COVID-19 no da tregua en México

Destacados viernes, 10 julio, 2020 2:58 PM

A pesar que el miércoles 8 de julio se batió un récord de nuevos casos confirmados del coronavirus en el país, con 6 mil 995, Hugo López-Gatell Ramírez, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud federal, asegura que la epidemia continúa desacelerándose en el país. Sin embargo, en las últimas dos semanas México tuvo sus peores registros, con cinco jornadas de más de 6 mil contagios por día 

 

 

Con datos hasta el 7 de julio, a 36 días de la llamada nueva normalidad, los contagios por COVID-19 crecieron 189%. Asimismo, las muertes incrementaron en 213%, según cifras oficiales.

El 31 de mayo, cuando finalizó la Jornada Nacional de Sana Distancia, que convocaba a no salir de casa y cuya duración fue de tres meses, había 90 mil 664 mexicanos contagiados y se habían registrado 9 mil 930 defunciones por coronavirus.

A pesar de estas cifras, el subsecretario federal de  Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, asegura que “la epidemia en México se está desacelerando, no se ha acelerado y el proceso de retorno a las actividades no se ha manifestado como un rebrote, como un repunte”.

No obstante, advierte que en todo momento el proceso de desconfinamiento “implica el riesgo de que haya un repunte, que haya un rebrote en un sitio, en dos, en tres, en cinco, en cualquiera; esto le pasó a los países del mundo cuando empezaron a desconfinar”.

Durante la conferencia vespertina del miércoles 8 de julio, se dio a conocer que los estados de Aguascalientes, Baja California, Coahuila, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Morelos, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas, registran una mayor movilidad de personas en el espacio público. Mientras que Quintana Roo, Yucatán y Guerrero, son los de menor movilidad.

Además, el Gobierno de México cambió la forma informar, pasando de un reporte diario a uno semanal. Durante su conferencia vespertina del 5 de julio, López-Gatell Ramírez afirmó que el informe técnico contiene todo lo acostumbrado, pero ahora estará disponible en la página coronavirus.gob.mx

“El esquema es el mismo, aquí es el número de casos, número de personas en esa condición y lo vamos a ver ahora por semanas, en la medida en que esto ya transcurrieron varias semanas podemos verlo también por semanas. Cuando decimos semana epidemiológica, es una semana que empieza en domingo y termina en sábado”, aclaró.

En una extensa entrevista concedida al medio británico BBC en Palacio Nacional, tras su conferencia de prensa del miércoles 8 de julio, el funcionario federal rechazó los señalamientos en su contra y siguió defendiendo las medidas implementadas como parte de la estrategia del Gobierno de México, a pesar que ya son 32 mil 796 personas muertas a causa de la enfermedad  COVID-19, manteniéndolo como el quinto país del mundo con más decesos, según cifras oficiales.

De hecho, el diario británico Financial Times -que citó varios estudios independientes- publicó que la cifra de muertes por coronavirus en México es mayor a la reportada por las autoridades, lo que contradice el mensaje del Presidente Andrés Manuel López Obrador, de que la pandemia ya fue “domada”.

El rotativo extranjero advirtió que el país “subestima enormemente” el número real de víctimas que la pandemia ha causado. Por ejemplo, Raúl Rojas, profesor de Inteligencia Artificial en la Universidad de Berlín, estima que México podría tener unas 78 mil muertes, además de aproximadamente 6 millones de casos positivos y no los más de 252 mil reportados por el Gobierno Federal.

FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO.COM

Asimismo, el diario británico refirió un estudio elaborado por los investigadores Mario Romero y Laurianne Despeghel, que muestra que el número de muertes en Ciudad de México es por lo menos 3.5 veces mayor al reportado por el gobierno capitalino, que es de casi 6 mil 400.

Para hacer dicha estimación, Romero y Despeghel hicieron un recuento de los certificados de defunción emitidos en la Capital del país desde el inicio de la pandemia, sin importar las causas de muerte. Ante ello encontraron que hubo un aumento de 126% en la cantidad de muertes registradas en los últimos tres meses, en comparación con el mismo periodo de 2016 a 2018.

Uno de los factores que explican el bajo número de muertes reportadas por el gobierno mexicano, apuntó Financial Times, es que las autoridades únicamente contabilizan las muertes confirmadas por laboratorio, aunque solo han realizado unas 610 mil pruebas de diagnóstico.

Hace apenas unos días, López-Gatell Ramírez reconoció en entrevista con el diario The Washington Post que las muertes en la Capital de la República registradas de marzo a mayo, se triplicaron ante la pandemia. Aun así, insiste en que las pruebas masivas serían una pérdida de recursos.

No obstante, el funcionario federal previó que ante la llegada de la temporada de influenza en el otoño y un probable repunte de contagios de coronavirus con el clima más frío de esa época, podría prolongar la epidemia del virus hasta abril de 2021 en México.

“En octubre empieza la temporada de influenza y existen algunas razonables suposiciones de que podríamos tener también un repunte de COVID-19 conjuntamente con influenza durante toda la temporada de otoño-invierno”, declararía a la cadena Radio Fórmula.

El funcionario federal respondió que era “correcto” a una pregunta del periodista Joaquín López-Dóriga, sobre si se estaría hablando de que la epidemia se alargaría “hasta marzo-abril del próximo año“.

Por otra parte, durante una teleconferencia organizada por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), Carlos Santos Burgoa, director de Políticas en Salud Global de la Universidad George Washington, afirmó que número de muertos por contagio de COVID-19 durante junio en México, fue de 14 mil 622, cifra que superó a la violencia y las enfermedades de mayor prevalencia en el país.

“Ahora en México es mayor la probabilidad de morir por COVID-19 que por crímenes u otra enfermedad (…) Su mortalidad mensual de junio fue 24% más alta que las enfermedades cardiovasculares, 4.9 veces más que los accidentes de tránsito y 5.5 veces más que los homicidios totales”, argumentó el especialista.

El también ex titular de la Dirección de Promoción y Prevención de la Salud federal, dijo que para responder a la pandemia en México se necesitaba un ejército de profesionales promotores de la salud para el rastreo efectivo de las redes de contacto de personas contagiadas.

“Lo que requeríamos era buscar no debajo de la luz del farol, sino ahí donde se esconden, como en la guerrilla, identificar los casos, rastrear su red de contactos, identificar los entornos más riesgosos, buscar a las poblaciones con probabilidades desiguales y contener, reducir; pero no teníamos con quién y ahora lo estamos pagando con morbimortalidad y en economía”, consideró Santos Burgoa.

Carlos Santos Burgoa, director de Políticas en Salud Global de la Universidad George Washington

El epidemiólogo por la estadounidense Universidad Jonhs Hopkins, aseveró que urge construir un Servicio Nacional de Salud Pública en México, con inversión en suficientes profesionales e instituciones, que responda a la población desde el orden local hasta el nacional.

El domingo 5 de julio, el Presidente López Obrador arremetió de nueva cuenta contra el periódico Reforma por haber publicado, ese mismo día, una nota en la que señala que México se ubicó como el quinto país con más fallecimientos por COVID-19, rebasando a Francia.

“Ésa es su nota principal. Pues sí, pero nada más que la población de España y Francia es menor a la de México”, afirmó el político tabasqueño, quien ofreció disculpa a los pueblos español y francés “porque esto no podemos estarlo comparando, sin embargo, el amarillismo, el conservadurismo en México como también en todo el mundo, es muy ruin y es muy importante aclarar las cosas”.

En su mensaje dominical a través de un video publicado en redes sociales, expuso que España cuenta con 46 millones de habitantes, mientras que México tiene 126 millones, de modo que, al comparar muertes por COVID-19 por millón de habitantes, en “España desgraciadamente han muerto casi tres más que en México”.

El 7 de julio, el mandatario nacional confirmó que se hizo la prueba del coronavirus y dio negativo, ante el viaje que realizó a Washington -donde por primera vez usó cubre bocas en público- para reunirse con su homólogo estadounidense Donald Trump, quien apuntó que el gobierno mexicano fue de los primeros con los que tuvo contacto para tomar medidas respecto a la pandemia.

“Hemos trabajado juntos en la lucha contra el coronavirus, salvando millares de vidas, enviamos 600 ventiladores a México y sabemos que la cifra va a aumentar, estamos ayudando a muchísimos países y creo que el primer país con el que tuve comunicación en este sentido fue México, estamos en esta lucha juntos”, indicó el republicano en su sede, la Casa Blanca.

“Sí se logró aplanar la curva, no se ha desbordado el sistema médico, esto ha significado salvar vidas. No ha sido en vano el sacrificio de la gente”, afirmaría el mandatario mexicano durante su conferencia de prensa matutina antes de viajar a Norteamérica, en la cual agradeció al personal médico el arriesgar su vida para atender esta enfermedad.

Comentarios

Tipo de Cambio