El T-MEC pasaría hasta el 2020, adelanta Nancy Pelosi


 
Destacados viernes, 1 noviembre, 2019 12:39 PM

La presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, afirmó este viernes 1 de noviembre, que no descartaría que la votación del Congreso de EE.UU. sobre el acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC) pase para el próximo año, sin embargo, la legislador sostuvo que espera que pueda darse antes.

“Nos estamos encaminando hacia el sí, y creo que cada día estamos más cerca de un acuerdo […] Me gustaría hacerlo tan pronto como esté listo. No lo descartaría el año que viene, pero espero que podamos hacerlo antes”, indicó la política demócrata, quien abundó que están cerca de finalizar últimos detalles del acuerdo comercial con el Gobierno encabezado por Donald Trump.

Ayer, Pelosi aseguró calificó al TMEC como el acuerdo comercial más fácil que hayan logrado y aseguró que el proceso no se verá influenciado por el proceso de investigación para un juicio político a Trump. Asimismo, Jesús Seade Kuri, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), aseguró que la legisladora demócrata se mostró optimista con el avance.

“Tuvimos una breve charla y ella me transmitió de forma rápida un mensaje positivo: Esperamos que estos procedimientos lleguen a una conclusión pronta”, informó Seade Kuri durante una rueda de prensa llevada a cabo en la Embajada de México en Estados Unidos.

Según el medio especializado Bloomberg, a principios de este año, Pelosi designó un grupo de demócratas para negociar cambios al acuerdo con el Representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, centrándose en particular en el fortalecimiento de las disposiciones laborales y de aplicación.

El presidente de Medios y Árbitrios de la Cámara, Richard Neal, quien lidera el grupo de trabajo demócrata, dijo esta misma semana, que ambas partes hicieron un progreso significativo. También llamó al presidente de AFL-CIO Richard Trumka, Lighthizer y el personal del comité, a reunirse pronto para resolver las diferencias pendientes.

Por su parte, Trump se reunió esta semana con legisladores progresistas y les dijo que no se apresuraran a votar. Al mismo tiempo, el presidente estadounidense indicó que los negociadores se están acercando a la línea de meta.

“Puedo decir honestamente que creo que cada día estamos más cerca [… ] El tema es si hay una forma de aplicarlo. Nos sentimos muy bien sobre la posibilidad de que así sea. Aún no lo logramos porque no están las garantías de aplicación que debemos tener. Si bien hay algunas cosas buenas en el proyecto, sólo será una lista de cosas buenas si no se pueden aplicar”, dijo Pelosi el pasado 17 de octubre, durante su conferencia de prensa semanal.

Antes, el 8 de octubre, el presidente Andrés Manuel López Obrador desayunó con un grupo de legisladores de Estados Unidos, para tratar el tema de la ratificación del Tratado México-Estados Unidos-Canadá. Al salir de dicha reunión, Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), aseveró que las próximas tres semanas eran decisivas para la ratificación del T-MEC.

El canciller mexicano indicó que la delegación mexicana explicó temas técnicos a los legisladores del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara baja estadounidense -encabezado por el demócrata Richard Neal-, encargados de aprobar primero el acuerdo comercial, quienes solicitaron la reunión porque no tenían claro cómo se está implementando la reforma laboral en México.

“No lo entendían porque el Presupuesto de Egresos de la Federación [PEF 2020] es muy difícil de leer, entonces pensaban que el presupuesto para la reforma es sólo lo que tenía la Secretaría de Trabajo, ya se les explicó que va a intervenir el Poder Judicial y que el próximo año va a entrar la reforma laboral a 10 entidades federativas, que cada una tendrá su presupuesto para ello”, detalló Ebrard Casubón.

“Segundo, el tema de los amparos, que si la ley está en peligro de ser interrumpida, pero ya se les explicó la naturaleza de los amparos que en Estados Unidos no existen […] Informó la Secretaría de Trabajo que más de los 400 amparos que se habían promovido ya fueron desechados o no tuvieron éxito, como 117, y hay otros tantos que ya se desecharon por falta de elementos, y aunque sí se gane un amparo aplica para el que lo promovió, no se suspende toda la ley”, abundó el canciller.

Ebrard Casaubón afirmó que se comprometieron a enviar un documento la próxima semana, a Washington D.C., detallando todos los temas tratados en la reunión bilateral, misma que calificó de “efectiva”, para luego aseverar que el presidente López Obrador es quien personalmente ha estado trabajando por promover la ratificación del T-MEC en EE.UU.

“El presidente lo que les dijo en síntesis fue que una de las causas principales de la 4T es cambiar las condiciones laborales, es decir, que el desarrollo de México no va a depender de bajos salarios […] México, su futuro va a estar más en el objetivo en que la productividad y los salarios vayan de la mano, por lo tanto, hay una gran afinidad porque son personas que defienden a los trabajadores”, señaló el canciller.

En el desayuno con el presidente estuvieron presentes: Ebrard Casaubon; además de Arturo Herrera Gutiérrez, secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP); Luisa María Alcalde Luján, secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS); Jesús Seade Kuri, subsecretario para América del Norte de la SRE, y, Martha Bárcena Coqui, embajadora de México en Estados Unidos.

Por parte de Estados Unidos estuvieron: Richard Neal, presidente del Comité de Medios y Adquisiciones; Cristopher Landau, embajador de Estados Unidos en México; Jimmy Gómez, miembro del Grupo de Trabajo sobre el T-MEC; Bill Pascrell, Dan Kildee, y, Jimmy Panetta, miembros del Comité de Medios y Procedimientos.

Ese mismo martes, el presidente López Obrador informó durante su conferencia de prensa matutina, que enviará una carta a la presidenta de la Cámara baja del Congreso estadounidense, Nancy Pelosi, para pedirle avalar el nuevo Tratado México-Estados Unidos-Canadá.

“Voy además a enviar una carta a la legisladora, a la dirigente del grupo parlamentario de los representantes de EU, a la señora Pelosi. Voy a enviarle una carta el día de hoy fijando una postura, pidiéndole su contribución y apoyo para que la Cámara de Representantes, la Cámara de Diputados, apruebe el Tratado”, reveló el mandatario nacional.

Asimismo, el titular del Poder Ejecutivo Federal mexicano, advirtió que a pesar de que el tratado será beneficioso para los Gobiernos, estos son libres de tomar la decisión que más les convenga, sin embargo, su Administración pediría un rápido aval para que no se “mezcle” y “contamine” con la próxima elección presidencial de 2020 en EE.UU.

“Y también pedirle, de manera respetuosa, se procure una aprobación pronta para que este importante asunto, que es todo un acontecimiento para favorecer la economía de los tres países, no se mezcle y contamine con el proceso electoral que se está llevando a cabo en Estados Unidos, en el cual, como en todos los procesos electorales se desatan pasiones que son propias de la democracia, y que este proceso electoral no retrase la aprobación del Tratado”, abundó el político tabasqueño.

El pasado 1 de octubre, Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), adelantó que antes de que termine el año el país tendrá la ratificación del Tratado México, Estados Unidos y Canadá y el desarrollo de un “gran” Programa Nacional de Infraestructura, con recursos públicos y privados.

“Antes de que termine el año esperemos la firma del tratado comercial [T-MEC], lo que dará certidumbre a los inversionistas. Además, vemos la posibilidad de conjuntar fondos públicos y privados para un gran plan de infraestructura”, aseguró Salazar Lomelín.

Ese mismo día, Gabriel Yorio González, subsecretario de la Secretaría Hacienda y Crédito Público (SHCP), afirmó durante su comparecencia ante la Cámara de Diputados por el Paquete Económico de 2020, que la no ratificación del T-MEC es el mayor riesgo para la estabilidad económica de México a futuro.

“El gran riesgo de la zona, no solamente para México, es la falta de ratificación del nuevo Tratado de Libre Comercio”, advirtió el funcionario federal, quien abundó que muchos de los inversionistas interesados en Norteamérica están en una posición de esperar a que dichos temas se resuelvan.

El pasado 25 de septiembre Trump dudó de la ratificación en el Congreso de EE.UU. del T-MEC, al argumentar que los legisladores demócratas impulsan un proceso de destitución de su cargo. “No sé si alguna vez lo van a votar […] No creo que puedan hacer ningún trato”, dijo Trump, en el marco de un encuentro con el primer ministro japonés Shinzo Abe en Nueva York.

Sin embargo, el representante comercial estadounidense, Robert Lighthizer confió en que el Congreso de Estados Unidos aprobará el T-MEC, el cual sustituye al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), firmado en el año 1994.

El pasado 19 de junio Trump felicitó a su homólogo mexicano por la ratificación del T-MEC en el Senado de la República de México. A través de su cuenta en la red social Twitter, el mandatario estadounidense resaltó el gran margen de votación a favor que recibió por parte de los legisladores mexicanos en la Cámara alta el acuerdo comercial.

En el mismo tuit, Trump insistió en que es tiempo en que el Congreso de su país también apruebe el T-MEC. Ese mismo día, López Obrador celebró la ratificación del acuerdo comercial, el cual consideró como “una buena noticia” para el país.

A través de un video publicado en sus cuentas de las diversas redes sociales, el mandatario mexicano apuntó que el hecho de que el T-MEC haya sido ratificado por la mayoría de los senadores “significa que hay unidad y que estamos de acuerdo en fortalecer nuestras relaciones con Estados Unidos y Canadá“.

“Celebro mucho el que se haya ratificado este tratado, con todo respeto nos adelantamos a Canadá y Estados Unidos. Volvemos a reiterar nuestra determinación, nuestra convicción de mantener relaciones de amistad y de cooperación para el desarrollo con Canadá y EE.UU., queremos la integración de nuestros pueblos, de nuestra América”, señaló López Obrador.

“Estamos decidiendo por el libre comercio, no hay ninguna duda. Hacía falta esta ratificación como también hacía falta un complemento, el que cambiara la política económica como está sucediendo”, indicó el presidente.

“Significa inversión extranjera en México, empleos, tener garantizado el comercio de las mercancías que producimos en EE.UU., con el complemento de que haya bienestar en nuestro país, de que haya justicia. Es el equilibrio, crecimiento con bienestar, progreso con justicia”, abundó López Obrador.

El mismo 19 de junio de este año, con 114 votos a favor, 4 en contra y tres abstenciones, y en sesión extraordinaria, el pleno del Senado de la República aprobó el T-MEC, así como sus seis acuerdos paralelos. Canadá, EE.UU. y México firmaron el nuevo tratado en noviembre de 2018, cuando Enrique Peña Nieto todavía era presidente.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio