobre la realización de juegos y sorteos a las erogaciones en juegos con apuestas y el de la obtención de premios en la recaudación de ingresos del Estado, haya sido un factor para reactivar estos establecimientos.

Datos de la Asociación de Permisionarios Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México, encabezada por Miguel Ángel Ochoa Sánchez, refieren que los casinos tuvieron ingresos por 228 mil 231 millones de pesos en 2019, y estiman pérdidas por más de 33 mil millones de pesos derivado de la COVID-19 en 2020. Golpe financiero que trastocaría a las arcas públicas.

Tan solo en Nuevo León -segunda entidad federativa con más casinos- el gobierno dejó de recaudar alrededor de 200 millones de pesos durante los primeros dos meses de suspensión de actividades.

GOBERNADOR JUSTIFICA ABRIR CASINOS

El 30 de junio, durante la transmisión por Facebook de su mensaje matutino, el gobernador Jaime Bonilla Valdez leyó: “¿Por qué es tan importante que los casinos abran?”, en referencia a una pregunta hecha por un usuario en esa red social.

Ante ello justificó: “Les voy a decir una cosa, en realidad, mucha de la presión que existe interfamiliar es por el resguardo permanente, entonces parece que no, pero esas salidas, esas válvulas de escape que tienen para ir a un lugarcito así, siempre y cuando esté controlado el protocolo sí ayuda, la verdad sí ayuda. No es que sea esencial, pero poco a poco la gente tiene que salir y tomar un poquito de aire”.

Momentos antes, sobre una interrogante similar que le planteaba por qué se permitía abrir a los casinos y no a los gimnasios, el mandatario dijo que había sido “por protocolo, es la latitud que tenemos los

gobernadores, de ir midiendo el crecimiento de la economía para que no afecte el tema del contagio”.

Luego pidió al usuario que se acercara con Escobedo Carignan para implantar el protocolo a seguir. “Si no se han abierto (los gimnasios) es también porque no se han acercado con el secretario de Economía para ver lo del protocolo”, añadió.

Sobre la reapertura de casinos en BC, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, reiteró que cuando se está en semáforo Rojo y/o Naranja “no deben abrir”.

“No se recomienda abrir centros nocturnos, de esparcimiento, bares, casinos y demás variantes. No deben abrir. Son sitios donde por la naturaleza de la vivencia que se tiene en ellas, se consideran de mayor riesgo que los restaurantes o los otros establecimientos de comercios, entonces no deben abrir”, reiteró.

LAS CIUDADES CON MÁS CASINOS

Al 18 de marzo, en el país había 41 permisos vigentes, que reconocen 405 salas autorizadas. Los estados con más casinos son: Baja California (45), Nuevo León (39), CDMX (33), México (32), Sonora (30), Jalisco (29), Veracruz (22) y Sinaloa (19).

Datos de la Segob indican que al 30 de septiembre de 2019, Hipódromo Agua Caliente, SA de CV obtuvo ingresos por 3.4 mil millones de pesos.

Mientras que Juegos y Sorteos de Jalisco, SA de CV (con diez salas en seis estados incluida el casino Grand Arenia de Tijuana) tuvo ingresos por 44.7 millones de pesos en el mismo lapso.

Fuente: Dirección General de Juegos y Sorteos de la Segob

Por otro lado, de los tres casinos que hay en Playas de Rosarito, Caliente y M Casino están operando, mientras que Jackpot –en Plaza Pabellón– se encontraba cerrado el 30 de junio. En las puertas del lugar había un letrero en el que la empresa señala que por salud cerraba las puertas, y daba la posibilidad al usuario de jugar en línea. Otros municipios con casinos son: Ensenada (5) y Tecate con uno, según el registro de la Segob.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio