12.2 C
Tijuana
s谩bado, febrero 17, 2024
Publicidad

Bonilla: opacidad en 940 mdp para COVID-19

Durante la pandemia por coronavirus, el gobierno de Jaime Bonilla Valdez ha dispuesto en total opacidad cantidades millonarias tanto del erario de Baja California como de fondos federales; en la misma vaguedad mantiene las donaciones recibidas como apoyo para que atienda la contingencia de salud. Esta falta de rendici贸n de cuentas ha colocado a BC entre los principales estados en alerta por posible riesgo de corrupci贸n, de acuerdo a Transparencia Mexicana y Tojil, organismos civiles que promueven pol铆ticas p煤blicas en contra de acciones ilegales en los gobiernos


Publicidad


 

Para atender la pandemia de COVID-19 en M茅xico, la Federaci贸n ha destinado un presupuesto de 651 millones de pesos, en el que incluy贸 recursos de diferentes fondos, como el de gastos catastr贸ficos.

Ese gasto lo han ejercido la Federaci贸n y 20 estados de la Rep煤blica adheridos al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), entre estos Baja California, sin trasparentar los rubros en los que se aplic贸, los montos en cada compra o proyecto y los convenios asignados con el recurso p煤blico dispuesto para mitigar los efectos de la pandemia.


Publicidad


A mediados de abril, la Federaci贸n anunci贸 la asignaci贸n de un apoyo extraordinario de 144 millones de pesos para BC, recursos que a decir del doctor Alonso P茅rez Rico, secretario de Salud, ser铆an canalizados para la compra de insumos m茅dicos, ventiladores y la aplicaci贸n de pruebas PCR.

Ese apoyo adicional se suma al presupuesto de 500 millones de pesos correspondiente al de las remesas otorgadas por el Insabi para la cobertura de salud de los primeros dos trimestres del a帽o.

A pesar de decirse un gobierno transparente, Jaime Bonilla Valdez no ha dado cuenta de c贸mo y en qu茅 ha ejercido el gasto que le ha sido autorizado para atender la pandemia. Tampoco ha informado el monto total recibido de la Federaci贸n y la cantidad de recursos propios que ha dispuesto para tal fin.

A decir por Isa铆as Bert铆n Sandoval, secretario t茅cnico de la Mesa de Seguridad de Baja California, parte de los recursos para la distribuci贸n de despensas proviene de fondos federales para la prevenci贸n del delito, a los que tiene acceso la Mesa de Seguridad.

En su reporte diario trasmitido en redes sociales, el mandatario solo pondera la cantidad de despensas repartidas, pero no transparenta el presupuesto asignado y el tipo de contratos que ha establecido para llevar a cabo este programa.

De la primera etapa del apoyo alimenticio,聽 Bert铆n Sandoval asegura haber repartido 2 millones 018 mil despensas, lo que represent贸 un gasto聽 鈥渄e m谩s de 300 millones de pesos鈥 para el erario estatal.

Sin embargo, para el programa alimenticio el Gobierno del Estado tambi茅n ha recibido donaciones, de las que tampoco existe un registro p煤blico a detalle que precise los art铆culos recibidos, su monto y los datos del donador; solo se sabe que 鈥渉an sido 400 mil despensas鈥 las proporcionadas en forma altruista por empresas de la regi贸n, porque as铆 lo han declarado en forma general las autoridades.

El gasto de la ayuda alimenticia tambi茅n se mantiene en la opacidad, al no revelar el Gobierno del Estado con qu茅 empresas y bajo qu茅 t茅rminos ha efectuado los convenios para la compra de los productos que integran la despensa.

En pocas palabras, sin un registro p煤blico que proporcione a detalle el gasto ejercido en las acciones implementadas para atender la pandemia por el nuevo coronavirus, se ha desempe帽ado el gobierno de Baja California encabezado por Jaime Bonilla Valdez durante la contingencia de salud por COVID-19.

Del presupuesto de 144 millones de pesos asignado como apoyo federal para la atenci贸n de la contingencia sanitaria en Baja California, el Gobierno del Estado no ha dado cuenta de su gasto, como tampoco ha informado en qu茅 programas ha canalizado 5 mil millones de pesos asignadas por el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) para los dos primeros trimestres de 2020.

Menos a煤n ha precisado en forma clara la cantidad de material m茅dico donado por empresarios y la sociedad bajacaliforniana durante la emergencia de salud, y aunado a ello, las cambiantes cifras proporcionadas por Alonso P茅rez Rico, quien coordina la estrategia de salud para hacer frente a la pandemia de coronavirus en Baja California, impiden conocer la cantidad real del material donado, as铆 como el adquirido.

Muestra de ello es que a lo largo de la contingencia de salud ha anunciado diversas donaciones de ventiladores, y al serle requerido un comparativo entre los respiradores regalados y adquiridos, el secretario de Salud del Estado report贸 una menor cantidad de la que 茅l mismo revel贸 a mediados de mayo.

Lo mismo sucede con las despensas repartidas por el gobierno de Jaime Bonilla Valdez durante la pandemia por COVID-19.

En este contexto, Baja California fue ubicada entre las entidades federativas con focos de alerta por posible riesgo de corrupci贸n, de acuerdo a Transparencia Mexicana y Tojil, organismos civiles que desde el inicio de la pandemia implementaron un mecanismo atenci贸n denominado #SusanaVigilancia para dar seguimiento a planes, fondos, programas y acciones del Gobierno Federal y los estados de la Rep煤blica Mexicana.

Con todo ello, Jaime Bonilla Valdez afirma que el suyo es un gobierno transparente y de cuentas claras, subrayando para ello la cantidad de despensas repartidas, cl铆nicas de fiebre y unidades m茅dicas activadas durante la pandemia, pero sin presentar montos y contratos de las acciones emprendidas durante la contingencia de salud.

Entrega de despensas durante la actual contingencia sanitaria debido al Covid-19, misma que se encuentra en su tercera fase en todo el pa铆s. Foto: Alejandro Guti茅rrez Mora / ZETA

SIN REGISTRO DEL GASTO POR PANDEMIA

Cuestionado sobre el gasto ejercido y material comprado durante la pandemia, el secretario de Salud de Baja California, Alonso P茅rez Rico, expuso haber adquirido 鈥渄esde gasas, medicamentos, guantes, Tyvek -trajes de protecci贸n para el personal de salud-, cubre gorros, ventiladores, monitores, en diferentes proporciones鈥, aunque sin precisar monto

Explic贸 que, a partir del 1 de enero, desde que se firm贸 el convenio de adhesi贸n con el Insabi, 鈥渢odas las compras, contrataci贸n de personal e infraestructura se pasa por oficinas centrales, a trav茅s del Subcomit茅 de Adquisiciones, en el cual participa el Gobierno Federal obligatoriamente鈥.

Sin embargo, el programa de adquisici贸n para la Secretar铆a de Salud contempla tanto compras consolidadas – de las cuales se encarga de llevarlas a cabo el Insabi para distribuirlas en los estados- como compras locales, las cuales las secretar铆as de cada Estado ejercen de acuerdo a sus necesidades.

No obstante, P茅rez Rico no supo dar cuenta del gasto ejercido por la Secretar铆a de Salud de Baja California que dirige. En la plataforma de Insabi tampoco fue posible localizar registro alguno del gasto ejecutado durante la pandemia.

A trav茅s del Instituto, la Secretar铆a de Hacienda ha canalizado las remesas trimestrales de las secretar铆as de Salud de los estados adheridos al Insabi, entre estos Baja California, entidad que tiene un presupuesto trimestral programado de 2 mil 500 millones de pesos.

Adem谩s de ese gasto previamente presupuestado, el Insabi ha dispuesto durante la pandemia 40 mil millones de pesos del fondo para gastos catastr贸ficos, sin haber transparentado su dispendio.

 

NO CUADRAN DONATIVOS

El 19 de mayo, Alonso P茅rez Rico, titular de Salud en Baja California, inform贸 que el Estado hab铆a recibido 鈥渁rriba de 25 ventiladores鈥 en donaciones por parte de la industria establecida en la regi贸n, cantidad a la que sum贸 50 respiradores m谩s entregados a la entidad por el Insabi.

Entonces detall贸 que, con recurso propio, el Estado hab铆a adquirido los circuitos requeridos para la conexi贸n del paciente al ventilador, 鈥渆quipo m茅dico que no se ten铆a鈥 y permiti贸 incrementar a casi 500 el n煤mero de respiradores a disposici贸n de los hospitales p煤blicos, sin contar el donativo de equipo de alto flujo. Una opci贸n en el tratamiento de pacientes con complicaciones respiratorias, la cual se usa en forma previa a la intubaci贸n con ventilador.

Sin embargo, al solicitar un informe detallado de la cantidad de ventiladores comprados y cu谩ntos se han recibido en donaci贸n, los n煤meros proporcionados por el funcionario no coinciden con las cifras que dio mes y medio atr谩s.

En el 煤ltimo recuento, P茅rez Rico anot贸 contar con un total de 241 ventiladores, de los cuales 30 fueron proporcionados por el Insabi; 40 se han rentado, 159 son parte del inventario que ya ten铆a el Estado y solo 12 se han recibido en donaci贸n.

La solidaridad de la sociedad bajacaliforniana se ha volcado principalmente en donativos de EPP para los trabajadores de la salud, quienes expusieron su condici贸n vulnerable al no ser provistos por material de protecci贸n adecuado y suficiente por parte de las autoridades.

Aunque la generosidad hacia el personal m茅dico de los hospitales p煤blicos ha sido muy amplia, se desconoce la cantidad de ayuda recibida. 鈥淧or distrito de salud y por hospital son m谩s de 400 personas, instituciones, particulares y m茅dicos, los donadores. Se donan desde cuatro cubrebocas hasta 10 mil caretas, ventiladores. Fishion & Parcker don贸 veinte sistemas de alto flujo鈥, indic贸 el doctor P茅rez Rico al ser cuestionado sobre la cantidad de donativos recibido.

Foto: Alejandro Guti茅rrez Mora / ZETA

No obstante, subray贸 llevar un control del material donado, el cual se registra, censa y valida su calidad, de tal manera que si no re煤ne los requisitos de grado m茅dico requeridos en las zonas COVID no se entregue al personal que labora en esas 谩reas.

鈥淵a hay un protocolo establecido, se tiene que reportar a administraci贸n, se censa, se sabe qu茅 est谩 entrando y se hace control de calidad, se dice que esos insumos no se pueden utilizar鈥, expuso.

Cuando el material no re煤ne los est谩ndares determinados para ser utilizados en las zonas en donde se atiende a los pacientes infectados, 鈥渟e utilizan en otras 谩reas asistenciales donde no se tiene una exposici贸n directa con pacientes COVID鈥, y concluy贸:

鈥淭odas las donaciones son bienvenidas, las vamos a tomar y revisar para ver si cumplen el grado m茅dico鈥.

Pese a esa afirmaci贸n, personal que atiende directamente a pacientes contagiados por SARS-CoV-2 se han quejado de la entrega de equipo no apto para ser utilizado en las zonas rojas de los hospitales COVID, por lo que contin煤an vi茅ndose obligados a adquirir EPP con recursos propios.

FONDOS DE PREVENCI脫N PARA REPARTO DE DESPENSAS

Parte del gasto de 300 millones de pesos que el gobierno de Jaime Bonilla Valdez dice haber invertido en el reparto de 2 millones 018 mil despensas que conformaron la primera etapa del programa ayuda alimenticia implementado en BC durante la pandemia de coronavirus, provino de fondos federales de seguridad.

Sin poder determinar una cantidad exacta, Isa铆as Bert铆n Sandoval, secretario t茅cnico de la Mesa de Seguridad de Baja California, indic贸 que los recursos de los fondos a los que accedi贸 la Mesa de Seguridad, fueron utilizados en el reparto de despensas, ayuda alimenticia que se consider贸 una estrategia de prevenci贸n, ya que 鈥渓as despensas se repartieron en las colonias con alta incidencia delictiva鈥.

Y explic贸:

鈥淗ay gente que vive al d铆a, que trabajaba de mesero, lava carros, de un peque帽o negocio, se quedaron sin trabajo y sin poder alimentar a su familia. 驴Qu茅 pasa con la gente que anda en esa situaci贸n? Se pone a robar, saquear, asaltar鈥.

Con ese argumento, el mi茅rcoles 1 de julio arranc贸 una segunda etapa de ese programa, en la que se prev茅 repartir 2 mil despensas diarias.

Pero al igual que en la primera etapa, no se determin贸 un monto a ejercer, ni alcances del programa y t茅rminos de los convenios con los proveedores.

Al ser requerida esta informaci贸n, Isa铆as Bertini, funcionario a cargo de la campa帽a, solo pudo informar que en la ejecuci贸n del proyecto se utilizar谩n tanto recursos estatales como fondos federales.

Los nueve art铆culos que conformaban las primeras despensas distribuidas en la fase inicial del programa de apoyo alimenticio, apenas alcanzaban un costo promedio de 100 pesos, esto a precio al menudeo en el mercado local.

No obstante, Bert铆n Sandoval sostuvo que se gastaron 300 millones de pesos, lo que da un costo promedio de 150 pesos por despensa.

Respecto a los donativos alimenticios que el gobierno de Baja California a recibido para hacerlo llegar a los grupos vulnerables, el funcionario anot贸 que son 400 mil despensas las donadas por diferentes empresas de la regi贸n, a quienes se continuar谩 requiriendo su aportaci贸n para sostener por m谩s tiempo el programa, el cual podr铆a llevarse a cabo de manera permanente en lo que resta del gobierno de Jaime Bonilla, 鈥渟i la misma ciudadan铆a lo pide鈥.

Aspectos generales del personal m茅dico durante sus jornadas laborales. Foto: Alejandro Guti茅rrez Mora / ZETA

LATENTE RIESGO DE CORRUPCI脫N EN BC

Al inicio de la contingencia de salud por coronavirus en M茅xico, Transparencia Mexicana y Tojil, organismos civiles que promueven pol铆ticas p煤blicas encaminadas a la transparencia y correcta rendici贸n de cuentas, instalaron un mecanismo de seguimiento a los planes, fondos, programas y acciones llevadas a cabo durante la pandemia por el Gobierno de M茅xico y las 32 entidades federativas, el cual denominaron #SusanaVigilancia.

A cien d铆as de haberlo iniciado, en diez puntos presentaron 鈥渓os riesgos de corrupci贸n y opacidad que, pese a diferentes esfuerzos civiles y gubernamentales, siguen latentes鈥 en varias entidades, entres las que se incluy贸 BC.

De acuerdo con el an谩lisis, una de las causas principales que pone en riesgo de corrupci贸n y opacidad a este Estado, entre otros veinte, es el hecho de que 鈥渘o se transparentan apropiadamente las contrataciones gubernamentales鈥 en el marco de la emergencia sanitaria, lo cual se calific贸 de 鈥渋naceptable鈥.

#SusanaVigilancia identific贸 que, entre la Federaci贸n y 20 estados de la Rep煤blica, incluido Baja California, se ejercer铆a un presupuesto de 651 millones de pesos para mitigar los efectos de la emergencia.

Sin embargo, no se localiz贸 informaci贸n detallada que permita la rendici贸n de cuentas sobre las acciones emprendidas a partir de la pandemia, si bien se publica informaci贸n sobre programas y acciones derivados de la emergencia, 鈥渘o en todos los casos se publican reglas de operaci贸n, el presupuesto asignado y su avance鈥. Tampoco se revela cuanto se destinar谩 a la emergencia y sus consecuencias econ贸micas.

Otra limitante en la transparencia de ese gasto, es el hecho de que no hay homogeneidad sobre la informaci贸n publicada en los micrositios estatales, la cual est谩 dispersa, lo que 鈥渓imita el derecho a saber de las personas鈥.

Estas son 鈥溍eas de oportunidad que requieren atenci贸n urgente por parte de los gobiernos鈥, advirtieron ambos organismos.

Centro de salud en tecate convertido en centro de fiebre para atender pacientes con posible covid-19
Foto: Alejandro Guti茅rrez Mora/ZETA

Funcionarias de BC dan positivo a COVID-19

 

La delegada del Instituto Mexicano del Seguro Social en Baja California y San Luis R铆o Colorado, Desir茅e Sagarnaga Durante, y la secretaria de Honestidad y Funci贸n P煤blica de Baja California, Vicenta Espinoza Mart铆nez, dieron positivo a la prueba de COVID-19.

A d铆as de haberse reunido con el gobernador Jaime Bonilla Valdez, ambas funcionarias confirmaron haber registrado s铆ntomas leves, por lo que se practicaron la prueba, corroborando que se infectaron de virus SARS-CoV-2.

El viernes 26 de junio, Sagarnaga anunci贸 encontrarse en resguardo domiciliario por estar contagiada y, aunque indic贸 que continuar铆a trabajando a distancia, fue sustituida en forma temporal por el jefe de Prestaciones M茅dicas del Instituto, Clemente Mart铆nez Ruiz.

En tanto, la secretaria de Honestidad y Funci贸n P煤blica, Vicenta Espinoza Mart铆nez, report贸 el lunes 29 de junio estar en autoaislamiento domiciliario, al registrar s铆ntomas leves y dar positivo a COVID-19 durante el pasado fin de semana. El Gobierno del Estado no nombr贸 sustituto para su cargo.

Por haber convivido en forma reciente con ambas funcionarias, Jaime Bonilla fue sometido a dos pruebas seguidas, en las que sali贸 negativo, inform贸 el secretario de Salud, Alonso P茅rez Rico.

Agreg贸 que a los funcionarios de primer nivel que estuvieron en contacto con Sagarnaga Durante y Espinoza Mart铆nez, se les practicaron las pruebas PCR para coronavirus, mientras que los trabajadores que colaboran en sus oficinas fueron enviados a resguardo domiciliario por 14 d铆as.

Foto: Alejandro Guti茅rrez Mora / ZETA

Mexicali: 5 mil casos de COVID-19 y 10 mil cervezas incautadas

Poco dur贸 el panorama alentador para los residentes de la Capital del Estado, quienes volvieron a tener un repunte en el n煤mero de casos activos de coronavirus, al superar la barrera de los 5 mil contagios, poni茅ndose a la cabeza del resto de los municipios de Baja California.

Adem谩s de mantener la cifra m谩s alta de contagios -5 mil 125-, con 847 decesos por el virus, Mexicali est谩 a punto de alcanzar los 854 fallecimientos de Tijuana. Adicionalmente, la Capital bajacaliforniana tiene el mayor n煤mero de casos sospechosos con 681, que suman m谩s de la mitad de los mil 187 que se contabilizan en toda la entidad.

Las cifras expuestas al 2 de julio por la Secretar铆a de Salud, indican que Mexicali tambi茅n encabeza la cifra de casos activos, con 331, lo que representa un incremento de los 294 que se contabilizaron el d铆a anterior.

Mientras el Gobierno del Estado enfoca la mayor铆a de sus esfuerzos a Zona Costa, en Mexicali, la administraci贸n municipal y las agrupaciones de la sociedad civil se han repartido el trabajo para apoyar a m茅dicos y enfermeros que laboran en los saturados hospitales, cuyas carencias son elementales.

Por ejemplo, en los primeros dos pisos, Sala Anexo y Urgencia, de la Cl铆nica 30 del Instituto Mexicano del Seguro Social donde se atienden m谩s de 150 pacientes COVID-19 y que en su tercer piso a煤n atienden especialidades, carecen de guantes y falta de equipo de medici贸n de ritmo cardiaco.

En tanto asociaciones civiles como Apoyemos a Mexicali se encargan de recolectar insumos para los profesionales de la salud y polic铆as, el gobierno de Marina del Pilar 脕vila Olmeda ha focalizado su operatividad para reducir los festejos y el consumo de bebidas embriagantes.

De los 200 reportes que se recib铆an por fiestas durante el fin de semana al inicio de la pandemia, actualmente solo se registran 100. Pero la movilidad en la Capital del Estado, sobre todo en la vida nocturna, se mantiene con regularidad.

En el marco de las festividades del D铆a de la Independencia de Estados Unidos, el Ayuntamiento de Mexicali orden贸 ampliar el Operativo Garitas a partir el jueves 2 de julio, con la finalidad de evitar el ingreso de personas provenientes de la Uni贸n Americana o de Sonora con s铆ntomas del nuevo coronavirus a Mexicali.

De igual forma, los oficiales en los retenes tambi茅n revisan que conductores y copilotos usen cubre bocas y no excedan el n煤mero de bebidas embriagantes que pueden llevar por persona, lo que ha generado inconformidad en diversos sectores.

Durante el periodo de aislamiento, el gobierno municipal ha asegurado m谩s de 10 mil latas de cerveza, 2 mil de estas incautadas durante el 煤ltimo fin de semana de junio. Se espera que la cifra aumente de forma considerable durante el fin de semana del 4 de julio. Eduardo Villa Lugo

Autor(a)

Redacci贸n Zeta
Redacci贸n Zeta
Isabel Mercado Isabel Mercado Isabel 34 isamer30@hotmail.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas