¿Vale la pena que las mujeres se aumenten los pechos?

Foto: Internet
 
Opinionez lunes, 21 octubre, 2019 12:00 PM

Conzultoría Matrimonial y Familiar

 

 

 

Antes creía que casi todas las mujeres querían ponerse implantes de pechos, sobre todo para verse -según ellas- más atractivas. Si bien es cierto que es una creencia muy popular, la verdad de las cosas es que no es así, ya que con el tiempo me di cuenta que un gran porcentaje quería hacerlo por necesidad, principalmente después de una extirpación de seno por causas de cáncer (única posibilidad de salvarse de la muerte o alguna otra enfermedad).

Bueno, y si esa mayoría que yo creía que deseaba hacerlo era para verse más atractivas, obviamente me refería a aquellas que la naturaleza no les fue pródiga; es decir, sus pechos -para ellas- lucían muy pequeños, y más por las burlas de sus compañeras de escuela. Y como nunca estamos conformes de cómo somos, las de pechos chiquitos quieren tenerlos grandes y las grandes desean tenerlas más chicas, pero en fin.

Sin embargo, todo se complementa con la moda o se quiere complementar así: la moda es la que las hace desear hacerse cambios, principalmente en sus pechos. En la Edad Media, las mujeres, lo poco o mucho que tuvieran de pecho, los hacían lucir, llegando el escote hasta el nacimiento del aureola de sus pezones; pero eso sí, con sus vestido o faldas casi arrastrando las bastillas. ¡Ay de aquella en que se les viera sus tobillos! No se diga sus piernas. Luego, con el tiempo y hasta el siglo pasado, lo importante era lucir sus piernas y los pechos más cubiertos (pero queriendo tenerlos más grandes); después vino la moda de nuevo y empiezan a salir las minifaldas y a enseñar todo, o casi todo, y de los pechos sin cambios. Más adelante, la moda fue cambiando aceleradamente y ya no eran cambios de épocas del tiempo, sino de temporadas, hasta que llegó a haber cambios casi cada año.

Y como dice el dicho, “la moda lo que se acomoda”. En otras palabras, de acuerdo a su cuerpo adaptarse a la misma; pero muchas siguieron insistiendo en que lo que no se les acomodara, hacerlo ficticiamente, y es cuando viene el boom de agrandarse los pechos. Y a verse más bellas -según ellas- poniéndose implantes, pensado que con ello se iban a ver más bonitas o si se consideraban feas; pero las que no podían, continuaban sufriendo su viacrucis. Por lo que es cierto aquello que dice: no hay mujeres feas, sino que no hay presupuesto.

Lo que gran porcentaje de mujeres de pechos pequeños no se han dado cuenta, es que sus pechos son hermosos de acuerdo a su cuerpo: se aprecian más femeninas, lucen más; si no vean modelos, artistas. Ven alguna con pechos grandes: hay pocas, pero muy pocas y que también se ven preciosas; asimismo tomen en cuenta a su pareja: ya puesto el implante, la textura de sus pechos se vuelve algo dura, se acabó lo suavecito para sus besitos.

Por otro lado, existen estudios que establecen que es altamente desaconsejable que personas que reúnan alguna de las siguientes características se sometan a una intervención de este tipo (inestabilidad psicológica): personas con depresión, trastornos del comportamiento alimentario, etc. En definitiva, personas que quieren mejorar su autoestima transformando su apariencia, lo cual no serviría apenas de nada.

Respuesta a demandas o comentarios externos: ¿Te acompleja la mirada de los hombres? ¿Tu pareja te ha manifestado que le gustaría que tuvieras más pecho? Hay muchos motivos que pueden vulnerar tu autoestima y hacer que te plantees un aumento de pecho. ¡Pero…! es muy importante distinguir entre tus deseos y los de los demás, ya que una vez te hayas realizado la operación, será demasiado tarde para preguntarse “¿Esto es realmente lo que yo quería?”.

Los casos aconsejables de un aumento de pechos pueden variar dependiendo de la mujer: razones estéticas (aumentarse el pecho después de una pérdida de peso importante, reequilibrar los pechos de tallas diferentes, mejorar el aspecto y la talla de un pecho excesivamente plano, etc.), reconstrucciones (implantes quirúrgicos tras sufrir un cáncer de mama, por ejemplo), entre otras.

Como siempre agradeciendo sus consultas y comentarios al correo: [email protected]

 

El Licenciado Roberto Bautista reside en Tijuana, B.C.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio