16.3 C
Tijuana
miércoles, junio 19, 2024
Publicidad

En México la pandemia sigue indomable, pero AMLO tiene otros datos

El 26 de abril, con 14 mil 677 contagios y mil 351 decesos registrados a causa de COVID-19 en el país, el Presidente de México afirmó: “Vamos bien, porque se ha podido domar la epidemia en vez de que se disparara, como ha sucedido, desgraciadamente, en otras partes”. En junio, con más de 100 mil casos y casi 12 mil muertes a causa del coronavirus en México, Andrés Manuel López Obrador continúa con su afirmación de que “se seguirá domando la pandemia”

 


Publicidad


 

Con mil 092 decesos en 24 horas, el miércoles 3 de junio México registró más muertes a causa de SARS-CoV-2 (COVID-19) que en cualquier otro día desde que comenzó la pandemia, y más del doble que una jornada antes. El máximo previo, 501 fallecimientos, se había anunciado una semana atrás.

En total, el país  ha registrado 11 mil 729 muertes relacionadas con el coronavirus, por lo que México ocupa el séptimo lugar de fallecimientos en el mundo, por encima de Alemania, Bélgica, Canadá y Holanda.


Publicidad

 


Las autoridades federales identificaron también 3 mil 912 nuevos casos de personas infectadas con COVID-19, otro récord, y el segundo día consecutivo en que México tuvo su mayor aumento diario de nuevos casos.

En total, México ha registrado 101 mil 238 casos, convirtiéndose  en el decimocuarto país del mundo en superar los 100 mil casos, según el recuento de la estadounidense de la Universidad Johns Hopkins.

Además, México se colocó como el país con más muertes por COVID-19 registradas en un día, seguido de Estados Unidos (987) y Brasil (839), acorde con una medición de la firma TResearch, que encontró que la República Mexicana es de los países de América que realiza menos pruebas de coronavirus (229 por cada 100 mil habitantes).

A pesar de estas cifras, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se mantiene firme en su postura de que la pandemia “se continuará domando”, al señalar que los mil 092 fallecimientos a causa del coronavirus reportados el miércoles 3 de junio, fue un número elevado, debido a que hubo una “actualización” en los registros, por lo que pidió que “no haya psicosis, miedo o temor. No hagamos caso al amarilismo”.

Además, “esto seguramente generó preocupación en el país porque pasó de 500 fallecidos de un día a otro a mil fallecidos. Ayer, de acuerdo con esta información, fue el día con más fallecidos por la pandemia”, indicó el mandatario nacional durante su conferencia de prensa matutina.

“Quiero informarle a todo el pueblo de México que esto ocurrió porque se hizo un ajuste en defunciones que se habían presentado con anterioridad y no se habían registrado o no se habían dictaminado. Se hizo un proceso de actualización, pero no significa que fallecieron en un día. Hubo un ajuste de defunciones que no se habían registrado o no se habían dictaminado. Ayer hubo menos fallecidos que los mil registrados”, declaró el Ejecutivo federal  desde Palenque, Chiapas.

“Lo podemos observar en el Valle de México, que es donde tenemos más afectación por la pandemia. Lo hago para que no nos alarmemos, sino para que se conozca la realidad. No se trata de relajar la disciplina, sino de seguirnos cuidando”, añadió.

El político tabasqueño presentó una tabla comparativa de fallecimientos por número de habitantes, en la que resaltó que Bélgica tiene nueve veces más muertes por coronavirus con respecto a México.

“Nuestro país ocupa, de un total de 30, el lugar 18 de los países con mayor número de defunciones por COVID-19 al 3 de junio”, dijo, para luego pedir a los “medios amarillistas” dejar de actuar de manera alarmista e irresponsable. “Se necesita de profesionalismo, independientemente de nuestras ideologías políticas”, sugirió.

FOTO: ANDREA MURCIA/CUARTOSCURO.COM

“Para que no nos alarmemos, para informar, no se trata de relajar la disciplina, se trata de seguirnos cuidando, de seguir manteniendo la sana distancia, pero que no haya psicosis, miedo, temor, que al mismo tiempo no se haga caso al amarillismo Vamos a seguir domando la pandemia. Tenía tiempo que no había un secretario de Salud como el doctor Jorge Alcocer (Varela), que es un científico, un Premio Nacional de Ciencias. Hubo tiempos en que (los secretarios de Salud) eran abogados, economistas, ahora es un investigador del más alto nivel. El subsecretario Hugo López-Gatell, lo mismo, un experto, un especialista. La conducción para enfrentar la pandemia quedó en manos de ellos, no fueron los políticos los que decidieron sobre qué hacer, todas las etapas la fueron diseñando ellos, nos ajustamos a sus recomendaciones y ha funcionado, pero lo más importante es el comportamiento del pueblo de México”, argumentó el mandatario nacional, para después agregar:

“Aquí no se impone nada, todo es por voluntad de la gente, y como hay buena relación entre el pueblo y gobierno, sin toques de queda, la gente escucha y está atenta, se ha portado muy bien, de manera responsable; por eso tenemos que ir cuidando que no se extienda tanto el confinamiento, tenemos que ir poco a poco caminando hacia la nueva normalidad porque ya son muchos días y la gente ha hecho un gran sacrificio”.

De manera constante, el  titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud federal, Hugo López-Gatell, ha repetido que la gran mayoría de las muertes registradas cada día en México, no ocurrieron el día en que se reportaron.

En la conferencia vespertina,, explicó que los decesos que se reportan cada día tienen fechas anteriores de ocurrencia. “Las (muertes) que se reportan este 3 de junio, tienen fechas de ocurrencia en los últimos 20 o 25 días, por un lento proceder en el registro”, expuso.

Los registros de casos y fallecimientos de COVID-19 se toman a partir de lo reportado por las instituciones de salud que los atienden, como hospitales y clínicas de la Secretaría de Salud, IMSS, ISSSTE, Pemex, Sedena, Secretaría de Marina y nosocomios privados.

Asimismo, los diversos gobiernos estatales también deben pasar dicho reporte a las autoridades sanitarias federales.

Después de la conferencia vespertina del miércoles 3 de junio, para dar el informe técnico diario de la evolución de la epidemia en México, el subsecretario federal de Salud mandó un mensaje a través de su cuenta en la red social Twitter, en el que solicitó a la población hacer caso a autoridades locales y no salir a la calle, ante el máximo riesgo de contagio.

“Llamo a la población a respetar las indicaciones de las autoridades estatales. En este momento el país está en semáforo rojo; existe el máximo riesgo de contagio si se sale a la vía pública. Pedimos hacerlo solo cuando sea necesario y que no abran sitios de trabajo no esenciales”, tuiteó.

Ello a pesar de que solo habían pasado tres días de iniciada la llamada nueva normalidad y de la finalización de la Jornada Nacional de Sana Distancia, y de que su jefe, el Presidente López Obrador, estaba en plena gira por el Sureste del país.

El mismo día, pero por la mañana, el titular del Poder Ejecutivo federal aseguró  que el país no puede quedarse en la inmovilidad, por lo que deben reactivarse las actividades económicas, siguiendo todos los protocolos sanitarios.

Tres días antes, el Gobierno de México  dio por concluida la Jornada Nacional de Sana Distancia, dando paso a la nueva normalidad, que consiste en reabrir, de forma paulatina, actividades industriales como la minería, construcción y automotriz.

“Tenemos que abrirnos paso a pesar de los pesares, tenemos que ir hacia la nueva normalidad, y nueva normalidad significa reabrir las actividades económicas y culturales, reiniciar los trabajos en la industria de la construcción, con cuidado y siguiendo los protocolos. No podemos quedarnos todo el tiempo en la inmovilidad”, exhortó Andrés Manuel López Obrador  al dar el tercer banderazo a las obras del Tren Maya, ahora en su tramo 2, que correrá de Escárcega a Calkiní, Yucatán.

Pero el discurso del subsecretario federal de Prevención y Promoción de la Salud ya es diferente al de su jefe. “La curva epidémica está en un nivel muy alto, se ve una tendencia sostenida, a disminuir, como lo presentamos el lunes, pero la velocidad de reducción no es totalmente clara. El descenso suele ser más lento que la subida”, señaló el funcionario durante la conferencia de prensa vespertina del martes 2 de junio.

El funcionario reconoció que es posible que en la actualidad la población se encuentre cansada y sofocada de quedarse en casa, sin embargo, pidió resistir un poco más y evitar salir a la calle para no tener más contagios del coronavirus.

FOTO: FERNANDO CARRANZA GARCIA / CUARTOSCURO.COM

 

OPS ADVIERTE A MÉXICO QUE REABRIR ECONOMÍA PODRÍA ACELERAR TRANSMISIÓN DE COVID-19

El martes 2 de junio, en videoconferencia de prensa, Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), pidió a los países latinoamericanos que “no abran demasiado rápido”, o podría haber un “resurgimiento” del coronavirus:

“Debemos ser cuidadosos. No abran demasiado rápido, o corren el riesgo de un resurgimiento del COVID-19, que podría borrar la ventaja obtenida en los últimos meses. Consideren un enfoque geográfico para el bloqueo y apertura basado en la transmisión en entornos locales específicos”.

Se expresó así tras mostrarse preocupada por el creciente número de contagios que se reportan en América Latina, ya el número de nuevos casos contabilizados en la región durante la semana pasada representó más de un tercio del aumento total en todo el planeta.

“En un país como México seguro que hay muchas diferencias y eso se tiene que tomar en cuenta, no hay una fórmula mágica, pero si la transmisión todavía sigue creciendo, es un indicativo de que no se debe empezar a abrir la actividad económica de manera inmediata, porque sí puede significar que la transmisión se va a acelerar todavía más”, alertó por su parte Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS.

Agregó que aunque en el caso de México hay diferencias en cada Estado, incluso “en áreas rojas”, hay personas en las calles, lo que conlleva a que el gobierno incremente las medidas de apoyo para las personas en condiciones de pobreza, así como desigualdad social y económica, que no pueden aplicar las medidas de distanciamiento social.

Barbosa señaló que pese a que el gobierno mexicano “está haciendo esfuerzo por ampliar las medidas de pruebas e incluso habilitó más laboratorios incluso privados”, es necesario incrementar la aplicación de pruebas “para proteger al personal de salud y detectar los casos sospechosos y poder seguir el camino del virus para disminuir la transmisión”.

Por su parte, Michael Ryan, director de Emergencias Médicas de la Organización Mundial de la Salud, advirtió el lunes 1 de junio que América Latina es ahora “la zona roja” de transmisión del coronavirus y la situación “está lejos de ser estable”, ya que “no creo que en absoluto hayamos alcanzado el punto álgido de la transmisión”.

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Carlos Álvarez Carlos Álvarez carlos A 1008 carlosalvarezacapulco@gmail.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas