FGE asegura bienes de cervecería Insurgente; dueños acusan de hostigamiento a autoridades

Foto y video: cortesía
 
Destacados domingo, 2 febrero, 2020 04:47 PM

La Fiscalía General del Estado aseguró los bienes inmuebles de Cervecería Insurgente por delitos contra el medio ambiente, al emitir gases contaminantes y no cumplir con la normativa sanitaria vigente.

De acuerdo con información otorgada por la dependencia a ZETA, el 30 de enero pasado, la dependencia recibió una denuncia por delito contra el medio ambiente, derivada de una visita previa por personal de la Cofepris.

“Al ingresar a la negociación inmediatamente se observaron varios recipientes de plástico color azul conteniendo residuos orgánicos totalmente expuestos, de los cuales se desprendía un olor fétido, asimismo se encuentran unos contenedores metálicos de los cuales se derramaba un líquido no identificado formando estancamiento”, indicó la FGE. Por ello, se abrió una carpeta de investigación en la Unidad de Delitos Patrimoniales.

Al día siguiente, el 31 de enero, agentes del área de Patrimoniales de la Agencia Estatal de Investigación, se trasladaron a la cervecería ubicada en la calle Juan Cordero, de la Zona Río Tijuana. Los agentes recabaron información al entrevistar al personal del establecimiento y aseguraron el inmueble.

En su oportunidad, Iván Morales, uno de los dueños del establecimiento, dijo desconocer lo que implica el aseguramiento de sus bienes; sin embargo, recalcó que son mentiras que pretenden justificar el actuar de la autoridad.

“Dicen que liberamos gases dañinos hacia la atmósfera, que para empezar no es cierto; y dos: ni siquiera ingresaron a la cervecería como para saber eso”, aseveró.

Agregó que cada año hacen un estudio, por parte de los particulares, sobre las emociones de la caldera y las autoridades siempre se quedan con un reporte.

“Sobre lo que dicen acerca de materia orgánica, es la malta que se desecha en el proceso de hacer cerveza en cualquier cervecería del mundo. Esa malta se la damos a un señor que tiene un rancho en Rosarito, que se lo da a su ganado y a sus animales, pero como nos fueron a clausurar el lunes (27 de enero), y él llegó el martes, pues no pudo pasar por la malta”, afirmó.

Asimismo, el empresario calificó de “vil mentira” el señalamiento de la autoridad en el sentido de que tiran malta a la tubería; ya que, dijo, “la malta la pasa a recoger este señor del rancho. Nosotros solamente tiramos agua en el drenaje, están inventando cosas”.

Morales destacó que se están asesorando legalmente para contrarrestar el hostigamiento del que están siendo objeto por parte del Ayuntamiento de Tijuana y del gobierno estatal, sólo para beneficiar a Alberto Bonilla, hermano del gobernador Jaime Bonilla Valdez.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio