Evo Morales protegió al “Chapito”, y hasta le dio credencial de la Asamblea Legislativa: ministro boliviano


 
Destacados lunes, 25 noviembre, 2019 05:54 PM

Iván Guzmán Salazar, alias “El Chapito”, hijo del capo Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, “El Chapo”, ex líder del Cártel de Sinaloa, recibió protección del ex presidente boliviano Evo Morales Ayma, según lo aseguró el ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Carlos Murillo Prijic.

En declaraciones al diario local El Deber, resaltó que la administración de Morales Ayma protegió en 2015 a “El Chapito”, quien estudió pilotaje de aviones en Santa Cruz de la Sierra y gozaba de una credencial para ingresar a la Asamblea Legislativa.

El funcionario federal boliviano afirmó que hay narcotraficantes de México y Brasil que operan en su país, y que la región de Chapare, identificada con Morales Ayma -asilado en México-, maneja mil 500 millones de dólares al año.

“El otro día hemos encontrado credenciales de la Asamblea Legislativa Plurinacional a nombre del hijo de ‘El Chapo’ Guzmán. Las credenciales son permisos provisionales para ingresar a la Asamblea. El hijo del líder del Cártel de Sinaloa estuvo en Santa Cruz, vino a estudiar pilotaje, luego desapareció”, indicó el ministro de la presidenta interina Jeanine Añez Chávez.

Además, Murillo Prijic informó que hay 16 solicitudes de extradición desde Brasil por cargos de narcotráfico, las cuales fueron ignoradas por la Cancillería al mando de Morales Ayma. “Quiere decir que había un Gobierno que protegía al narcotráfico. Poco a poco se van a ir cayendo todas las máscaras”, añadió.

“Cualquier terrorista debe pasar el resto de su vida en la cárcel, cualquier terrorista, Evo Morales o quien sea. No se trata de si sos un ex presidente, o blanco o negro o un campesino”, indicó el ministro de Gobierno bolivano, opositor del ex mandatario asilado en México.

Además, Murillo Prijic agregó que los acontecimientos registrados en las últimas semanas en Bolivia, se debe a la “desesperación” de los narcotraficantes instigados por el ex presidente a salir a las calles para defender su negocio.

“Todos los movimientos se están dando, primero por desinformación a la gente de que les van a quitar su cato de coca, su casa, es un gran detonante para que la gente salga a bloquear y la platita sale del narcotráfico y terrorismo, liderados por Evo Morales”, aseguró el funcionario federal boliviano.

El ministro validó una imagen difundida en internet que muestra el supuesto documento que tiene el nombre de “Iván Archivaldo Guzmán Salazar”, permitiéndole ingresar al recinto legislativo del país sudamericano.

El supuesto documento tiene un número de pasaporte mexicano y estuvo vigente hasta el 30 de diciembre de 2016. Sin embargo, Murillo Prijic no mencionó cómo es el hijo de “El Chapo” lo obtuvo, ni cuánto tiempo permaneció en ese país andino.

En 2015, el entonces ministro de Gobierno boliviano, José Hugo Moldiz Mercado, informó que Jesús Alfredo Guzmán Salazar, “El Alfredillo”, otro hijo del capo sinaloense, viajó a Santa Cruz en 2011, donde asistió a una escuela de aviación y se reunió con miembros de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) “para hacer negocios”.

Iván Archivaldo, de 36 años de edad, es uno de los cuatro hijos que “El Chapo” tuvo con Alejandrina María Salazar Hernández, primera esposa del capo. “El Chapito” fue detenido en 2005 en Zapopan, Jalisco, y recluido en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) Número 1, La Palma, por presunto lavado de dinero.

La entonces Procuraduría General de la República (PGR) señaló que “el juez consideró que los hechos que se sometieron a su consideración configuraban la probable responsabilidad de Iván Archivaldo en la comisión del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita en las modalidades de adquirir, depositar e invertir por sí mismo e interpósita persona”.

En 2008, el Poder Judicial de la Federación (PJF) lo dejó en libertad, porque la PGR no pudo acreditar que fuera parte de la estructura del Cártel de Sinaloa. Después se supo que el magistrado Jesús Guadalupe Luna Altamirano fue suspendido de su cargo, por “inusuales movimientos bancarios por casi tres millones de pesos, algunos de ellos en dólares americanos”, tras calificar como infundadas las acusaciones de la Procuraduría, por diferentes delitos, contra “El Chapito”.

El 15 de agosto del 2016, Iván Archivaldo Guzmán Salazar fue secuestrado junto con su hermano Jesús Alfredo, por presuntos miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), quienes los privaron de su libertad en el restaurante La Leche, en Puerto Vallarta, Jalisco.

Iván Archivaldo Guzmán Salazar estuvo detrás de los ataques armados a las fuerzas de seguridad en Culiacán, Sinaloa, que condujeron a la liberación de su hermano menor, Ovidio Guzmán López, el pasado 18 de octubre, tras un fallido operativo federal.

Según Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), “El Chapito” jugó un papel clave en la ola de violencia y pánico desatada en la capital sinaloense a raíz de la captura de su pariente. “[Iván] fue uno de los promotores de la movilización de diversos integrantes de la organización criminal en Culiacán”, enfatizó el funcionario federal.

La Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) acusó a “El Chapito” de introducir grandes cantidades de cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana a territorio estadounidense, a través de vehículos, camiones, embarcaciones y túneles.

Guzmán Salazar, también conocido con los alias de “Alejandro Cárdenas Salazar”, “César”, “Jorge”, o “Luis”, es señalado por el Gobierno estadounidense de haber lavado dinero obtenido por el trasiego de droga.

La Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro de EE.UU. (OFAC, por sus siglas en inglés), informó que Iván Archivaldo y otro de los hijos de “El Chapo”, Ovidio Guzmán López, alias “El Ratón”, son parte activa de la red de narcotráfico del Cártel de Sinaloa.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio